Americanos en el Río de La Plata

Hernán Charalambopoulos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

El pasado fin de semana, durante el Rally del Río de La Plata fue grande mi sorpresa al ver la cantidad y calidad de autos americanos participantes. Celebrando que del otro lado del río las reglas de admisión son algo más laxas que en el ámbito local, pude ver ejemplares que pocas veces se ven, y en todo tipo de formato de carrocería o tamaño.

Entre la nostalgia por el tiempo que fue y las ganas de que ese momento se estire indefinidamente, cuando volvía despatarrado en el asiento trasero del Dodge de 1924 de nuestro amigo Horacio O’Donell, pensaba adonde había quedado toda la magia que supimos consumir durante décadas, embotellada en increíbles objetos que hicieron soñar a generaciones de fanáticos.

Muchos escudan sus prejuicios contra los autos del norte en su inmenso y desproporcionado tamaño, otros en su exorbitante consumo. Suenan estas observaciones algo erradas por el mismo motivo que encontraría equivocado criticar un cuadro solo porque es grande. Quien tenga una casa a la medida de la obra, que lo compre, quien no, se contentará con obras más reducidas. La geografía y el carácter del cliente modelaron esas dimensiones de objetos, y contra eso, ningún argumento parece valido como para anular los destellos creativos de antaño.

Vayan estas imágenes para recrear una época que ya no vuelve en el que todos querían parecerse a los americanos, con lo bueno y lo malo que aportaron estos adorables cetáceos mecánicos.

0 Comentarios, RSS

  1. mastergtv 27/04/2013 @ 8:47 am

    Si bien no estan,ni creo que lo esten en el futuro,entre mis preferidos,hoy los observo mas desprejuiciadamente y admito que algunos me despiertan sensaciones agradables.
    Adhiero a la teoria del cuadro y del tamaño,todavia no puedo aceptar lo que consumen para desplazarce.
    Abrazo Alfista.
    OO=V=OO

  2. Javier M 27/04/2013 @ 10:15 am

    Nunca me gustaron mucho, en los 40 y 50 eran albondigas gigantes y en los 60 lanchas desaforadas.
    Pero te subías a un Pontiac y viajabas en primera clase!
    Fueron lo apropiado para su tiempo y para las extensiones americanas, aqui vinieron bien por robustos para nuestros caminos tercermundistas.
    No serán muy bellos pero funcionaron bien y nuestros abuelos les dieron duro y aguantaron.
    Aguante Moby Dick!

  3. Don Richard 27/04/2013 @ 11:03 am

    No nos olvidemos que nuestro país en las épocas que vinieron estos autos eran bastante semejantes a USA: grandes distancias, todos los climas, caminos de todo tipo. para esas condiciones y un costo del combustible infinitamente menor que ahora cumplían su cometido de auto de uso familiar noble, sin grandes problemas mecánicos, con gran capacidad de transporte, potencia y mucho confort de acuerdo a los estándares de época. MUchos de ellos me gustan, tal vez porque crecí con ellos en mi familia o en la de mis amigos. No olvido el garage de uno que vivía en un edificio que albergaba a todos sus familiares, y contenía distintos Cadillacs desde el ’54 al ’60. O los distintos Fords que tuvo mi padre. Un auto europeo en esa época no los igualaba en cuanto a durabilidad y prestaciones normales de uso, no deportivas. Y algunos trajeron soluciones técnicas avanzadas, como inyección de combustible, suspensión independiente, etc.

  4. fernanfierro 27/04/2013 @ 11:31 am

    Muy bueno el artículo y las fotos. Coincido con Don Richard en sus opiniones. Creo que a veces no se valora la nobleza de estas máquinas y lo innovadoras que fueron en su tiempo. Había que buscar un lujoso europeo para hacer frente a uno común americano.
    Aunque me hubiera gustado, no soy de la época en que estos autazos eran los reyes de las carreteras, pero desde que tuve ocasión de ver algún sobreviviente andando por la calle supe que algún día iba a tener uno. Bueno, al final tres: un plymouth 37, un chrysler 41 y un impala 58.

  5. Mariana 27/04/2013 @ 2:41 pm

    El Saab.

  6. enabe 27/04/2013 @ 10:39 pm

    Estuvo muy buena esta edicion, habia muy buenos autos. Aparte de los americanos estaban 2 Ferrari, algunos MG, etc. El nivel era de lo mejor que tenemos. El que mas me gusto fue el Auburn sedan convertible, muy muy bien, el Peugeot de Horacio, el Caddy de Martin …Lastima que al regreso no los dejaron a la vista. Hubo mucha gente que se fue fastidiada. Por que no los estacionaron afuera ? Hubiera dado mucho mas realce a la prueba. Vahh digo yo….

  7. mondeoV6 28/04/2013 @ 8:08 pm

    Para mi gusto no hay claramente un pais q predomine sobre otro.Pero bien es cierto q los americanos tienen ese no se que,q hace q m quede a mirarlos.Basta ver un buen Cady o un Mustang,un Dusie o un Riviera…
    Mi favorito?Cadillac Eldorado Brougham 57.algun dia,quien sabe jeje
    Fernando Vigñes

  8. Tete 28/04/2013 @ 8:37 pm

    Que lindos son los Cadillac Eldorado, auto pa gringo gordo, me hacen acordar a la pelicula Good Fellas .
    PD a ver si la cortamos con el chiche del filtrito del potoyop

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*