Autoclásica 2016: Prestige y game over

Leonardo de Souza
20161009_135151
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

20161009_135151

En la previa de Autoclásica, vadeRetro me propuso que en la visita a Autoclásica me dedique a lo que sería mi especialidad/casualidad de compra de cacharros viejos: los vehículos de cuatro puertas.

Después de varios vehículos ya vistos en ocasiones anteriores, algunos de ellos carentes de atractivo para mí, admiré por un buen rato al Citroen SM Europeizado, al Fiat 131 Racing, y al Suzuki Cervo.

20161009_113644

20161009_115149

20161009_132402

Seguí caminando y me encontré mi aguja en un pajar, un regio Citroën CX Prestige, que me animaría a decir, no tiene detalles, y realmente muestra síntomas de muy poco uso.

Lamentablemente, estos modelos de la marca del doble chevron sólo gozaban de un gran atractivo visual. Digamos que “la calidad no iba de la mano del buen gusto” especialmente en sus componentes interiores, sumado a que son muy propensos a la corrosión, lo cual quintuplica las chances de resaltar a una unidad cuando tiene todos los detalles óptimos.

Siempre digo que autos viejos en buen estado son muchos lo que hay; ahora, conseguir el combo Color/Versión/Interior/Mecánica, es el imposible de cada modelo, y hace que sea el referente con sus pares. Éste, a mi gusto, lo es.

20161009_135100

20161009_135224

El color gris le sienta muy bien (mi predilecto, a pesar de que me tilden de fanático de los Bordeaux); La version Prestige es la más sibarita de los CX, y difícil a nivel mundial (llamativamente entraron muchas unidades a la Argentina). Interior en exquisito cuero, y con la virtud de que hasta los parantes estaban tapizados en ese mismo material con sus característico formato “Capitonel”, lo convierten en el combo perfecto de un vehículo frances de esos años.

La verdad admirable mire por donde se lo mire. Y con ese charme, que hace que los “Bigs Citroën” de antaño, sean los referentes en soluciones de exquisitez. Después de admirar este auto, fue el “Game Over” para mi recorrido en Autoclasica.

Fotos: Leonardo de Souza

20161009_135405

20161009_135309

20161009_135129

6 Comentarios, RSS

  1. Daniel DS 14/10/2016 @ 1:31 pm

    Exquisito auto. Si solo hubiera tenido una mejor calidad interior, un tratamiento anticorrosivo superior mas un V6 bajo el capot, hubiera sido una berlina se alto desempeño y de confort inigualable para competir seriamente con los alemanes.

  2. Leonardo de Souza 14/10/2016 @ 1:41 pm

    Todo eso llego con el XM, y lamentablemente podria haber sido antes.
    Ahora, tenias el GTI Turbo 2, que se comia crudo a muchos de sus rivales alemanes, que a mi gusto fue mas que respetable, y por sobre todas las cosas, mas Citroen que nunca!

  3. Daniel DS 14/10/2016 @ 2:07 pm

    Si, puede ser… Aunque la calidad era sumamente inferior y con eje trasero de brazos arrastrados.

  4. Eirwal 14/10/2016 @ 4:08 pm

    En mi opinión, si se hubiera podido juntar a los diversos Citröen dispersos por el predio de Autoclásica hubiera sido uno de los stands más impactantes. Este CX, el fantástico SM, el lindísimo DS uruguayo, los 11 y 15 CV y el elegantísimo 11CV cabriolet… ¡Mamma mía! ¡Qué lindo seleccionado se hubiera formado!

    • Eirwal 14/10/2016 @ 4:10 pm

      Perdón. Incluyendo también a los hermanos más chiquitos.

  5. Leonardo de Souza 15/10/2016 @ 2:14 pm

    Adhieron el comentario de los Citroen…A mi gusto el mejor material que hubo en Autoclasica, dentro de los “clasicos” populares actuales, maravilloso si los hubiesen estado separados por marca/sector.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*