1.044 días, 1.044 clásicos

vadeRetro
20160402_122402
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

20160402_122356

Como les contábamos en los post del Cadillac Deville Convertible 1968 y el Dodge Coronet convertible 1966 todo vale a la hora de bajar a la playa para los veraneantes en Punta del Este.

Hay quienes unen el hogar con la playa en vehículos más prosaicos como este VW Pingo que Jorge Sanguinetti encontró el fin de semana pasado en el balneario esteño.

20160402_122430

20160402_122500

El Pingo fue la versión uruguaya del VW Tipo 181, proyectado a mediados de los años setenta por el representante de la marca en la República Oriental, Julio César Lestido, para competir con el Citroën Mehari. Al utilizar la plataforma y la mecánica del VW Escarabajo brasileño, la carrocería de fibra de vidrio era más angosta que la del VW Safari o “The Thing”, y sólo contaba con dos puertas.

20160402_122451

20160402_122441

20160402_122511

8 Comentarios, RSS

  1. enabe 06/04/2016 @ 11:36 am

    Atenti que tiene autor el diseño ¡ es de Marbadan que suele andar por aca.

  2. Gallego chico 06/04/2016 @ 12:06 pm

    Ta bueno, ta el Pingo. Mucho mejor que una cantidad de buggys y engendros similares a Garnufla’s.

  3. marbadan 06/04/2016 @ 9:42 pm

    DIEGO: HOY, MAS TEMPRANO VI LA FOTO y casi se me piantó un lágrimón…….recordando………parece que fue ayer, cuando aquel “BOTIJA” con apenas 22 años, que, sentado ante a un improvisado tablero de dibujo, inútilmente se esforzaba en volver con su cabeza (que había volado por la ventana que daba a la calle) en vano divague para combatir el tedio, que le generaba la tarea, asignada por un sádico jefe (hacer el plano de un soporte de motor) que no disimulaba el fastidio que le producía que ese chiquilín se metiera atrevidamente en las conversaciones de los jerarcas de la fábrica cuando discutían sobre soluciones para resolver dilemas constructivos y éstos lo escucharan opinar con atención. Cuando apenas dos meses antes sintió que tocaba el cielo con las manos al recibir la respuesta aceptando su solicitud laboral en la pequeña fábrica de automóviles nacionales GRUMET para trabajar como dibujante, entre otros menesteres; la fantasía de ser un diseñador automotríz en la República Oriental, dejaba de ser una quimera estratosférica, para acercarse un poco más a la Tierra.
    Ese día, mientras su vista se perdía en el infinito de la ventana de su nuevo empleo, a lomos de vaya uno a saber qué infinidad de divagues fierreros, vió parar enfrente de la fábrica un flamante camión Dodge color turqueza, con un toldo que cubría totalmente la caja e impedía ver lo que transportaba.
    En un rato algunos obreros instalaron una suerte de rampa por la que,hicieron salir un vehículo RARO, peculiar mezcla de “fuori strada”, kubelwagen y VW escarabajo. Con el primer pretexto que encontró (el BOTIJA) abandonó su puesto de trabajo y salió subrepticiamente tras los pasos del recién llegado, para, con famélica curiosidad fierrera, tratar de descubrir de que se trataba.
    Obviamente, la orden de trabajo no se hizo esperar, el inepto jefe escribió: A lo largo de la jornada, cada vez que no encuentre algo para hacer, por favor, dedíquese a calcular meticulosamente la superficie de la carrocería que acaba de ingresar a la fábrica (no tenía motor) procedente de la firma JULIO CESAR LESTIDO S.A. Fueron tres o cuatro meses en la tarea de sumar y restar áreas de cuartos de esfera, cilindros, trapecios y otros polígonos; en ese interín, el ingeniero SCHAICH director técnico de la fabrica le comentó que ese trabajo de cálculo de área, era necesario para estimar cantidad de fiver glass y resina polyester necesaria, a los efectos de realizar una estimación de costos de fabricación!!!!!! de una carrocería simil 181 (NO TENÍAN LA MENOR IDEA DE LO QUE DEBÍAN HACER); en J. Cesar Lestido tenían la idea de (visto el boom Mundial de la Meharí y en Uruguay también, porque a pesar de ser un mercado tan chico, que no alentaba a los fabricantes masivos a instalar sus plantas, este tipo de solución se adaptaba como anillo al dedo a nuestros requerimientos automotrices). El representante de VW pensó con razón: Si el Meharí, a pesar del modesto y aparentemente frágil 3Cv, era una bomba comercialmente hablando, ¿qué no sería, un homólogo del Meharí con mecánica VW?
    Ajeno a esa problemática el “BOTIJA” entre cálculos de áreas y volúmenes, dió rienda suelta a su pasión, comenzando a jugar con su fantasía, respaldado de su incipiente archivo, en el que, pese a su juventud, llevaba unos cuantos años coleccionando, libros y revistas de autos, con invalorable MATERIAL INFORMATIVO. Allí encontró la primera descripción del VW 181 (THE THING EN MEXICO).
    Llenando cuanto trozo de papel en blanco encontró con bocetos, croquis, garabatos indescifrables, etc. etc. En aquellos tiempos hacían furor, entre la gente, los buguis. Un día, se metió a mirar en un taller que fabricaban carrocerías de buguis. De ahí le surgió la idea de emplear el concepto constructivo del bugui, la carrocería de una sola pieza. Así, comenzó a fantasear con la idea de un bugui con apariencia exterior de VW 181. Esas ideas no fueron al tacho; cual diario íntimo, fueron una a una guardadas en una carpeta y depositadas en un cajón de su mesa de trabajo, en la fábrica. Dos años y pico largos de aquel comienzo y con el 181 devuelto a su propietario, sin saber más nada al respecto de la idea del jeep VW y harto de que no se tomaran, debidamente, en cuenta la mayoría de sus propuestas, plantó bandera y renunció a su trabajo en la fábrica GRUMET. Partiendo en busca de nuevos rumbos, con su diario íntimo bajo el brazo.
    Pasados unos días de su renuncia, se encontró con un viejo conocido, el mejor matricero de fibra que hubo en Uruguay, un cordobés llamado Juan Micolini, autor de la carrocería del Panhard 24 CT de fiver glass construido aquí. El maestro artesano le comentó que el proyecto VW 181 de FGlass, sin éxito, lo estaban dejando sin efecto en una firma de plaza (MONT-RAGO). En dicha empresa no dieron con la tecla y los prototipos realizados iban a ser destruidos. Entonces, el BOTIJA, volando, se apersonó (con su diario íntimo bajo el brazo) en la firma MONT-RAGO.
    A partir de ese momento, todo fue uno, la gente de MONT-RAGO y LESTIDO se juntaron para escuchar lo que el “BOTIJA” proponía y ellos comentaron que el principal inconveniente encontrado en el proyecto anterior, aparte del estructural, ya que las cuatro puertas complicaban la rigidéz de la solución de la carrocería de plástico, había estado en las diferentes cotas entre la mecánica del escarabajo, que era la que se podía usar y la del 181, cuya trocha era tres centímetros más ancha que la del escarabajo 1.300 brasilero. Ellos habían probado cortar la carrocería al medio quitándole los tres centímetros y el resultado resulto una “PORONGA” . El “BOTIJA” les mostró en sus apuntes cómo había resuelto el problema, sacándole un centímetro y medio al perímetro interior de cada uno de los cuatro guardabarros, que a su vez formaban una sola pieza con la carrocería y punto. Inmediatamente pusieron manos a la obra.
    Comienzo: febrero de 1973 el “BOTIJA” ya tenía largos 24 años y el arreglo fue: dos juegos de matricería completos y un prototipo funcionando. La producción la realizaría la firma DASUR S.A. fabricante de la carrocería de los MEHARÍ (PARADOJA).
    Solo faltaba ponerle al nuevo auto un nombre, las más altas planas venían exprimiendo sus gastadas molleras tratando de encontrar un lindo nombre, sin éxito. Cuando el “BOTIJA” les dijo que su proyecto desde el pique se había llamado PINGO. Se miraron asombrados y comenzaron repentinamente a saltar de alegría aclamando una vez más al “BOTIJA”.
    A todo esto JULIO CESAR LESTIDO estaba al borde de la quiebra y esperaba salvarse con el Pingo; entonces, como no tenían un mango partido a la mitad, importaron una partida de kits de escarabajos 1.3 para armar en su planta de NUEVA PALMIRA (Colonia); salieron a vender por adelantado los escarabajos (antes de armarlos). Para redondear la viveza, no tuvieron mejor idea, agarrar doce kits de mecánica para armar los Pingo y salir a venderlos. Hasta que alguién, caliente por que pagó por adelantado un escarabajo y no se lo entregaban nunca, denunció, en la COMISION DE DELITOS ECONÓMICOS, un organismo de la dictadura; los milicos fueron a la empresa agarraron a Lestido le hicieron submarino, lo dejaron un tiempo preso. LESTIDO S.A. QUEBRÓ, julio Cesar Lestido falleció, fruto de las que le hicieron los muchachos y el proyecto PINGO se convirtió EN MALA PALABRA.
    COLORÍN COLORADO ESTA PESADA HISTORIA TERMINÓ.

    • Rafael 22/05/2017 @ 2:48 pm

      Estimado ,Marbadan , muy buena su explicación , el pingo que figura en la foto se lo restaure para mi hija , y le quería comentar un pequeño detalle que lo va a sorprender esa carrocería es la numero 000 , supongo que seria el prototipo , tuve 2 mas que ya veni el numero 009 y el 011 , la verdad lo felicito por su creatividad a la hora de adaptarlo del KUBELWAGEN , saludos cordiales rafael

  4. Beppe Viola 07/04/2016 @ 8:21 am

    Excelente relato “dall’interno”….. es interesante conocer como laburaban los milicos, se ve que usaban el mismo “expertise” tambien para las diatribas del tipo comercial….
    Segun un sito USA, que encuentra este modelo una excelente propuesta, se habla de una docena de ejemplares producidos ademas de unos 60 kits de FV
    En otro blog de una isla espaniola del atlantico se habla de 12 ejemplares hechos en el ’74 y nada màs y(ademas muestra un sketch de la carroceria excelentemente dibujada por el autor)
    Al ver la cantidad de Pingos expuestos en sitos de compraventa pareceria ser que hay dando vueltas màs de 12….
    Cuantos se hicieron??
    En la Peninsula italica el 181 venia llamado “Pescaccia”, tenìa el chasis y motor del VW 1500 (no del escarabajo). Bicho incomodo, pesado, gastador y ruidoso, se vendieron muy pocos, la mayoria en lugares de montania ya que tenia una buena trasmisiòn con marchas reducidas, utiles para trepar… la paradoja es que en lugares de clima bastante frio el 181 no tenia techo y la calefacciòn era la tipica VW (o sea poca…) se vendian muy bien los kit Webasto (calefaccion accesoria que funcionaba quemando nafta)

  5. Javier M 08/04/2016 @ 4:02 pm

    El viejo y querido Pingo me pareció y me sigue pareciendo más atractivo que el buggy, ojo que me gustan los dos, y mucho.
    El de la nota está pero que muy bien, y tiene además el parabrisas abisagrado, me parece que no venían así.
    Aquí si hubo con motor 1500, lo que nos cuenta Don Marbadan aclara el tema de que la mayoría no tiene papeles como Pingo sinó como escarabajo.
    “Mala palabra” para los que no saben apreciarlo.
    Muchas gracias Don Marbadan por haberlo parido, salú!

  6. marbadan 08/04/2016 @ 9:09 pm

    POR NADA SRES. ME DA UN GRAN PLACER RECORDAR VIEJOS TIEMPOS.
    Don Javier: El auto que construimos como PROTOTIPO era sustancialmente distinto en su aspecto y terminaciones a los que hoy andan en la vuelta. MI PROPUESTA debió ser respaldada con la construcción de un prototipo, donde yo demostraría la viabilidad de todas mis ideas, en PRIMERA instancia; EN SEGUNDA instancia, ese auto, una vez probado extensamente, sería totalmente desarmado para realizar la matricería y todos los dispositivos necesarios para encarar la producción. Pero las dificultades económicas por las que atravesaba el cliente, enlentecieron, en forma desesperante, el avance normal del proyecto, llegando al extremo de que para compensar la lentitud de los trabajos por falta de mangos y que, en razón de eso, los plazos de entrega se extinguían, los últimos meses pasábamos, prácticamente las 24 horas del día en la fábrica, para compensar el atraso. Entonces, no sólo, no se pudo cumplir con finalizar el prototipo, para luego, construir las herramientas para fabricarlo, sino que todo, se hizo a la vez y al final el último que salió fue el prototipo.
    La memoria descriptiva expresaba todos los items, con los que estaría dotado el vehículo de serie; pero, primero la falta de conocimientos, la miopía y la estupidez conceptual de los ejecutivos que estaban llevando a la firma representante de VW a la ruina. En la hora de la debacle no tuvieron mejor idea, que en pro de un recorte presupuestal, amputar todo aquello que hacía la diferencia con respecto a los competidores como el MEHARI o el DESABRIDO INDIO; ARGUMENTANDO que ¿para qué un parabrisas rebatible? si el Indio o la Mehari no tenían; ¿para qué una capota plegable? SI el Indio tenía capota fija y barra anti-vuelco (ese sí era un ELEMENTO muy atractivo de seguridad). De esa manera fueron matando todos los detalles que convertían al PINGO en un vehículo atractivo, inclusive, con posibilidades de ser EXPORTADO.
    Finalmente, mientras yo estuve tutelando la construcción, nadie contradecía mis soluciones; pero los últimos, diez o quince, días de trabajo, se enfermó gravemente, mi viejo, falleciendo finalmente y francamente tuve que abandonar el Timón y ahí se hicieron todas la amputaciones que convirtieron al PINGO en un mamarracho más de la INDUSTRIA NACIONAL..
    Trabajamos denodadamente, para realizar un mecanismo sencillo para, que una persona pudiera, en segundos plegar la capota, SE TIRÓ A LA BASURA; las visagras del capot se construyeron con el agregado de las del parabrisas, de manera que éste pudiera plegarse encima del capot; el prototipo tenía otro tablero mucho más parecido al original (en lugar de ese infame enchastre símil cuero, que no pega ni con COLA en un vehículo de esas características; los asientos eran distintos, mucho más sencillos y lógicos. La forma de la capota y sus ventanillas, también eran distintas, como así también sus anclajes. Si el Meharí y el Indio llevaban VELCRO, ¿COMO NO IBA, EL PINGO LLEVAR VELCRO EN SUS CIERRES DE CAPOTA?
    Como no reinar el CAOS en esa empresa, si un chino que entró de peón en sección repuestos, en poquito TIEMPO (tiempo RECORD) se convirtió en su director general y por ende, quien mandara todo al infierno. LO QUE SÍ SUPO EL CHINO FUE PASARLA A CUERPO DE REY (durante su reinado).
    HISTORIA DESAGRADABLE, SI LAS HAY. PERO HISTORIA AL FIN.

  7. franco 07/08/2016 @ 10:28 pm

    Creo que este fin de semana compro uno restaurado, esta como el de la foto, restaurado color blanco, los señaleros delanteros los sacaron del guardabarro los colocaron en el foco de posicion.
    Cuesta lo mismo que un buggy pero es mas usable como auto, y es simpatico y original.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*