Autoclásica 2018: 50 años del Peugeot 504

staff
JML_5430_0
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

JML_5591_0

Es un orgullo poder estar presentes nuevamente como en todas y cada una de las ediciones de Autoclásica, en esta oportunidad rindiendo especial homenaje al Peugeot 504, un modelo con una rica historia que sin dudas tuvo un alto impacto en la memoria sensitiva de los argentinos”, resaltó Rolando Gutesman, presidente del Club de Clásicos Peugeot Argentina.

Como todos los años Autoclásica fue una inmejorable oportunidad para revivir la historia de la industria automotriz y celebrar la preservación de su patrimonio. Esta 18° edición del mayor festival de autos y motos clásicos de Sudamérica organizado por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina (CAC), se desarrolló nuevamente en el boulevard del Hipódromo de San Isidro el pasado fin de semana, desde el 13 hasta el 16 de octubre.

JML_5468

JML_5427

Los amantes de los clásicos pudieron recorrer el Hipódromo de San Isidro admirando una gran variedad de autos y motos. La premiación de motos y autos se realizó el domingo 16 de octubre y una de las unidades exhibidas por el Club de Clásicos Peugeot Argentina (Peugeot 504 TN de 1977) fue galardonada en la muestra con el primer puesto en la categoría “Industria Argentina Origen Europeo”.

El espacio del león contó con la presencia de ocho unidades del Peugeot 504 en las que se destacaron las versiones coupé y convertible, varios sedanes fabricados en Argentina (el mencionado TN, un modelo 1970, el 2000 SE, el GR TN y otros), una 504 rural, la pick-up y hasta una réplica de un 504 de competición de los años 70. El Peugeot Food Truck completó la presencia de la marca con su espacio exclusivo inspirado en el Peugeot Lounge, sitio de culto que la marca tiene en el barrio de Palermo.

JML_5578

JML_5465

Repasando la historia, el Peugeot 504 se mostraba por primera vez al público en el mes de septiembre de 1968, en el Salón del Automóvil de París. Las expectativas previas de la prensa y el público quedaron largamente satisfechas una vez que el 504 enseñó su cuerpo y rodó en las calles europeas revelando un exquisito confort de marcha.

 

Lo que hoy luce anecdótico, hace 50 años era una difícil misión: sustituir al mítico Peugeot 404 y, a la vez, reforzar la presencia de la marca del león en el segmento de los automóviles de categoría superior en el mercado europeo, pero también en otros países y continentes del globo. Tanta expectativa del público y la prensa su rápidamente seducida desde su mirada: “el 504 tiene los ojos de Sofía Loren”. El diseño de este nuevo Peugeot estuvo a cargo estudio italiano Pininfarina y firmado por el diseñador Aldo Brovarone, fue toda una revolución en su tiempo, con un remate inédito en la parte posterior y los faros delanteros de forma trapezoidal.

El interior recibía a los pasajeros con un gran espacio habitable, confort y mucho cuidado en la presentación, con versiones tope de gama que incorporaban tapizados de cuero y aire acondicionado. Estos eran los parámetros que alcanzaba el nuevo 504, un auto prestigioso que se convertiría en la referencia por décadas gracias a su confort de marcha y su confiabilidad mecánica.

El equipamiento de serie de las versiones europeas incluía elementos sofisticados para su época como cinturones de seguridad, tapizados de cuero, frenos a disco, dirección asistida, levantavidrios eléctricos, radio-pasacassette y aire acondicionado.

Su éxito comercial fue inmediato y las repercusiones en otros ámbitos no tardaron en llegar. En 1969 era elegido por la prensa especializada como “Auto del Año”, convirtiéndose en el primer Peugeot en obtener este galardón (el 3008 fue en el año 2017 el quinto Peugeot en obtenerlo).

JML_5672

JML_5354

Apenas 11 meses después de su presentación en Europa, el Peugeot 504 era lanzado en Argentina. Producido por Safrar con adaptaciones en sus trenes rodantes a las condiciones viales locales, inicialmente se ofreció con el motor de 1.657 cc en versiones Standard y De Lujo y con los característicos faros redondos insertos en la base trapezoidal de los primeros años, detalle que mantuvo hasta 1972.

En el aspecto deportivo, los éxitos -tanto en pista como en rallies de todo el mundo- no tardaron en llegar. Entre los más destacados figuran: campeón argentino de Turismo Nacional, campeón en la presentación del TC2000 en 1979 y ganador del Rally Safari de 1975 en África, entre muchos logros.

El 504, convertido en un símbolo de status, siguió ofreciendo mejoras mecánicas, de equipamiento y renovaciones estéticas en Europa y también en la versión producida localmente. En 1973 aparece en Argentina la línea X, ya con el motor de 1.813 cc, con palanca al piso, llantas bicolor y versiones con tablero deportivo que incorporaba cuentavueltas. También presumía de ser el primer automóvil que ofrecía en el mercado argentino el pasacassette como equipamiento de serie.

JML_5674

JML_5391

A partir de 1976 aparece el motor 2000 que acompañaría al 504 hasta el final de su longeva supervivencia en la línea de montaje local de Peugeot. En 1977 la versión TN genera deseo en todos los conductores de ínfulas deportivas y en 1979 aparece el primer Diésel, muy adoptado por los taxistas que encuentran en el 504 un socio ideal en base a su confort, confiabilidad y economía de uso.

El último restyling, exclusivo para el mercado argentino, aparecería en el año 1991 y le permitiría en 1994, nada menos 25 años después de que el 504 fuera lanzado en Argentina, conseguir el número uno en ventas del mercado. Ese rediseño se mantendría vigente hasta las últimas unidades producidas en el año 2000, con lo que el Peugeot 504 completó un récord de 31 años de producción ininterrumpida en Argentina y cerca de medio millón de unidades terminadas en todas sus variantes.

JML_5356

JML_5687

La faceta camaléonica del Peugeot 504 permitió que sobre la misma base se ofrecieran otro tipo de versiones y carrocerías para usos muy disímiles, como las coupé y cabriolet fabricadas en Europa e importadas en contados ejemplares en Argentina. También la variante Rural que comenzó a aparecer en los catálogos europeos en 1971 y en el período 1979-1982 se ofreció en venta en Argentina, o la pick-up, que se produjo localmente en el período 1983-1997, con versiones que ofrecieron una capacidad de carga de hasta 1,3 toneladas.

El 504 fue un auto emblemático y exitoso a nivel mundial. En total se produjeron en diversas plantas de Europa, América y África cerca de 4.000.000 de ejemplares y su producción concluyó en el año 2005 en Nigeria. A lo largo de cinco diferentes décadas, dos siglos y dos milenios fue un fiel sinónimo de confort, elegancia, robustez y confiabilidad. ¡Viva el inolvidable 504 en sus 50 años!

Fotos: Prensa Peugeot

JML_5679

JML_5439

JML_5401

JML_5363

JML_5345

JML_5404

JML_5341

JML_5336

JML_5428

4 Comentarios, RSS

  1. Pablo Felipe Richetti 22/10/2018 @ 9:10 am

    Del equipo de GNC de la rural 504, ¿no hay ninguna referencia?

  2. Rafael 22/10/2018 @ 12:52 pm

    Lindo 504 TN “tunning” con shantas ensanchadas y paragolpes sin uñas de goma. Como si fuera poco, obtuvo un primer premio ante un jurado de altísimo prestigio nombrado por FIVA. Ay ay ay… Autoclásica, ¿en qué te han convertido?

  3. luis 22/10/2018 @ 12:58 pm

    Siendo yo chico (ahora 49) y ya gustándome los autos, el 504 era uno de esos que veía espectacular. Esa priimera línea (un conocido lo tenía en rojo) me hacía dar vuelta para verlo. Me acuerdo cuando perdió el portapatente trasero metalizado (con franjas lisas y rugosas alternadas) que casi lo consideré un sacrilegio.
    En cuanto a los exhibidos, bastante linda la elección, si ya es raro el TN, ni que hablar del GRTN, quizás faltó algún ejemplar negro con techo teñido de rubio, representante ineludible de su segunda mitad de vida.
    Creo no equivocarme si digo que, además del pasacasettes, también fué el primero en traer luneta con desempañador.
    Raras avis ambas coupés, bicho raro por estos pagos, solo un par de veces vi alguna en la calle.
    Comparto el tema de la rural con GNC, aunque no se cuantas quedan en estado digno de ser exhibidas.
    Muy elegante la aclaración sobre los trenes rodantes, lo que, en la práctica, significó la adaptación de los usados por el cuatro cuatro, perdiendo el eje trasero independiente y los discos que, creo, presentaba el europeo, lo que, de todos modos, no le impidió mostrarse como un cómodo sedán de amplias dimensiones y mas que confiable rendimiento..
    Personalmente, tuve mi primer contacto mas directo con un SL aprox del 80, y después pasando al GR (ya con 4 bulones) GRII (varios) y SR, con muy buenos recuerdos de todos ellos.

    Saludos a todos.
    Luis

  4. Fosforocohete 24/10/2018 @ 8:03 pm

    Como todos los años fui con mi papá a la expo.
    Con el compartimos el gusto por los autos, pero siempre me costaba encontrar el punto donde ambos recordábamos autos del pasado que la familia había tenido.
    La mayoría eran comentarios sobre la cantidad de Fiats que había tenido antes de mi nacimiento, sus amados opel K180 (tuvo 5) y el torino 72 con los focos traseros redondos, entre otros, no eran recuerdos que yo había vivido.

    Por suerte, esta vez eso cambio con los 50 años del yeyo o leon!
    Fue emocionante ver la “Rural” verde exactamente igual a la que teníamos, y con la que recorrimos el país junto a mi vieja, mis 2 hermanas y un primo, al que odiaba xq me relegaba a la ultima fila de asientos, aplastado por bolsos y el termolar azul de 5 litros lleno de jugo!
    En una de esas vacaciones mi papá se accidento y mi mamá volvió manejando “la aceituna”, que recién había sacado el carnet y que luego se quedaría con ese auto.
    Justo mi mamá aprendió a manejar con otro 504, y aunque cueste creerlo, ese 504 era un TN.
    Sí, mi mamá manejaba un TN.
    De solo recordar a mi mamá al volante de ese bólido azul llevándome al club me llena de alegría.

    Le pedí que busque una foto, ya que me encantaría poder compartir esa imagen.

    Obviamente las fotos de los autos expuestos se compartieron en el grupo familiar donde todos fueron sumando recuerdos.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

escanear00031-350x392

Sociedad exitista como pocas, el suceso del varón occidental pasa por poseer la mayor... Seguir Leyendo >>