Acerca de Brooklands y de la contaminación sonora

Eirwal
116630_George_Eyston_in_car_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

84067_021287700_1227867948

Vivimos tiempos en que todo el mundo se preocupa y discute sobre la contaminación. O, mejor dicho, de las contaminaciones porque son muchísimas, que afectan real o potencialmente a nuestro planeta y nuestra calidad de vida: la ambiental –o del aire-, del agua, de los suelos cultivables y hasta la sonora. Pensaba en esto cuando leía la reciente nota sobre Brooklands, especialmente cuando vi las fotos de dos motos corriendo a la par, la del segundo plano casi seguramente una Norton, ambas equipadas con inconfundibles silenciadores Brooklands. Pero, ¿por qué estas motos de competición llevaban silenciadores?

No soy historiador ni mucho menos, pero hilvanando datos de aquí y de allá puedo contarles que la historia fue más o menos así. Desde el momento mismo de su inauguración en 1907 el circuito de Brooklands mantuvo enfrentamientos con sus vecinos, en general de clase media acomodada, que se quejaban por el comportamiento del público asistente a las pruebas, los desmanes nocturnos, la basura que quedaba después de las carreras y del ¡ruido que producían tantos autos y motos!

117528_52391-t-bm

116659_1934_Motorcycle_BGP

Debemos considerar que estos barrios tranquilos podían recibir de golpe la presencia de más de cincuenta mil aficionados y competidores en un fin de semana. En ese mismo momento un grupo de vecinos inició acciones contra el circuito, intentando moderar las molestias que padecían. No obtuvieron sentencia inmediata pero sí un amparo legal que les permitía reabrir la causa en cualquier momento posterior. Con el paso de los años la zona se fue poblando más –estaba a tan sólo 35 kilómetros del centro de Londres- y para 1922 los terrenos vecinos de St. George’s Hill se transformaron en refugio de muchos acaudalados e influyentes corredores de bolsa, quienes lograron reabrir la causa, culminando con un mandato judicial en su favor, incluso forzando a la cancelación de unas “500 Millas” de ese mismo año. Así, agradeciendo la paciencia de los que me siguieron hasta aquí, llegamos al tema de los benditos silenciadores.

Norton

diseño Silenciador Brooklands

Rendimiento silenciador Brooklands

Entre las restricciones que imponía el mandato judicial figuraba la obligación de equipar a todas las máquinas de competición con silenciadores, dando así origen al mítico Silenciador Brooklands, también conocido coloquialmente por los británicos como “Brooklands Can” (literalmente “Tacho de Brooklands”). Con un diseño normatizado, consistía en poco más que una cámara de expansión cuyo volumen debía sextuplicar el cubicaje del motor (al menos en motos), cuya salida se remataba con la pintoresca “Cola de Pescado”. Ésta última solía perforarse para tratar de reducir la retropresión de gases. La ubicación sobre el caño de escape era libre pero las pruebas empíricas concluyeron que generalmente era preferible colocarlo al final del tramo de caño libre más largo posible, en la cola. Todos concuerdan en que como silenciador no era muy silenciador -aunque algún efecto amortiguante tenía- pero lo más sorprendente era que en regímenes de vuelta altos lograba mejorías de potencia. Es probable que esa haya sido la razón que impulsó su uso en motos de calle, amén del deseo de los compradores de exhibir algo con un “look” de máquina de competición.

Lo cierto es que los vecinos de St. George’s Hill fueron precursores de un movimiento que ha ido ganado terreno con el tiempo. Hoy en día son muchos los circuitos que tienen prohibido organizar competencias de autos y que limitan su actividad a “track days” con un estricto control de decibelímetro para los participantes. Otros pueden funcionar como circuitos de competencia real pero sólo por contados días por año. Algunos circuitos directamente dejaron de funcionar debido a las presiones vecinales (entre ellos “Las Vizcachas” de Santiago de Chile, si no me equivoco).

116667_Solo_Race_1929

116660_Austin_7_1930

PD: Midiendo con la regla de Google Earth me entero que vivo a 10,5 km a vuelo de pájaro del Autódromo de Centenario (Neuquén). Si toca un día calmo puedo escuchar claramente a los TC o a los Súper TC2000 cuando vienen a competir. No llega a ser un ruido molesto pero es claramente audible. Incluso llego a oír a la monomarca Gol regional, que juntará unos veinte autos nomás.

Fuentes:

Behind the Scenes in the Vintage Years: Memoir of “Torrens”, Arthur Bourne.

Speed, and how to obtain it. The Motor Cycle.

Motor Cycling Manual. Temple Press Ltd.

116673_Junior_Car_Club_1938

116514_M_Campbell_Chrysler

116630_George_Eyston_in_car

13 Comentarios, RSS

  1. Sebastián Delgado 30/08/2017 @ 10:51 am

    Excelente relato. Y muy buena investigación.

  2. DanielC 30/08/2017 @ 11:23 am

    Excelente investigación y relato. Pero me quedé tildado con la mujer de falda blanca de la primera foto que parece una mujer actual. Al contrario de los muchachos que están en la foto.

    • Alvaro 30/08/2017 @ 7:32 pm

      Comparto sus conceptos sobre la nota, pero más que nada su apreciación sobre la Sra./Srta.de falda blanca…a pesar de los magníficos autos que se ven corriendo, creo que la dama se “roba” la foto…es a lo primero que fueron mis ojos !!!

  3. charly 30/08/2017 @ 3:10 pm

    Bien Eirwal, excelente nota, excelentes fotografias. por favor algunas fotos tienen marca de auto y apellido de piloto, un post con esa info. Deale.

    • Eirwal 30/08/2017 @ 3:38 pm

      Estimado Don Charly:
      Respecto a las fotos, son responsabilidad de DS, no mía. Si en algín momento se llegan a encontrar hágale saber su inquietud. Quizás lo pueda ayudar.
      Un saludo, Eirwal.

  4. Gaucho Pobre 30/08/2017 @ 5:47 pm

    Muy buena nota (textos e imágenes) con mucho contenido técnico. Una razón más para visitar Vaderetro diariamente.
    Gracias por compartir su conocimiento.

  5. marbadan 30/08/2017 @ 8:03 pm

    FELICITACIONES, MUY BUENA NOTA. Me atrevo a decir, que el Sr. de lentes, bigotito y antiparras a bordo del MG K3 con trompa carenada, es el famoso piloto George Eyston, que tiene varios records en Broocklands, la bayoría de las veces con MG.

    • Eirwal 30/08/2017 @ 8:13 pm

      Tiene Ud. razón. Se trata del Capitán George Eyston. Como expliqué máS arriba, las fotos qur ilustran el post las subió el Admin del sitio; yo me pegué una breve recorrida por la www y, aunque no encontré esa misma imagen, apareció otra del mismo auto y chofer. La única diferencia con su comentario es que describe al auto como un MG R Type.

  6. Rene 30/08/2017 @ 10:55 pm

    aporto la que está facilona: Chrysler. Campbell seems to have raced two of these cars in the 1925 season, one with a more touring body(auto n°9 -primera foto), the other with Jarvis racing body(auto n°9-anteúltima foto).

    • Santino 31/08/2017 @ 3:23 pm

      El nro 9 no es Pancho Dellepiane?

  7. marbadan 31/08/2017 @ 11:47 pm

    HUMILDEMENTE Sr. RENE: Mis casi siete décadas dedicadas a mantener intacta mi automanía, me impiden quedarme sin opinar sobre su aporte respecto el auto de Sir Malcon Cambell?? (o me equivoco) con el nº 9; e de la primera foto (la que muestra la exquisita dama de espaldas a la cámara) es un Bentley (seguramente 6 ltros.) tripulado (me juego) por alguno de los Benley Boys. Excúseme si se refiere a otra foto.

  8. Rene 02/09/2017 @ 3:50 pm

    le chingué al auto!
    El auto en cuestión sería este: http://austinharris.co.uk/photo/austro-daimler-and-chrysler-at-1925-barc-june-meeting/1989
    aprovecho para felicitar por la nota.

  9. marbadan 03/09/2017 @ 12:41 pm

    AHORA SÍ; BUNÍSSIMO. TENGO VISTOS VARIOS CHRYSLER CON CARROCERIAS ESPECIALES INGLESAS Y SON FANTÁSTICAS; ÉSTE EN LA DISTANCIA, BIEN SE PUEDE CONFUNDIR.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*