Audi Museum: coupé, una escultura dinámica

vadeRetro
An impressive highlight of the new exhibition at the Audi museum mobile: A replica of the “Manuela”, a Horch 853 Coupé. In 1937, Auto Union had this luxury car made for Bernd Rosemeyer, its most famous racing car driver.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Dynamic Sculptures: The new temporary exhibition at Audi museum mobile shows the history of the Coupé.

El Audi Museum esta presentando una nueva exhibición que incluye 12 coupés que datan de los años treinta al presente. Esta exposición especial titulada “Escultura dinámica: la tradición de deportividad y elegancia en Audi”, estará abierta al público hasta el 18 de septiembre. Su temática se centra en las formas especiales de la carrocería coupé y sus orígenes.

Probablemente no existe un tipo de carrocería que pueda igualar el magnetismo que el coupé ejerce en los amantes de los automóviles. Con orígenes que se remontan a la fabricación de carrozas o coches de caballos, el formato progresó hasta convertirse en el súmmum de elegancia y buen diseño automovilístico. Cuando aparecieron por primera vez vehículos con este tipo de carrocería, se les llamaba frecuentemente “Les Désobligeants” (los “descorteses”). El formato toma su nombre de la idea de “cortar” (“couper/coupé”, en francés) una carrocería de un cuatro plazas para crear un biplaza. El resultado era un estilo de carrocería que excitaría el interés de la élite. Y en los años siguientes, el equipamiento interior y los acabados de alta calidad de los coupés los convirtieron en favoritos de la alta sociedad de las grandes ciudades europeas.

Coupés seemed to have been created solely for long-distance races – like the DKW Monza from 1956 at the Mille Miglia in Italy.

Con los intentos iniciales de afinar los diseños en los años 1930, la forma del techo descendente hacia atrás comenzó a imponerse. Sin embargo, el criterio por el que definimos hoy día un coupé ha emergido gradualmente: un techo corto descansando en dos parantes, con un interior biplaza. Los coupés se afirmaron realmente en los años 1950 y 1960. Un factor clave en su popularidad lo constituyeron las carreras de larga distancia de la época, como las Mille Miglia, Targa Florio, la Lieja-Roma-Lieja que casi parecían haber sido concebidas específicamente para coupés. Típica en el planteamiento de un coupé era la combinación de un exterior atractivo y la mejor tecnología disponible. Y todavía en la actualidad, se ve al coupé como la joya de la gama de cualquier marca.

¿Cómo han evolucionado los coupés a lo largo del tiempo? ¿Y qué aspecto tendrá el coupé del mañana? La exposición especial “Escultura Dinámica, la Tradición de Deportividad y Elegancia en Audi” da respuestas a esas preguntas.

An impressive highlight of the new exhibition at the Audi museum mobile: A replica of the “Manuela”, a Horch 853 Coupé. In 1937, Auto Union had this luxury car made for Bernd Rosemeyer, its most famous racing car driver.

Esperando a los visitantes de esta muestra especial se encuentran 12 coupés de la historia de Audi. Una destacada estrella será la réplica de “Manuela”, una versión coupé única del Horch 853. Este automóvil se construyó especialmente para Bernd Rosemeyer en 1937. El piloto de Auto Union más exitoso y popular de entonces, Rosemeyer amaba este lujoso vehículo, una pasión claramente reflejada en numerosas fotografías de la época. Esto, más el hecho de que el piloto falleció en un accidente mientras intentaba un nuevo récord mundial absoluto de velocidad, justo unos meses después de recibir este auto, elevaron a “Manuela” a su estatus de leyenda. Se cree que el coupé original desapareció sin dejar rastro durante la Segunda Guerra Mundial.

Otros tesoros de los anales de la compañía  están representados por variantes sobre este tipo de carrocerías en los años cincuenta: un singular DKW Coupe Meisterklasse con carrocería de la firma especialista Hebmüller, un DKW Monza de 1956, el Auto Union 1000 SP de 1958, o un NSU Sport Prinz de 1959. También parte de la muestra es el primer Audi Coupé de posguerra, el Audi 100 Coupé S de 1970. Ilustrando el retorno histórico de la marca de los cuatro aros al segmento Premium están el Audi Coupé GT de 1980, el Audi quattro de 1981, el Audi Sport quattro de 1983 y el Audi Coupé de 1988. Los visitantes también tendrán la oportunidad de ver la primera generación del icono que supo ser el primer Audi TT de 1998. Y en el camino hacia el presente encontramos también al Audi A5 de 2007.

The first Audi Coupé of the post-war era: The Audi 100 Coupé S had its market launch in 1970.

The first Audi Coupé of the post-war era: The Audi 100 Coupé S had its market launch in 1970.

10 Comentarios, RSS

  1. Alvaro 06/06/2016 @ 6:56 pm

    Impresionante esa coupé Horch !!!!…y que detalle curioso que se abriera la pequeña luneta trasera…

  2. Jose del Castillo 06/06/2016 @ 10:41 pm

    Ya se que el post es sobre cupes, pero me vino a la memoria el único Horch que vi en mi vida. A principios de los ´60 un señor Humberto Evangelista puso una venta de autos a la americana, al aire libre, en un terreno sobre Libertador, en Martínez. Se llamaba Automarket. Ahora es el estacionamiento de un supermercado.
    Ahí se veían los autos más interesantes, y casi a diario nos dábamos una vueltita a ver si había aparecido algo nuevo. Junto al Horch que era un siete asientos en dos tonos de verde había 3 (tres) Mercedes SSK o similares (una cupé celeste y dos deportivos). El Horch debe haber sido de la embajada porque tenía los mástiles para las banderitas en los guardabarros delanteros. Nunca mas lo vi, seguro que se fue a su país de origen donde sería más apreciado que acá. Me quedó la impresión de un auto de gran calidad, si bien muy grandote y pesado. Siempre me imaginé las historias en que habría participado ya que siendo un modelo 37 ó 38 sería el auto del embajador von Thermann. ¿delirios de adolescente?.

  3. luis 06/06/2016 @ 11:12 pm

    En cuanto a la ventanita trasera, me sacaste las palabras de la boca. Por lo que respecta a la marca, tengo bastante mas aprecio por los modelos antiguos que por los nuevos, realmente, tienen líneas que no me apasionan mucho que digamos. Si recuerdo en el año 90 (aprox) que un compañero de la facultad restauró una coupé 1000 S (DKW) y se la veía muy bien armada, con calidad

  4. Beppe Viola 07/06/2016 @ 4:05 am

    “Manuela”…. otra replica mas al museo Audi…..

  5. Gallego chico 07/06/2016 @ 9:15 am

    “Manuela” obviamente no tiene ninguna relación con el célebre Instituto musical.
    De todas maneras es un ejemplar excepcional de una plasticidad única. Merece apreciado aunque sea una réplica.

  6. morgan. 07/06/2016 @ 9:35 am

    Manuela es otra cosa…………

  7. luis 07/06/2016 @ 4:17 pm

    Morgan: esas palabras deberían surgir de Cinturonga

  8. Alvaro 07/06/2016 @ 7:02 pm

    Ay ay ay…este Morgan las cosas que escribe !!!

  9. mondeoV6 11/06/2016 @ 7:12 pm

    mas q manuela seria una manuela de lujo!!!jajaja

  10. Javier M 12/06/2016 @ 3:32 pm

    En los tiempos del 1000 sp, Auto Union andaba bajo el paraguas de Mercedes y la calidad se notaba, un DKW de pura sangre.
    Bien curiosa la lunetita, chica y practicable.
    Muy buena nota.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*