1.046 días, 1.046 clásicos

Diego Speratti
IMG_7788
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_7811

Los Food Trucks siguen en la cresta de la ola foodie porteña. Cada vez son más los furgones, camionetas, camiones, kombis o casas rodantes adaptados con todos los implementos necesarios para saciar el apetito de él, de ella, el tuyo, el mío, y el de los animales que viven como rémoras alrededor de ellos (no siempre éstos son perros…)

Las Sprinter, Ducato o Master, a esta altura, llaman poco la atención. Los viejos camiones Grumman Olson que prestaron servicio en los años noventa repartiendo lactal y otras panificaciones de Bimbo un poco más.

IMG_7789

IMG_7808

Pero sin duda lo más bizarro es toparse con distintas variantes del Rastrojero Frontal, que han aprovechado esta moda para redimir sus grises existencias.

Estos camiones frontales comenzó a producirlos en Argentina Borgward (B611), en el año 1960, y por esas cosas de las idas y vueltas industriales en Argentina también lo conocimos fabricado por IKA (Jeep Frontal), IME (Rastrojero Frontal O-68 y F-81) y hasta Massey-Ferguson (Ranquel Frontal), que cerró el ciclo a fines de los años noventa. 30 años de producción (varias veces interrumpida), poblaron de unidades tanto Diesel como nafteras nuestro país.

Si como agitaba Juanse, ya te estás agotando de tanto caminar y hace dos horas que andás detrás de un poco de Grass, a este Frontal lo podés encontrar todos los fines de semana en la feria de Food Trucks del Puerto de Olivos.

IMG_7814

IMG_7805_edited-1

IMG_7790

IMG_7816

IMG_7800

IMG_7791

IMG_7797

IMG_7801

IMG_7818

3 Comentarios, RSS

  1. Jet'nperna 15/04/2016 @ 9:29 am

    Esta moda de los Food Trucks, me recuerda a las canchas de Paddle de los 80, cada 5 cuadras había una….

  2. Güilbeis 15/04/2016 @ 3:33 pm

    Food truck también eran los que vendían pan Lactal, helados Laponia o el Fisherman Truck (del tano que vendía pescado) sólo que paraban para vender y después seguían. Nada nuevo, che.

  3. Alejandro Marino 16/04/2016 @ 12:07 pm

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*