Bello e indomable

Hernán Charalambopoulos
mt
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

 

mt

Esa irresistible atracción que algunos sentimos por los autos que nacieron ( y murieron) mal, nos lleva a escribir notas como la que estoy comenzando en este momento en las que se adora un objeto absolutamente desafortunado pero encantador por su historia y valentía con la que se presentó en las pistas.

Como de carreras no se mucho y aunque refiero andar rápido antes que mirar como otros lo hacen, hay algunos autos que marcaron pasiones y que (claramente) fueron enormes fracasos en lo deportivo. De esa época tan romántica de mi infancia y de la Formula 1, siempre tuve una extraña atracción por el magnífico Arrows A2.

Sin ser un erudito como ya dije, pero sí alguien sensible a las formas, les ahorré el trabajo de leer en Wikipedia acerca de esta criatura y les voy a contar en esta lánguida y pegajosa mañana de enero lo que me anda pasando con este auto.

a2

Nace de la punta afilada del lápiz de Tony Southgate, uno de los cerebros que junto a Colin Chapman dieron forma al Lotus 79. Poco después de ponerle el moño a aquel revolucionario auto, a finales de 1977 el buen Tony tomó otros rumbos y luego de su paso por Shadow, recaló en Arrows para hacer un auto con su sello (a fin de cuentas lo que todo diseñador quiere en algún momento…).

Tomó la experiencia de su anterior trabajo pero la llevó al extremo, convirtiendo el auto en sí en una auténtica ala invertida. Entre las concesiones que tuvo que hacer para lograr esta forma, la más estridente fue la de inclinar el conjunto motor-caja 4 grados hacia adelante, es decir ponerlos “en picada” para facilitar la salida del aire en la zona posterior. Aquí el aire estaba contento de salir lo más limpio posible del auto, pero el que pagaba estos lujos era el centro de gravedad que en la zona posterior del auto se elevaba considerablemente ya que la altura del motor allí era algo arriesgada, lo que derivaba en ataques de furia del chasis e incontinencias con reacciones fuera de lugar cuando las circunstancias no lo preveían, por ejemplo en plena recta…

a3

Riccardo Patrese y Jochen Mass poco pudieron hacer para domar esta hermosa y sensible bestia que sólo participó en un puñado de grandes premios con más pena que gloria, dejando un sinsabor a quienes disfrutábamos de ver cosas nuevas sobre la cinta asfáltica. Convengamos que en 1979 no existían las herramientas de simulación hay hoy en día, por ende el veredicto a la creatividad y el riesgo técnico lo daba directamente la pista.

La obnubilante teoría se había convertido en una pesadilla. Para empezar, el A2 soportaba tales cargas aerodinámicas que doblaban el monocasco como un chicle Bazooka Jirafa, por lo que tuvo que ser reforzado con el consiguiente aumento de peso que afectó (esto también ) a su ya alto centro de gravedad.

El Arrows A2 debutó en el Gran Premio de Francia de 1979 y fue un desastre desde sus primeros metros. Los pilotos se sentaban mucho más inclinados que en los autos de la época, lo que rompía todas sus referencias. “Pero ese no era el problema”, recordaría Jochen Mass, “el problema era su  espantoso comportamiento”. Fue así como el bólido con una de las mejores Livreas de esos años, la recordada “Warsteiner” dorada, desandó rápidamente los pasos y se despidió mucho antes de lo pensado del gran público.

Queda recurrir para rematar este ensayo sobre técnica, a la palabra de los que saben en serio de estas cosas. Por lo pronto vaya desde aquí un puntapié inicial para debatir sobre formas y prestaciones, o mejor dicho sobre arte y técnica, un matrimonio de difícil convivencia desde que los autos son autos.

Salió el sol, me voy a pasear.

7 Comentarios, RSS

  1. Marcelo Beruto 17/01/2017 @ 3:11 pm

    Como tantos otros fracasos, solo estaba muy adelantado en el tiempo. Hoy todos los formula 1 se dibujan en función de la aerodinámica y en esa batalla pierden la pulseada desde el centro de gravedad de la caja de cambios hasta la geometría de las suspensiones!!!! ¿O se piensan que la inclinación que llevan las parrillas delanteras de los F1 actuales está bien??? Ni en un buggy de Dakar se permite eso.

  2. Pablo Felipe Richetti 17/01/2017 @ 3:13 pm

    Muchos han logrado una convivencia exitosa, Brabham BT-44, BT-52, Lotus 72, 79, Ligier JS-11, Ferrari T-2, T-3, 640/641, Renault RS-11, RE-30, McLaren MP-4/4 , Williams FW-14 y varios más…
    Del A-2, nothing to say…

  3. Beppe Viola 18/01/2017 @ 10:50 am

    Gracias al lapiz del amigo Tony y a su aerodinamia extrema, el A2 generaba en el tunel del viento cuatro veces mas downforce de lo que esperaban, pero, lo que en el papel funciona, muchas veces en la pista muestra otra historia.. desde su primer aparicion, completamente sin alerones, el A2 necesitaba para poder ir derecho suspensiones rigidas y resortes durisimos, con lo cual, al menor pianito o bachecito el auto empezaba a rebotar como una pelota perdiendo la aderencia que le daba las polleritas, (que en todo wing-car tenian una importancia fundamental, sellando el venturi por debajo). Y despues de poco tiempo (se dieron cuenta del desastre de auto ya en la primera carrera que corrieron) empezaron a proyectar el A3, una copia del Williams FW07, a su vez copia mejorada del lotus 79.
    La aerodinamica avanzada tiene necesidad de una infinita serie de factores para funcionar bien en cualquier condicion, de todo lo que se hizo despues hasta nuestros dias, algunas cosas fueron legales, otras no, muchas fueron muy costosas y otras peligrosas, pero todo empezo en esos anios maravillosos, cuando Colin Chapman descubrio que el aire que pasa a traves del auto es gratis.
    Ah, el “pitch set-up” que tiene la F1 actual, de donde creen que saliò??

  4. Valentin 18/01/2017 @ 2:58 pm

    Se habían robado todos los planos del Shadow DN 9 (hay que tener ganas de plagiar eso…) se comieron un juicio y en el medio para “diferenciarse” del todo compraron ese delirio.
    La scudería más largamente loser de la F-1 incluida su etapa Footwork.
    De su paso por Buenos Aires 78/79 (corrió el A1) solo recuerdo los inmensos dispensers de Warsteiner que presidían su box a disposición de los andantes (qué pena tener 11 años por entonces) y las terribles gatas que se transaba Jochen Mass que hacían fila por esos pits (coloso!!!).-

    • Beppe viola 18/01/2017 @ 7:04 pm

      No es que los de Arrows se robaron los planos, sencillamente se llevaron el proyectista, el director técnico y el director deportivo de la Shadow, además de un par de cajones de piezas .. el Auto fotocopia FA1 funcionó muy bien desde el inicio, el capo Shadow Nicholson no lo tomò muy bien y el tribunal inglés los condenó por violacion de propiedad intelectual, a destruir los autos, pagar una enorme multa, les sacaron los puntos y los benefit … y para peor, arrestaron al financiero Ambrosio por tráficos ilegales… flor de malandrines…

  5. mario 19/01/2017 @ 11:02 pm

    El nuevo reglamento 2017 promete mayor downforce gracias al mayor ancho de las corrocerias que permite difusores mas largos. Cambian los alerones delanteros y el trasero mas bajo y ancho, algo asi como el A 2. Se dice que un equipo llego hasta el 31% de incremento de downforce, aunque la FIA calcula un 15% de mayor efecto suelo. Como consecuencia de ello los autos serán mas veloces y vuelve el flat-out en las curvas y calculan con mayor dificultades para pilotear. El aspecto de los f 1 se asemejaría los de 1970.
    La fuente de esta información es de Pablo Vignone en su nota del Diario La Nación recomiendo su lectura 18.01.2017
    Coincido el Arrows quizás con lo tecnológica actual podría haber sido un auto viable…, afanemos los planos del A 2.

  6. Ignatius Reilly 20/01/2017 @ 12:05 pm

    Muy lindo y muy impresionante. Parece un fuselaje de avión con ruedas. La posición del piloto es realmente baja, la visera el casco queda a la altura de las ruedas traseras. Comparar con la Ferrari. Lástima el color, debe ser el peor para un auto de competición.
    Había leído en La Nación sobre el nuevo reglamento de F1. Bienvenida la dificultad en el manejo, veremos quién es quién. Si es cierto lo que dice al final, seguimos mal porque lo que se necesita es pelea por los puestos en pista. Podrían haber hecho algo con el ruido de los motores, dan pena.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*