Adiós venerables dinosaurios

Orlando Bongiardino
ROBERTO MACNIE
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

RUBEN ROGES

Dos de los más reconocidos personajes del mundo de los autos antiguos se han ido. Dueños de personalidades diametralmente opuestas, compañeros de trabajo y amigos, impregnaron la actividad para siempre.

Rubén Rogés. Restaurador. Purista a ultranza, defensor de la originalidad total, absolutamente intransigente, nos mostró como se restaura, de verdad, un auto. Su Bentley, el E-Type, su Pagoda, fueron reconocidos aquí y en el exterior como verdaderas joyas de la restauración. Ayudó a muchos de nosotros guiándonos para conseguir un repuesto difícil, buceando datos en su nutridísima biblioteca y, a veces, importando la pieza para algún amigo neófito en esos menesteres. No siempre fue suficientemente agradecida su generosidad.

Puso la vara donde debe estar, en lo más alto. Nos demostró el minucioso arte de restaurar un auto. Fue implacable con las modificaciones, cortes y actualizaciones. Su carácter, distante y agrio en apariencia, era amable y divertido cuando estaba entre amigos. Fue respetado por todos, aquí y en el exterior, donde se conocía mas allá de nuestras sospechas.

Deja un vacío difícil de llenar en el ambiente. Un gran vacío.

ROBERTO MACNIE

Roberto Macnie, “Mac”. Rompe reglas irredento. Curioso, siempre interesado en armas, mecánica de guerra, aviones… cualquier cosa que tuviera motor. Diseñador claro, creó el Mara, un sport sin techo, de armonioso diseño, convertido hoy en objeto de culto. Le enseñó a un chapista a trabajar el aluminio. Conocedor de los “autos que vivieron aquí” y a la gente de esa gloriosa era, era capaz de pasar una tarde entera recordando anécdotas jugosas y divertidísimas para el beneplácito de los que compartíamos su mesa. Compañero del alma de un buen tinto y un mejor scotch, vivió abrazado a esa amistad. Pocos o ninguno lo ha visto nunca sobrepasar el límite etílico. Todo un escocés de pura cepa. Nunca le tembló la mano al momento de cortar, soldar, modificar, crear… Se peleó con FIVA por no otorgarle el carnet a un speedster suyo y le pintó un PROHIBIDO FIVA en el radiador.

De carácter fuerte, siempre con razón, era dulce con su familia y con los que participábamos de su círculo íntimo.

Mac es uno de esos tipos que, aún después de irse, siguen viviendo en nuestra mente para siempre. Y lo más importante… en nuestro corazón.

Adiós. ¿Por qué dinosaurios? Porque pertenecieron a una raza ya extinta. Tan enormes que su sombra se proyecta interminablemente hacia el futuro. Y porque a pesar de su dimensión, despiertan respeto, cariño y ternura. Conozco a muchos que sentimos igual. Rubén, ha de estar enseñándole a San Pedro como se restaura un MB 300 SL. Mac debe estar potenciando una nube para girar a 12.500 rpm, sobre el cielo de Laguna Seca, como a él le gustaba.

Hasta siempre Rubén. Hasta siempre Mac.

Fotos: Miguel Tillous

5 Comentarios, RSS

  1. ENRIQUE MUCCIARELLI 11/07/2019 @ 9:47 am

    Me acuerdo de Ruben Roges cuando venia a nuestro Rally de MDQ con su imponente BENTLEY y nos deleitaba con sus historias, buen recuerdo QEPD

  2. charly 11/07/2019 @ 4:55 pm

    Privilegio de haber compartido muchos momentos con estos «Gigantes» del ambiente. Que honor.

  3. Gaucho Pobre 11/07/2019 @ 6:40 pm

    Aquí en Bahía Blanca, en un alto en el camino que hizo con su E-Type, tuvimos la oportunidad de compartir con Rubén Rogés y su esposa un día muy agradable, regado de historias de cacerías de autos y de tareas increíblemente minuciosas de restauración.

  4. Alvaro 12/07/2019 @ 4:36 pm

    He tenido el placer de compartir tanto con Rubén como con «Mac», muy agradables momentos en distintas ediciones del «Rally de Mar del Plata» y también en «Autoclásica». Ambos grandes señores , siempre a bordo de excelentes automóviles…….Bentley, Delahaye, Jaguar etc. Espectacular e Inolvidable, ver llegar a el equipo del matrimonio Rogés en su magnífico Bentley 3.0 litros, enfundados en sus mamelucos blanquísimos y sus «cascos» de cuero….

  5. Ruben Gómez 23/07/2019 @ 11:17 pm

    Enorme recuerdo y enorme vacío que dejaron estos próceres del automovilismo de colección,en Rosario siempre recordaremos sus participaciónes en nuestro Rally 100 Millas Día de la Bandera con gran admiración y cariño por la calidad e integridad que siempre tuvieron así como la amistad que nos regalaron.
    El mejor de los recuerdos,buen viaje amigos.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

10933920_785614561517614_890621287844698238_n

Hace ya un par de años que enero se ensaña conmigo pidiendo que me rinda ante su... Seguir Leyendo >>

17