10 momentos históricos de Toyota en el rally

vadeRetro
7. TOYOTA Celica Turbo 4WD World Rally Champions 1993slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

9. TOYOTA Corolla WRC Colonia

Toyota ha regresado esta temporada al Campeonato del Mundo de Rallys —World Rally Championship (WRC)—, tras 18 años de ausencia. Este fin de semana la actividad retorna luego del parate del verano europeo con el Rally de Cataluña, a disputarse sobre asfalto. La ocasión sirve para hacer un resumen de lo que va de la temporada y de la historia de la marca japonesa en este tipo de competencias.

En esta ‘temporada de aprendizaje’ el equipo Toyota en el WRC ya ha sumado dos victorias y tres podios: Jari-Matti Latvala consiguió la victoria en el Rally de Suecia y finalizó segundo en Montecarlo y Cerdeña, mientras que Esapekka Lappi se impuso en el Rally de Finlandia, donde Juho Hänninen fue tercero.

Tommi Mäkinen, Director del Toyota GAZOO Racing World Rally Team (WRT), asegura: “La gente no esperaba que Toyota lo hiciera tan bien el primer año. Estamos muy satisfechos con lo que llevamos de temporada. Ha sido un año previo tremendamente intenso de trabajo y desarrollo, y esta temporada nuestro objetivo es aprender”.

El expiloto finlandés tiene claro que el Yaris WRC con el que Toyota compite en el WRC tiene mucho potencial de desarrollo para el futuro. “En ello estamos centrando los esfuerzos. En 2018 estaremos preparados para luchar por el mundial, ese es nuestro objetivo”, añade Mäkinen.

7. TOYOTA Celica Turbo 4WD World Rally Champions 1993

7. Toyota Celica GT-Four_Carlos Sainz 02

En total, Toyota acumula cuatro títulos mundiales de pilotos y tres de constructores, obtenidos en casi tres décadas de competición. Y es que la historia de Toyota en el Mundial de Rallys está plagada de éxitos y momentos épicos. Entre 1972 y 1999 Toyota participó en un total de 121 pruebas del WRC, sumando 43 victorias, 144 podios, cuatro títulos de pilotos —Carlos Sainz en 1990 y 1992, Juha Kankkunen en 1993 y Didier Auriol en 1994— y tres de constructores, en 1993, 1994 y 1999.

Aquí repasamos 10 hitos de los más importantes de esa historia:

1. Toyota_Ove Andersson

1. El legado de Ove Andersson. El nuevo equipo oficial Toyota GAZOO Racing está capitaneado por el antiguo tetracampeón, y rival de Toyota en los años 90, Tommi Mäkinen, pero durante tres décadas el nombre de Toyota estuvo ligado al de otro piloto: Ove Andersson. El sueco convenció en los primeros años 70 a los directivos de Toyota de la importancia de tener un equipo compitiendo en rallys en Europa, organizando el primero de ellos, semioficial, con sede en el Viejo Continente (Andersson Motorsport). Derrotar a los Datsun 240Z con el Toyota Celica en el Rally RAC de 1972 fue el espaldarazo definitivo para la constitución del equipo.

2. Toyota Celica_Rally RAC-Primeros puntos

2. Primera victoria y primeros puntos en el Mundial de Rallies. En 1973 se creó el Campeonato del Mundo de Rallies FIA y Toyota obtuvo su primera victoria en el remoto Rally Press-on-Regardless, celebrado en Estados Unidos. El canadiense Walter Boyce, con Doug Woods de copiloto, se impuso en esta prueba al volante de su Toyota Corolla. Sin embargo, bien por ser un equipo privado, bien por la ausencia de los equipos oficiales europeos, algunos consideran que los primeros puntos del equipo Toyota en el Mundial de Rallies se consiguieron en el Rally Alpes Austríacos. Fue también en la temporada de 1973, con un Ove Andersson que terminó en octava posición al volante de un Toyota Celica.

3. Toyota Corolla Levin TE27 1975 1000 Lagos Mikkola

3. Consolidación del equipo en Europa. La ‘Crisis del Petróleo’ provocó que Toyota, como otras muchas marcas, anulara sus programas deportivos en 1974, pero Andersson mantuvo vivo su equipo de rallies gracias a los concesionarios europeos, que le cedieron autos y apoyo técnico. Andersson, en compañía de su compatriota Bjorn Waldegaard, logró que los Toyota Celica y Corolla siguieran destacando en las mejores pruebas, como el TAP Portugal, donde Ove Andersson fue cuarto. Eso supuso la consolidación del equipo en los rallies europeos y permitió que Toyota retornase pronto a la competición de forma oficial.

4. Toyota Team Europe_edited-1

4. Nacimiento de Toyota Team Europe. En 1975, Toyota regresa oficialmente a la competición, renombrando el equipo como Toyota Team Europe y trasladando su sede a Bruselas (Bélgica). Hannu Mikkola, sustituto de Waldegaard, logró la primera victoria de la formación en el WRC al imponerse en el Rally 1.000 Lagos de Finlandia con el Toyota Corolla Gr.4 de sólo 1.600 cc. La agilidad del pequeño Corolla y el talento de Mikkola, un experto en la prueba finlandesa, permitió que se superara a autos más potentes. A partir de ese momento, el Toyota Team Europe se convirtió en uno de los favoritos en cada prueba del Mundial.

5. Toyota Motorsport_edited-1

5. El TTE se convierte en fábrica de automóviles de alta competición. En 1979 el equipo se muda a unas modernas instalaciones en Colonia (Alemania), donde se construye una auténtica fábrica de autos de carreras, con todas la infraestructura necesarias para su diseño, desarrollo, y fabricación. De Colonia salieron los autos Campeones del Mundo de Rally, y mucho más adelante, también los monoplazas de Fórmula 1 y los prototipos del Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)—. Ove Andersson fue cambiando su labor como piloto por la de organizador y director deportivo, rodeándose de otros eficaces colaboradores, como el ex-copiloto Henry Lyddon.

6. Toyota Celica Grupo B

6. El primer Grupo B de Toyota. La entrada en vigor en 1982 de la nueva reglamentación de Grupo B (en sustitución del Gr.4) obligó al Toyota Team Europe a desarrollar un nuevo automóvil que sustituyera al Celica 2000 GT. El TTE no diseñó un ‘prototipo de carretera’ con motor central y cuatro ruedas motrices, como sus rivales de Peugeot o Lancia, sino un auto más cercano al modelo de producción. El Toyota Celica Twincam Turbo de 1983 montaba un potente motor de 2 litros turbo con 370 CV y supo explotar sus principales virtudes: la robustez y la confiabilidad. Gracias a ello se convirtió en una leyenda en África, donde destacó en las más duras pruebas del mundial: los rallys East African Safari y Costa de Marfil, que ganó año tras año hasta 1986.

7. Toyota Celica GT-Four_Carlos Sainz

 

7. Primer campeonato con Carlos Sainz. Tras la prohibición del Grupo B por parte de la FIA, Toyota diseña un nuevo Celica de competición basado en el reglamento de Grupo A. El Toyota Celica GT-Four fue el primer Toyota de rally con cuatro ruedas motrices, un automóvil que marcó una época por su eficacia y fiabilidad. Con los seis podios de Carlos Sainz y Juha Kankkunen, se conquista el subcampeonato de marcas en 1989. En 1990, el piloto español realizó una temporada espectacular: ganó los rallies de Acrópolis, Nueva Zelanda, 1.000 Lagos y RAC, proclamándose Campeón del Mundo de Pilotos y logrando el segundo puesto para Toyota entre los constructores.

8. Tres Titulos Mundiales

8. Tres títulos mundiales más. Toyota se convirtió en la marca dominadora del Mundial a principios de la década de los noventa. Con nuevo Toyota Celica Turbo 4WD, Sainz, Kankkunen y Auriol ganaron títulos mundiales de pilotos consecutivamente en 1992, 1993 y 1994. Además, Toyota se llevó el Mundial de Constructores de 1993 y 1994. Estas victorias permitieron a Carlos Sainz ser bicampeón del mundo en 1992 y a Juha Kankkunen, que retornó al equipo, en tetracampeón en 1993. Para terminar esa gloriosa racha, el francés Didier Auriol ganó el Mundial en 1994, año en el que Toyota se impuso en la mitad de los rallys del campeonato, con un dominio aplastante.

9. TOYOTA COROLLA World Rally Car

9. Llegan los World Rally Car. El reglamento cambió a la formula ‘World Rally Car’ (WRC) en 1997, con autos más potentes y rápidos. Toyota retornó de forma oficial con el nuevo Corolla WRC, que se enfrentó a las creaciones de Mitsubishi, Ford y Subaru. Con Carlos Sainz de vuelta al equipo, Toyota regresó a los puestos de cabeza y el español estuvo a un paso de coronarse Campeón del Mundo por tercera vez en 1998 en el decisivo Rally de Gales. Pero en uno de los momentos más desgarradores de la historia del deporte, no pudo llegar a meta, sumando el segundo abandono de la temporada. El título fue para Tommi Mäkinen, que había abandonado en seis rallys esa temporada… Al año siguiente, gracias a Carlos Sainz y a Richard Burns, Toyota volvió a coronarse como Campeón del Mundo de Constructores.

10. TOYOTA Campe¢n del Mundo de Constructores 1999 WRC

10. El último Mundial de Marcas. En 1999 Toyota volvió a alzarse con el título de marcas gracias a Carlos Sainz y a Didier Auriol. El piloto francés se impuso en el Rally de China y ambos mantuvieron una impresionante regularidad, con 14 podios entre los dos.

4 Comentarios, RSS

  1. Marcelo Figliozzi 03/10/2017 @ 1:19 pm

    El informe está muy bien, pero omite el momento histórico número 11 para Toyota. No dice que los echaron literalmente del mundial de rally a partir de Cataluña 95 y por todo el año 96 a causa del by-pass que el equipo le hizo a la brida reglamentaria del turbo. Dicen que es la “truchada” más finamente elaborada en un auto de carrera en mucho tiempo. Acá va un link donde se puede ver con claridad en un gráfico : https://www.carthrottle.com/post/wqm9665/

    • Pablo Felipe Richetti 08/10/2017 @ 11:35 pm

      Exactamente, había pensado en hacer el mismo comentario. El suyo, con el ejemplo aportado es muy valioso.

    • Beppe Viola 09/10/2017 @ 5:09 am

      Exactamente… pero se hicieron agarrar con las manos en el dulce… Lancia supo hacer algo parecido (en las epocas del gran Fiorio) per nunca los agarraron… cosas como la inyecciòn de agua camuflada como agua para el limpiaparabrisas, el cambio entero de autos en regimen de “parc fermè” y otras amenidades..
      En las competiciones no hay trampas, hay habilidosos “escondedores”…

  2. Jan Lammers 09/10/2017 @ 8:36 pm

    Un amigo era fiscalizador del ACA en el rally de 1988, y tenia que colocar un precinto en el motor. Se acerca al tano Capo Squadra para pedirle permiso y colocar el mismo. El italiano le dice que de ninguna manera podía colocarlo y que en todo caso él mismo lo iba a hacer. Mi amigo le explico donde debía ir el precinto y el tano lo colocó, sin dejarle acercar las manos al vano motor de la Lancia de KKK.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5