60 años del Mini Countryman, un legado de madera

staff
P0038537slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

P0031409

Pequeña, práctica e innegablemente británica, la versión familiar del Mini lucía su madera con un orgullo arraigado en la más noble tradición. Ni siquiera las últimas técnicas de construcción de carrocerías alteraban la idea.

Con su encanto rústico, que recordaba a una casa de madera, no es de extrañar que el Mini Countryman y el Mini Traveller sigan deleitando a sus propietarios hasta el día de hoy.

La fabricación de carrocerías ha sido durante mucho tiempo el dominio de los constructores especializados. Los bastidores de madera artesanales conformaban la estructura tradicional de todos los vehículos en las primeras décadas del Siglo XX. Los paneles metálicos y el cuero se fijaban al bastidor con una gran cantidad de pequeños clavos para terminar de conformar un automóvil. Era fundamental contar con numerosas habilidades y conocimientos, y el proceso no podía acelerarse.

P90388885_highRes_austin-seven-van-850

P90388882_highRes_austin-mini-countrym

El cambio se produjo inicialmente en Estados Unidos en la década de 1920, con la llegada de la soldadura aplicada a las chapas metálicas. Este método no solo permitía estructuras más sólidas y de menor mantenimiento, sino también una construcción más rápida: había llegado la carrocería íntegramente de acero.

Sin embargo, los vehículos especiales y de gran tamaño siguieron construyéndose con madera en su estructura. Naturalmente, entre estos se encontraban los primeros vehículos tipo «Station Wagon», de magnífico aspecto. El bastidor de madera expuesto ofrecía un atractivo contraste con sus paneles metálicos pintados, y pronto la técnica se convirtió no solo en una necesidad práctica, sino también en un signo de estilo y lujo. Nació el llamado «Woody».

P90388884_highRes_austin-mini-countrym

P90388883_highRes_morris-mini-travelle

En 1959, Sir Alec Issigonis desarrolló un automóvil pequeño. Con su tracción delantera y su motor montado transversalmente, el Mini fue revolucionario. Y, al igual que ocurrió con el exitoso Morris Minor, era natural que le siguiera una práctica versión familiar. El Austin Seven Countryman y el Morris Mini Traveller de idéntica estructura llegaron al mercado en 1960.

Por supuesto, los trozos de madera del pilar central y de la sección trasera del bastidor eran sólo para decoración (la carrocería de acero autoportante y moderna del Mini no requería refuerzos adicionales). Sin embargo, para los compradores de mentalidad conservadora, sobre todo en la Gran Bretaña que tanto amaba la tradición, la madera evocaba las técnicas de construcción que siempre habían asociado a los prácticos familiares de antaño. Los dos simplemente iban de la mano.

Para exportarlo a otros países, la madera se dejaba de lado. La aceptación de esta terminación no era tan evidente más allá de las costas de las Islas Británicas y resultó difícil de entender para los potenciales clientes continentales. Al fin y al cabo, no tenía ninguna función más allá de despertar emociones en quienes lo veían.

P0038537

P0038536

Cuando fueron lanzados, el Austin Seven Countryman y el Morris Mini Traveller entregaban 34 CV con su motor de 848 cc. A partir de 1967, estas cifras aumentaron hasta 38 CV y 998 cc, más que suficientes para un auto cuyo peso en vacío era de tan solo 674/660 kg y su longitud, de unos 3,30 m. Este Mini, más práctico, siempre ha ofrecido un nivel de equipamiento «De Luxe». Desde 1961, a los compradores británicos se les ofreció la versión más simple sin adornos de madera, que costaba 19 libras menos.

La producción de este vehículo familiar terminó en 1969 con unas 207.000 unidades completadas. Su sucesor fue el Mini Clubman Estate, que presentaba un nuevo aspecto frontal de corte ligeramente cuadrado. En este modelo, la madera real fue reemplazada por una película de plástico adhesiva que imitaba la madera tan amada por los estadounidenses hasta ese momento. El resto es historia moderna…

Fotos: Prensa Mini

P90388881_highRes_mini-clubman-mini-12

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

escanear00031-350x392

Sociedad exitista como pocas, el suceso del varón occidental pasa por poseer la mayor... Seguir Leyendo >>