1979, el año en que los argentinos invadieron Brasil

Jason Vogel
Santa Catarina - Florian—polis - 05/01/1979 - Turistas argentinos na Ilha de Santa Catarina - Foto Arquivo / Agncia O Globo - Negativo :  79-268
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Barra da Tijuca - Ve’culo - autom—vel - Trailer - Camping - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Las calles brasileñas eran un tedioso mar de VW Escarabajo (Fusca), Passat, Variant, Ford Corcel y Chevrolet Opala, sin grandes variaciones de modelos. Así fue que, en el verano de 1979, comenzaron a brotar por aquí y por allá autos nunca antes vistos, con patentes con fondo negro y letras y números blancos, para sacudirnos la modorra. Fue una súbita y abundante marea de Peugeot 504, Renault 12, Ford Falcon, Chevy Coupé, Dodge 1500, Fiat 128…

Gracias al cambio favorable, los argentinos invadían nuestras playas con una división motorizada que recordaba al ejército de Brancaleone. Quien amaba los automóviles sólo precisaba recostarse en algún poste para pasar horas descubriendo tamaña diversidad, intentando identificar marcas y modelos. Muchos cariocas pudieron por primera vez ver de cerca el encanto anacrónico de los Citroën 3 CV (casi siempre repintados por jóvenes aventureros) o las elegantes líneas de un IKA Torino. En Copacabana llegó a aparecer un matrimonio medio hippie al volante de un ante diluviano Ford T.

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Avenida Vieira Souto - Praia de Ipanema - Logradouro Ipanema - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Barra da Tijuca - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

En aquel escenario, el periodista Paulo Cezar Guimarães escribió el reportaje “Rio, ciudad ocupada (por los argentinos)”, publicada en el periódico O Globo el 31 de enero de 1979. El texto describía a los recién llegados: “el gran número de Fiats, Peugeots y Renaults estacionados en las calles cariocas indica que la mayoría de los argentinos están viajando en auto a Brasil (…) Hay quienes prefieren subir por el Chuí (…) Otros vienen vía Foz de Iguazú (…)”.

La mayoría formaban grupos, según Guimarães, de dos matrimonios con cuatro o cinco niños. Les gustaba todo. Elogiaban el trato recibido por parte de los policías en las rutas y no se cansaban de mencionar la buena voluntad de los conductores en las ciudades -estos, habitualmente, se desviaban de sus recorridos para acompañar a los argentinos hasta un determinado lugar-.

Los visitantes tenían pocas quejas: la falta de combustible azul (la nafta de bajo octanaje brasileña afectaba el rendimiento de los autos argentinos, comentaban), la escasez de señales de tránsito y el hábito carioca de no respetar los semáforos.

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Avenida Vieira Souto - Praia de Ipanema - Logradouro Ipanema - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - ïnibus de turista argentino na Avenida Vieira Souto, Praia de Ipanema - Ve’culo - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Aquel reportaje permite imaginar los tiempos de los restaurants como Castelinho y Barra 1800 repletos de argentinos, paulistas y gaúchos. La zona de Arpoador era el point no sólo de turistas, también de los motociclistas locales, como este material deja entrever: “Indiferentes, los cariocas continúan tomando “chopinho” y acelerando sus valientes Kawasakis 1000, Suzukis 500 y Hondas 500 Four”.

¿Y el hospedaje? “En el camping de Recreio hay más de cien argentinos agrupados por familias, en carpas o casas rodantes (…)”, contaba el cronista. Sí, también era común ver veteranos ómnibus Mercedes trompudos (L312) transformados en casas rodantes. En materia de viajes terrestres, los “hermanos” siempre nos pegaron un baile.

El turismo de la “Plata Dulce” y del “Deme Dos” duraría otros dos veranos hasta que la política económica de la Dictadura Militar entraría en colapso -aunque los autos que pasaron por Brasil entre los veranos de 1979 a 1981 jamás serían olvidados por los locales-. Una invasión parecida, se volvería a ver durante la Copa del Mundo del 2014.

Fotos: Ricardo Beliel (Rio de Janeiro) y Agência O Globo Florianópolis.

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Avenida Atl‰ntica, Praia de Copacabana - Logradouro Copacabana - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Avenida Vieira Souto - Praia de Ipanema - Logradouro Ipanema - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Rio de Janeiro (RJ) - 27/01/1979 - Turismo - RJ - Turista - Carro de turista argentino na Avenida Vieira Souto - Praia de Ipanema - Logradouro Ipanema - Ve’culo - autom—vel - Foto Ricardo Beliel / Agncia O Globo - Negativo: 79-1227

Santa Catarina - Florian—polis - 05/01/1979 - Turistas argentinos na Ilha de Santa Catarina - Foto Arquivo / Agncia O Globo - Negativo : 79-268

Santa Catarina - Florian—polis - 05/01/1979 - Turistas argentinos na Ilha de Santa Catarina - Foto Arquivo / Agncia O Globo - Negativo : 79-268

Santa Catarina - Florian—polis - 05/01/1979 - Turistas argentinos na Ilha de Santa Catarina - Foto Arquivo / Agncia O Globo - Negativo : 79-268

24 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis 21/06/2017 @ 9:40 pm

    Fui dos veces a Brasil con un Taunus GXL Automático con aire, el cajón negro Motorcraft colgado del panel del tablero tal como venía de fábrica. Previo al viaje había que cambiar el juego de reparación de la bomba de nafta y poner el que aguantaba la mezcla con alcohol sin desintegrarse.

  2. Martin Cirio 22/06/2017 @ 8:31 am

    Excelente artículo y buenísimas las fotos!! Muy buen documento de la época…

    Con mi familia también hemos hecho nuestro aporte a la “oleada” de argentinos en el litoral carioca. Allá desde mediados y finales de los 80 hicimos varias travesías hasta Río y más allá, primero en un P504 GRII y luego en una R18 Break 2.0. Además de una Río de Janeiro siempre caótica y colorida, recuerdo un Cabo Frío super agreste, casi virgen y deshabitado, allá x el 87/88. Eran periplos de unos 7.000-8.000 km en 20-25 días, y los preparativos para el viaje incluían, como bien dijo el amigo Güilbeis, una puesta a punto de la carburación y cambio de mangueras/filtros para evitar problemas con la alconafta.

    El viaje tenía todo un folklore muy especial, que incluía un amplio surtido de sandwiches, bebidas, música (en cassettes, x supuesto) y paradas en las estaciones de servicio “Ipiranga”, para comprar Sukita, Brigadeiros, Garotos (pésima idea con 38°) y demás vituallas para sobrellevar las largas horas de ruta. Todo bien respaldado por la infaltable Guia Quatrorodas, la biblia de la época para todo rutero del Brasil.

    Recuerdo épocas, probablemente ya entrados los primeros 90, en las que el tipo de cambio hacía que todo fuera ridículamente barato. Como si uno dijera, a guita de hoy, una cena para 5 en un restaurant de nivel medio, x 15 dólares…

    En uno de esos restaurantes en Río conocimos una familia de matrimonio + 5 hijos que eran de Ushuaia y se habían mandado hasta Rio en una P505 Grand Tour, sumando casi 15 mil km en la gira.

    No estoy seguro de si mis viejos ya habían incursionado con esos viajes por Brasil en el 79/80, pero me da curiosidad averiguarlo.

  3. morgan. 22/06/2017 @ 11:22 am

    ufffff………..de manual!!! el viejo se había comprado un 504 amarillo patito, con techo y una baguetita finita como accesorios (mas que probable que no sea OEM). Salimos en enero a recorrer Brasil, no llegamos hassta Rio pero por ahí anduvimos. El periplo incluyo Cataratas también. Las pocas cosas que recuerdo son que había comprado una carpa cuyas 2 bolsas calzaban entre los asientos delanteros y traseros haciendo que quedara una camita de 2 plazas para los 3 indigenas que viajaban atras. Teles, radios y hasta vajilla iban en el baul. La otra que recuerdo es que en el restaurant del Sheraton de las cataratas mi hermano me apostó a que no hacia la vertical en la mesa………obvio que gane. Yo tenía 6 años…….

  4. Gonzalo Balaguer 22/06/2017 @ 11:23 am

    Me llama la atención que en tan pocas fotos se vean ejemplares de Puma GT y Miura Sport. Serían bastante comunes en esa época.

  5. MARIO 22/06/2017 @ 4:50 pm

    Martín: Cabo Frio agreste realmente increible….., pero tambien tuve la suerte de conocer Bombas y Bombinhas antes de la ola contructiva y turistica…, realmente una belleza. Fui en un Citroen y en Carpa. Y si, tambien nos llamaba la atención los Buggys, Pumas y demás artilugios plasticos con motor del Volkswagen.

  6. moncho 22/06/2017 @ 6:23 pm

    Gonzalo , que memoria , el Puma lo recuerdo ., pero del Miura no lo habría reconocido.
    Felicitaciones.
    Salvo que fuera un Lambo.

  7. cross74 23/06/2017 @ 2:45 pm

    Miró la Dodge GTX y me imagino lo que saldría hoy en día hacer ese viaje con esa hermosa nave. Debe ser mas barato ir al caribe en primera clase.

  8. Marcelo 26/06/2017 @ 12:12 pm

    Puma y Miura Sport, vehiculos diseñados y fabricados en Brasil con mecanica VW…bellos y originales. Gueron
    Muy populares en Brasil entre los 70 y 90.

  9. Alejandro 26/06/2017 @ 2:31 pm

    Es verdad como dice en el final del artículo, los argentinos somos crack en turismo terrestre yo lo hice 4 veces x tierra el viaje a Brasil y sin dudas que me quedo con el sur (bombinhas y floripa) antes q río de Janeiro

  10. fede 26/06/2017 @ 2:55 pm

    acuerdense en brasil no existian los autos 4 puertas!!….eran todos coupes!!!

    • Alejandro Marino 26/06/2017 @ 5:07 pm

      Fede querido: paso a detallar a continuacion a vuelo de chotacabras algunos de los quattroporte brasileiros anteriores a 1976.
      Probablemente tenemos esa imagen por la masividad del Fusca y aquel aviso de Jockey con la cancion interpretada por Sandra Mihanovich.
      Willys Aero
      Simca ( que incluso vinieron a correr un GP internacional de Turismo en los `60’s )
      Vemag DKW ( De hecho los primeros Puma tenian mecanica DKW )
      Dodge Dart
      Ford Galaxie
      Gordini
      VW 1500 ( Ze do Caixao )
      Ford Corcel ( un proto Reanult 12 )
      Chevrolet Opala
      Alfa Romeo JK 2000/2150
      Alfa Romeo 2300

      • Güilbeis 26/06/2017 @ 7:05 pm

        También hubo un VW Brasilia 4 portas relativamente difundido.
        La tendencia tenía que ver con la influencia del Fusca. Llegaron a darse casos para nosotros casi incomprensibles de grandes rurales y sedanes de dos puertas: Santana, Galaxy, Quantum, Opala rural, que sin embargo allí se vendieron mejor que los cuatro puertas. Tardaron muchos años en reconocer la practicidad de los cuatro puertas.

  11. di.vierja 26/06/2017 @ 11:32 pm

    HAce tiempo atrás, cuando joven y adolescente ibamos con mi familia a veranear a brasil. En ese tiempo una de las cosas que mas me gustaba era sentarme en la costanera de la playa donde estábamos y no mirar al mar sino hacia la calle y ver pasar los autos brasileros. Eran tiempos en que si bien había marcas en común los autos eran muy distintos.- Miraba los escorts que acá aún no habían llegado, los santana, los brasilia, los opala / comodore, miraba como la vieja F100 que acá se fabricó a principios de los 70 allá se seguí haciendo a fines de los 80 con algunos ploteos laterales y doble faro delantero (alla se llamaba ford F1000). Y tambien era agradable ver como los brasileros se admiraban al ver algunos autos argentinos, Renualt 18, Fuego, Nosotros viajábamos en un ford sierra que era de mi viejo y los brasucas quedaban locos por el auto… Era hermoso ver esas diferencias de autos entre los países.
    Hace un par de años por cuestiones de trabajo me tocó viajar a florianópolis, y estando almorzando en un restarurant miraba el estacionamiento enfrente y veía exactamente los mismos autos que vemos acá… palios, gols, clíos, fiestas, focus, meganes, etc etc… que lástima.. Pero me quedaron los recuerdos… y las ganas de leer Quatro Rodas…

  12. Eduardo 27/06/2017 @ 12:44 am

    Hermosa nota, emoticón de aplauso…
    Lo mío fue -la primera vez- desde Punta del Este, cuatro amigos en dos R12 ’79 (TS y TL… yo comandaba el TL y hacía milagros para sostenerle el ritmo al TS, doblábamos con las puertas), con carpas y muy poca guita, muy poca en serio que allá era mucha. Ibamos a Río… escala en Florianópolis pero 130 km antes -boludeando por Laguna SC- al TL se le descogotó una manguera y con el tema del finde que no te vendían nafta, optamos por quedarnos… esa noche conocí a la mamá de mi hijo.
    Luego fueron más de 70 viajes (no hay error…), ninguno como aquella vez, lleno de mística. La Guía 4Rodas era la Biblia, los argentinos nos hacíamos luces saludando… sin saber que era el código brazuca para avisar presencia de la Policia Rodoviaria… que a nosotros: nos escoltaba hasta un hotel! la gente te alquilaba su casa tal cual… caravanas de argentos regresando con la TV a cores, el aire, ví portaequipajes con sillas y mesas de jardín… barcos, una locura hermosa, fiesta todos los días y nos reíamos de la inseguridad. Inolvidable.

  13. Leonardo de Souza 27/06/2017 @ 9:04 am

    gran nota!!
    Nuestra primer incursion a Brasil fue un 504 GRll en su viaje inaugural, año 1985….Tuvimos la suerte de que el nuestro tenia aire acondicionado…y la desgracia de ir con un matrimonio amigo con un 18 GTL con aire injertado. Pobre 18, fue la pesadilla del viaje.
    Año 87/88…recuerdo hacerlo con un Peugeot 505, y saliendo de Porto Alegre, nos cruzamos con un señor con un Monza Classic…el cual nos paso ,lisa y llanamente, el trapo en cuanto a prestaciones. No estaban tan mal de parque automotor, solo que estaban ultra poblados de Gol L..Brasilias…Fuscas…Chevettes…Y un largo etc de Bracaleones…

    Un detallecito de Brasil..si bien tienen autenticas basuras, como un Ford Itamaraty…supieron tener los Dodge Charger, que realmente les pasaban el trapo a nuestros “deportivos” naciones.

  14. Vitaris 27/06/2017 @ 9:37 am

    Ya una nota sobre los Fibra de Vidrio Sport Brasileros, desde el Gurguel, Fiat Dardo (Copia del X1/9) hasta el actual Troller TR4!!!

    • Luiz Fernando Costa Carvalho 03/07/2017 @ 4:45 pm

      FORD ITAMARATY??? Não seria Willys Itamarty??Em que ano esteve aqui, 1966? Na época destas fotos já era visível que havia uma diferença no parque automotor da Argentina e do Brasil, muitas das famílias que chegavam aqui dirigiam carros com uns 10, 8 ou 6 anos de idade, muitos carros tinham uns estilo absolutamente retrô para nós, como 404 da foto, que este sim tinha linhas próximas de um Willys nacional….O mercado brasileiro nesta época vivia em condições totalmente diferentes das atuais, era fechado a importações, muitos projetos exclusivos e fabricantes locais de carros de fibra, e haviam modelos de projetos muito antigos, algo impensável hoje, como os Opalas e outros lançamentos como o Corcel II, mas uma característica da época continua viva , o culto ao carro novo. Em 1979 o que me chamava a atenção quando via um carro de patente negra, era a aparência antiga e , muitas vezes , mal cuidada. Uma família portenha que conversei na época viajou para o Brasil depois de mudar de carro, de um Falcon 1969 para um modelo 1971! Estavam muito felizes com o “carro novo” Isto em 1980…É , acho que não nosso estávamos tão mal assim em matéria de automóveis….

  15. Alejandro Marino 27/06/2017 @ 1:18 pm

    Perdon pero el Itamaraty era un Simca…si no me engaño el primer Ford fue el Galaxie 500, luego vinieron el Corcel, el Maverick y el resto..

    • Alejandro Marino 27/06/2017 @ 1:21 pm

      Perdòn..error / error!!!..el ITamaraty era el Willys Aero reestilizado …

  16. Leonardo de Souza 27/06/2017 @ 1:24 pm

    Itamaraty era la version “de lujo” del Willys Aero. Simca tuvo en Brasil autos mas que respetables, como por ej el Chambord o el Esplanada.

  17. Alejandro Marino 27/06/2017 @ 3:41 pm

    Con el debido permiso sigue un pequeño ejercicio de pensamiento arborescente…

    El Simca Emi-Sul estaba equipado con una version del Ford V8 Flathead chico (el de las mojarras y los midget criollos ) convertido a OHV por Chrysler…en ese juego de pases de marcas y acuerdos para construccion bajo licencia la Willys do Brasil despues de dejar de fabricar el Gordini le pide a Renault un proyecto de coche mediano .
    Los franceses les mandan un proyecto que habian descartado en el desarrollo del que luego seria el R12…que terminaria siendo fabricado por Ford (al comprar Willys Overland do Brasil) bajo el nombre de Corcel…Esta es la razon por la que la primera serie de Escort brasileños ( antes de Autolatina ) estaban equipados con el motor del R12 agrandado.
    Mientras tanto el motor del Willys Aero y del Itamaraty ( el Hurricane 6 cilindros de valvulas de admision a la cabeza y de escape laterales ) pasò a impulsar a las ultimas Estancieras brasileñas que se vendieron como Ford F75 y a las primeras versiones del Ford Maverick hasta que en 1975 ( crisis petrolera mediante) fue reemplazado por el 4 clindros 2,3 OHC que conocimos en los Taunus/Sierra argentinos.
    Para la presentacion del Maverick 4 cilindros se organizaron en Brasilia e Interlagos dos carreras de pilotos latinoamericanos y algunos europeos como Vittorione Brambilla en la que se destacaron el Pajaro Garro y Zunino peleando contra Carlos Pace .
    En esa ocasion el Loco Di Palma entretuvo a la popular en el intervalo entre las series con su habilidad para enganchar la marcha atras yendo a 90 por hora hacia adelante proeza que ya habia sido realizada por Oscar Galvez en una coupè de TC equipada…con un Ford V8 Flathead en version grande.

    Ahora si, pueden continuar…

  18. Alejandro Marino 03/07/2017 @ 7:15 pm

    “Uma família portenha que conversei na época viajou para o Brasil depois de mudar de carro, de um Falcon 1969 para um modelo 1971! Estavam muito felizes com o “carro novo” Isto em 1980…”
    Con razon en 1994 algunos miraban mi Falcon 1971 como si fuera una carabela de Colon, o de Cabral..tan es asi que en un encuentro de antigos en Cassino nos ofrecieron entrarlo al prdeio y estacionar junto a un Fiat 600 S como muestra de la industria argentina..

  19. Güilbeis 03/07/2017 @ 7:34 pm

    Señores: SI y NO! Según la información que tengo, a partir de 1968 el Willys Itamarty cambió su nombre a Ford Itamaraty luego de la compra de Willys por parte de Ford en 1967.
    El motor de los primeros Escort derivado del R12 era se llamaba CHT, después reemplazado por el Audi 827 en versiones 1.6 y 1.8

  20. Javier Leal 24/07/2017 @ 12:09 am

    Con mis padres y mi familia en enero de 1981 fuimos de vacaciones, 15 días a Copacabana, Rio de Janeiro. Viajamos en auto! Con una Renault 12 Break naranja, modelo 78! Viaje inolvidable!
    Y mi padres ya habían viajado hasta Santos en el año 1970 con una pick up Fiat 1500 Multicarga! Yo en esa época no había nacido. Un genio mi viejito Augusto Leal !
    EU AMO BRASIL !!!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*