1.195 días, 1.195 clásicos

Diego Speratti
IMG_0318
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_0339

18 de enero de 2020. Día rutero uniendo la capital de San Luis con los balnearios bonaerenses, y en parte gracias a la conducción semi-autónoma (control de velocidad crucero adaptativo, alerta de invasión de carril, etc.) del vehículo que ¿manejaba?, el movimiento a izquierda y derecha de la cabeza para escanear todo lo que hay en la periferia de la ruta me permitió detectar la presencia de un auto «raro» al costado del camino. Frenada intempestiva, y regreso para ver si esa cosa turquesa era, como creí en primer término, un Simca 1000, un Renault 8, o algún «fatto in casa»

Nada de eso. Era algo que pensaba que sólo existía en revistas, con el recuerdo en mente del test publicado en la revista Parabrisas de marzo de 1965 y firmado por Ronald Hansen, Guillermo Mártire y Emilio del Valle (se puede ver en la red gracias a la página Test del Ayer). Pero un De Carlo SL todavía respira en el desarmadero de tractores (sábado a la tarde, cerrado…) ubicado a un lado de la Ruta 226, a la altura de la ciudad de Bolívar.

IMG_0330

IMG_0329

El SL fue el canto de cisne de Metalmecánica S.A.I.C., que desde 1960 producía el 700 Glamour. Con el ánimo de renovar su oferta y de proponer un auto de mayor integración nacional, desarrolló puertas adentro de su planta de José C. Paz esta derivación que también utilizaba la mecánica (motor bicilíndrico BMW boxer horizontal, refrigerado por aire, 697 cc, 30 CV a 5.000 rpm, caja de cuarta), trenes rodantes (suspensiones independientes, a paralelogramo deformable adelante, con semiejes y resortes helicoidales atrás) y muchos componentes más del auto hecho bajo licencia de BMW. Sin embargo, la propuesta estética era única, creada localmente con dimensiones similares (3,70 metros de largo, 1,48 de ancho, y 1,39 de alto) a las del sedán 700 argentino/alemán.

La producción del SL se extendió apenas algo más de una temporada, pues se presentó por agosto de 1964 y para diciembre de 1965, Metalmecánica cerraba definitivamente su actividad industrial, luego de haber fabricado o ensamblado también las motocicletas Paperino, el De Carlo 600, el Minicar De Carlo y el De Carlo 1300, un Simca Ariane de cuatro cilindros construido bajo licencia francesa y en números tan reducidos como los del SL.

Fotos: Diego Speratti

IMG_0344

IMG_0337

IMG_0324

IMG_0333

IMG_0335

IMG_0325

6 Comentarios, RSS

  1. moncho 11/02/2020 @ 6:52 pm

    No me acordaba de este modelo de DE Carlo .Hace años que
    lo tenia olvidado en el desván de los recuerdos.
    Si de haberlo visto rodando en sus años de juventud.
    Se lo ve bastante entero , para devolverlo a la vida
    Ojala encuentre a su salvador
    estas notas nos hacen aflorar viejos y queridos
    recuerdos..

  2. Alejandro Marino 12/02/2020 @ 7:13 am

    Una joya.
    Durante mucho tiempo ( epocas pre-celular con camara) recuerdo otro ejemplar en «la Isla», ese recorte porteño entre el Albergue Warnes, el cementerio de la Chacarita y las vias del F.C. Urquiza.
    La vieja fabrica De Carlo en J.C. Paz fungia por el año 2000 como depòsito externo de Massalin Particulares
    (alli entregabamos cacao para aromatizar la mistura de fumos del cigarrillo del cowboy)
    Nota mental: alguna vez descular el verdadero origen del MInicar 220.
    Nota mental 2: acceder a los archivos judiciales y de aduana para verificar las andanzas de don De Carlo por los vericuetos del regimen automotriz en esos años locos

  3. danielc 12/02/2020 @ 10:39 am

    Eso hay que rescatarlo como sea, pero seguro el dueño del desarmadero pide el equivalente al valor de una RX7 o algo así. Otra pena.

  4. Ettore 12/02/2020 @ 8:59 pm

    Otro producto DeCarlo fue la moto Dec 100, motorizada por el Sachs ´98. Ojalá alguien se le anime a este SL, parte de la cascoteada industria nacional.

  5. marbadan 14/02/2020 @ 2:09 pm

    DATO: EL FRENTE DE ESE DECARLO (MUCHOS LO SABRÁN) ES (COMO DOS GOTAS DE AGUA) DESDE EL PARABRISAS, HACIA ADELANTE UN SIMCA MIL 1962. EN NUESTRO PAÍS LOS ARMÓ SANTA ROSA AUTOMOTORES, Y TODAVÍA QUEDA ALGUNO, PODRÍA USARSE COMO DONANTE……EN CASO QUE ALGÚN QUIJOTE DESEARE EMBARCARSE EN LA AVENTURA DE RESCATE……

  6. Federico 19/02/2020 @ 11:05 pm

    De Carlo! gracias a ellos los BMW se armaron en Uruguay, algun dia contare la historia.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*