1.041 días, 1.041 clásicos

Diego Speratti
IMG_8480slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_8506

Todavía andaba tarareando Summer In Siam por ese no lugar que es Puerto Madero, cuando unos extraños aullidos humanoides rompieron la calma y desviaron mi marcha ciclística rodeando al mersún Hotel Faena.

Estamos en días del festival musical Lollapalooza y muchos hoteles de la zona reciben a los artistas en sus mejores habitaciones y a los groupies a sus pies, haciendo puerta, al calor del fin del verano, y esperando horas para tener un mínimo contacto visual con sus ídolos.

IMG_8478

IMG_8490

Es difícil encontrarle una identidad al barrio más joven de la ciudad, saber a que país de que continente pertenece todo eso, una sensación potenciada por la extraña situación que allí estaba sucediendo. Del garaje del hotel salía una van y los fans del artista se abalanzaban sobre la caravana. Cientos de celulares disparando vaya a saber a qué, empujones, caídas, gritos, corridas y el final de la escena con chicas realmente desencajadas en llanto por haber visto pasar a su ídolo a bordo de un transporte oscuro, con vidrios más oscuros.

Eminem creció en la zona de 8 Mile, los suburbios empobrecidos y violentos de Detroit, y ahora su caravana divide en dos un pequeño río de gente que lo aclama a las puertas de un hotel que queda en Buenos Aires, pero bien podría estar en algún lugar de Detroit, el día en que el downtown de motortown recupere algo de vida y salga de la crisis en la que naufraga hace décadas.

IMG_8483

200 metros más allá, hay un auto estacionado, construyendo otra escena sin lugar ni tiempo. Es el mismo auto al que Eminem le dedicó algunas rimas en su rola “Won´t Back Down” (Cadillac Sevilles, Coupe Devilles, brain dead rims, yeah stupid wheels…). El forastero entre máquinas más baqueanas es un DeVille Coupé de los años 1980-81, como el rapero blanco, originario de Detroit, pero curtiendo en estos tiempos las calles de Buenos Aires.

IMG_8486

IMG_8511

IMG_8508

IMG_8499

IMG_8497

IMG_8487_edited-1

IMG_8501_edited-1

IMG_8481

4 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis 20/03/2016 @ 5:10 pm

    Auto deprimente, hotel deprimente, barrio deprimente. Comentario de domingo a la tarde. Todo muy patético.

  2. MARIO 20/03/2016 @ 5:39 pm

    Y la Sra. se subio a la ranyer e intento incoroporarse al transito acelerando…. marcha atras….. Porque en las ciudades grandes hay tantas Sras. manejando camionetas utilitarias…?

  3. BER 23/04/2016 @ 10:41 pm

    IMPRESIONANTE CUPE, tuve la oportunidad de ver uno de estos en 4 puertas estacionado en un restaurante en una esquina de la calle Juan Paulier,en Mvdeo. en 2000.
    Entiendo que para algunos resulte deprimente, despues de todo su aspecto elegante no deja de ser a la vez funerario.

    Segun la tV CADILLAC, marca de viejecitas al volante, empresas funebres,politicos y mafiosos, norteamericanos, de la decada de los 60S 70sy 80s, y probablemente sea verdad.Depues de todo, es muy parctico ya que con ese maletero no tienen que hacer mas de 1 solo viaje, al momento de transportar la pala y los cabos sueltos.

    Tengo entendido , que en USA y alrededores dichos vehiculos en su epoca , ya gozando de la mala fama de sus propietarios, resultaban un iman para atraer mujeres y el obvio descenlace, sexo.

    Otras anecdotas, hablan de que segun revelaciones de los propios mafiosos , hechas 20 años despues.
    Una de las estrategias mas efectivas y menos conocidas para transportar droga, dentro de las ciudades grandes norteameicanas sin levantar sospechas, era usar esas mismas viejitas conductoras de Cadillacs, y demas vehiculos grandes a paso de tortuga.
    Motivo. La policia de transito JAMAS les hacian detenerse.

  4. BER 23/04/2016 @ 10:49 pm

    POR CIERTO. AL EJEMPLAR DE LA FOTO , SU ESTADO DE CONSERVACION ES INCREIBLE, SOLO LE FALTA LA INSIGNIA OBRE EL CAPOT, CUYO HUECO FUE CONVENIENTEMENTE TAPADO, PARA DEJAR UNA MEJOR TERMINACION.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*