300 Millas de la Costa 2018

staff
_DSC7638-Edit
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

_DSC7638-Edit

Esta semana se realizó una nueva edición de las 300 Millas Sport, la número 19, que sigue teniendo el mismo fin desde su creación: brindar al socio del CAS una carrera distendida, donde pueda concurrir con algún amigo que no frecuenta la actividad, quizás sin el glamour de otras, pero con la calidez de quien te invita a comer a su casa.

Desde las semanas previas se vislumbraba el entusiasmo, ya que por primera vez se debió cerrar las inscripción antes de lo previsto por haber completado el cupo disponible. Fueron 52 autos participantes y algunos más que acompañaron a lo largo de las paradas. Quizás, alguno lo atribuya a los cambios que se fueron introduciendo para no repetirse, o a lo variado de los recorridos, pero lo principal es el halo de camaradería único que irradia, que hace que todo socio quiera participar. Este año en particular, se volvió a un formato de mangueras más distribuidas a lo largo del recorrido, lo que permitió disfrutar de unos muy lindos y variados caminos.

_DSC7387

_DSC7789

Las tripulaciones debían trasladarse a Tandil el día viernes, donde no faltó la lluvia tan “ansiada y festejada” por todos los participantes año a año, sobre todo porque en esta carrera en particular varios la realizan con autos sin techo ni capota. Muchos, a pesar de disponer de otros muy buenos autos clásicos, optan por los sport nacional o plásticos y siempre son recompensados por su esfuerzo, por una buena lluvia.

El sábado a primera hora se largó desde el dique y lago del fuerte en Tandil, donde se dispusieron las primeras mangueras, partiendo para la ciudad de Balcarce por una ruta muy pintoresca donde faltó un poco de sol para poder disfrutarla a pleno. Nos esperaba el autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce, sólo una tanda esta vez, donde se debía disponer de un ritmo ágil para tener algún segundo de relax antes de atacar la próxima manguera. Y desde allí -esta vez no pasamos por lo de nuestros amigos del Museo Fangio, que tan bien nos reciben año a año- se realizó una nueva tanda de pruebas en la Bodega Trapiche Costa y Pampa Chapadmalal, donde nos agasajaron con un almuerzo gourmet en medio de los viñedos. Quedamos liberados para disfrutar el camino costero hasta el Hotel Sheraton de Mar del Plata._DSC7369

Este primer día trajo mucha paridad deportiva ubicando a Manuel Eliçabe en primer lugar provisorio, seguido muy de cerca por Rodolfo González y tercero a Ricardo Licursi. Igualmente, el formato de la carrera hace que los 10 mejores binomios del día sábado tengan todos las mismas posibilidades de ganar la carrera en un “play off”, a todo o nada en tres mangueras. “Play off” que se realizó el día domingo en el camino de acceso a la Estancia Las Marías, y donde Daniel Penone y Santiago Penone a bordo de un Porsche 911, con un promedio del día de 2.66 para las 3 pruebas, fueron quienes lograron la mejor performance y por ende los ganadores de la 19º edición de las 300 Millas 2018. El segundo lugar para Rodolfo González y Jorge Barbosa en su Austin-Healey six y el tercer puesto para Manuel Eliçabe y Alejandro Varalla en una ASA monofaro.

Como siempre la Estancia Las Marías nos recibió otra vez con sus brazos abiertos, con unos tremendos costillares antecedidos por las famosas empanadas fritas, que según informó el escribano a cargo del conteo, ya dio de comer a más de 2.000 personas a lo largo de estos años en el famoso galpón. No sabemos el número de pastelitos dados, pero debe ser una cifra interesante. El más sincero agradecimiento a Pepe Eliçabe y su familia que desde el inicio de esta carrera no sólo aporta todos los medios y prepara las “vaquitas” para que estén óptimas, a disposición del club y la carrera, sino que además lo hace recibiéndonos con una calidez única, como en nuestra casa, calidez que se transmite a cada uno de los encargados de realizar el asado y servirlo en las mesas.

_DSC7976

_DSC7916

_DSC7704

Se fue una edición más, dejando el premio “apurate que se caga el nene” en manos de un gran apasionado de los autos, y quizás el eterno espíritu deportivo de las carreras, por su ayuda constante a todo aquel auto que lo necesite: Marcelo Jurviller, por atropellar nada menos que a una vaca en su camino a Tandil. Roby Cesar, como no podía ser de otra manera, se llevó nuevamente la “Champions League” de los cuestionarios respondiendo correctamente todas las preguntas con historias y anécdotas del club, que no restaban puntos en la clasificación, broma en la que Héctor Fliter no cayó, ni protestó acaloradamente para que se suspenda. A la tarde se realizó el desafío de velocidad en el Autódromo de tierra mojada Pablo Falconi, donde el mejor tiempo fue realizado por Mathias Sielecki, con ASA monofaro, bautizando con su nombre el predio hasta la próxima edición.

Gracias a todos por participar, y esperamos mejorarnos el año que viene.

Joaquín García de la Vega/Prensa CAS

Fotos: Alejandro Varalla

_DSC8123

2 Comentarios, RSS

  1. morgan. 15/05/2018 @ 11:58 am

    el que debería escribir la cronica de este evento es nuestro superheroe amigo………pero parece que ya no ejerce……..sepa que lo extrañamos.

    PD: muy buenas fotos!!!

  2. Juha Biakkinen 15/05/2018 @ 8:44 pm

    Fechón del calendario, se ve que la pasaron increíble como siempre, volveremos!!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*