Autoclásica 2018: autos ganadores

Diego Speratti
IMG_3289
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_3281

Veinte años no es nada, pero 18 ediciones son muchas para Autoclásica, la gran celebración sudamericana de autos clásicos que comenzara allá por 1998 en el Hipódromo de San Isidro, y la encuentra dos décadas después más madura y convertida en mucho más que un concurso de elegancia.

La edición 2018 estuvo acompañada por un muy buen clima en general y mucha presencia internacional, tanto de visitantes (la torcida brasileña, la más ruidosa) como de participantes, con más de una docena de autos uruguayos en concurso, autos brasileños en exhibición (uno en concurso, el resto viajeros con su corralito exclusivo) y algunos otros recién traídos del exterior por coleccionistas locales.

IMG_3140

IMG_3252

Este año hubo poquísimos ejemplares de modelos ancestros o veteranos (de hecho no subió ninguno a la rampa de premiación), pero volvieron los transportes públicos, que ocuparon su lugar junto a la entrada del estacionamiento. También puede haberse notado cierto faltante de buenos autos de preguerra y en cambio, hubo sectores repletos de baquets, réplicas, recreaciones y vehículos construidos en estos tiempos e inspirados en algunos de tiempos pasados.

Sobre el boulevard central, dos grandes colecciones de vehículos históricos de la Argentina se unieron bajo la misma carpa: la familia Pérez Companc exhibió tres automóviles de competición y la familia Scalise hizo lo propio con seis motos pura sangre de carrera. Conceptualizada bajo el nombre de “Leyendas Mundiales”, de allí salieron los dos “Best Of Show”, tanto el de autos como el de motos.

IMG_3276

IMG_3675

A raíz de haber elegido a dos vehículos de competición como los mejores de Autoclásica 2018, se mencionó mucho luego de la premiación la posibilidad de comenzar a otorgar en el futuro dos reconocimientos separados para el Concurso de Elegancia y para los autos de competición, tal como se hace en el certamen de Amelia Island, en Florida, EE.UU.

Con las ceremonias de premiación celebradas el domingo en firma separada para autos y motos, y otras menciones para stands y clubes, comenzamos aquí a dar cuenta de los ganadores en las categorías de automóviles y transportes, con la posibilidad de recordar los autos ganadores en el 20152016 y 2017:

PREMIO TRAYECTORIA DEPORTIVA

IMG_3644

Reo Baquet 1928

PREMIO FUNDACIÓN LORY BARRA

IMG_3628

Jorge Anadón (Pur Sang)

PREMIO GERMÁN SOPEÑA

IMG_3636

De Tomaso Pantera GTS 1979

PREMIO GUSTAVO FOSCO

IMG_3589

BMW M1 1980

PREMIO CLASSIC & SPORTSCARS

IMG_3653

Huayra-Pronello Spyder Ford V8 1970

PREMIO FIVA

IMG_3660

Cadillac Serie 62 4 puertas 1957

VEHÍCULOS COMERCIALES

IMG_3328

1º Chevrolet C10 pick-up 1965

IMG_3314

2º IAME Justicialista pick-up 1954

TRANSPORTE PÚBLICO

IMG_3766

1º Mercedes-Benz 1112 1970 Carrocería La Favorita Línea 45

VEHÍCULOS MILITARES

IMG_3258

1º International M5 semioruga 1943

IMG_3339

2º Jeep Willys M38 1952

COMPETICIÓN ARGENTINA

IMG_3365

1º Berta-Tornado SP 1972

IMG_3349

2º Ronfer-Chrysler baquet 1934

COMPETICIÓN INTERNACIONAL

IMG_3398

1º Ferrari 340/375 MM Berlinetta Pininfarina 1953

IMG_3383

2º Talbot-Lago T26C 1950

TURISMO CARRETERA

IMG_3417

1º Chevrolet-Baufer 1964

IMG_3409

2º Dodge Coupé TC 1974

ARTESANÍA ARGENTINA

IMG_3435

1º Jaguar C-Type réplica

IMG_3428

2º Edsel Ford Model 40 Special Speedster réplica

INDUSTRIA ARGENTINA (Origen europeo)

IMG_3450

1º Peugeot 504 TN 1977

IMG_3446

2º Fiat 128 IAVA 1971

INDSUTRIA ARGENTINA (Origen americano)

IMG_3460

1º Valiant V200 1962

MICROCUPÉS

IMG_3474

1º Dinarg D200 1962

IMG_3463

2º Isard T400 1962

VINTAGE AMERICANO

IMG_3500

1º Packard 645 Dual Cowl Phaeton 1929

IMG_3491

2º Ford A Roadster 1931

VINTAGE EUROPEO

IMG_3517

1º Vauxhall 30/98 Wensum Sports Tourer 1925

IMG_3514

2º Citroën B14G 1928

POST VINTAGE AMERICANOS

IMG_3528

1º Chevrolet Master Deluxe 4 puertas 1933

IMG_3522

2º Chevrolet Coupé 1938

POST VINTAGE EUROPEOS

IMG_3538

1º Hotchkiss Biarritz 686 Cabriolet 1939

IMG_3533

2º SS1 Saloon dos puertas 1934

POST GUERRA AMERICANOS

IMG_3550

1º Pontiac Chieftain 1957

IMG_3545

2º Lincoln Continental Club Coupé 1948

POST GUERRA EUROPEOS (pequeña serie)

IMG_3566

1º Mercedes-Benz 300 SL Roadster 1959

IMG_3559

2º Porsche 356 Cabrio B Super 90 1959

POST GUERRA EUROPEOS (gran serie)

IMG_3576

1º Mercedes-Benz 190 SL 1958

IMG_3571

2º Jaguar XK 140 Fixed Head Coupé 1955

CONTEMPORÁNEOS EUROPEOS (pequeña serie)

IMG_3589

1º BMW M1 1980

IMG_3584

2º De Tomaso Pantera GTS 1979

CONTEMPORÁNEOS EUROPEOS (gran serie)

IMG_3599

1º Porsche 911 1965

IMG_3593

2º BMW M635 1984

CONTEMPORÁNEOS AMERICANOS

IMG_3603

1º Chevrolet Corvette C2 1966

TERNA BEST OF SHOW

IMG_3687

Ferrari 340/375 MM, Packard Dual Cowl 645 Phaeton 1928, Vauxhall 30/98 Wensum 1925

BEST OF SHOW

IMG_3700

Ferrari 340/375 MM Berlinetta Pininfarina 1953

Fotos: Diego Speratti

22 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola 16/10/2018 @ 4:31 am

    excelentes los premios, los premiados y la terna final.
    pero, siendo un concurso de elegancia eso deberia trasmitirse tambien a los propietarios premiados y por eso los organizadores tendrian que ajustar un poco el dress code, subir a la rampa a recibir los premios en remera, pantaloncitos cortos y zapatillas no es elegante.

    • Güilbeis 16/10/2018 @ 10:02 am

      Don Beppe, hay que tener en cuenta la longitud y la latitud. Acá estamos abajo del Ecuador. La mitad del público asistente se tragaba las s.

  2. Alvaro 16/10/2018 @ 10:07 am

    Comparto totalmente su comentario don Beppe !!!….una buena camisa, ídem para el pantalón y calzado acorde, no es mucho pedir y brindaría un marco más agradable y a tono con el evento…

  3. Alejandro Marino 16/10/2018 @ 1:51 pm

    Gracia’ a Dio’ que no hay control de indumentaria para el pùblico, me hubiera quedado “mirando la fiambrera” !

  4. Testarossa57 16/10/2018 @ 4:15 pm

    See, también hubo algunos “elegantes” vestidos de seda sobre la rampa, y como reza el famoso dicho; “Aunque la mona se vista de seda…”.
    Y refiriéndonos a los autos y la elegancia…; ¡Que bueno que finalmente le dieron el Best of Show a la 375MM!!!

  5. José del Castillo 16/10/2018 @ 10:36 pm

    Como decía mi abuelo: “I beg to differ”, la 375 MM es un monstruo de auto, con una historia envidiable y linda por donde se la mire, y probablemente muy merecedora del “Best of Show”, pero si hablamos de elegancia, me quedo lejos con el Packard. La 375 nació para ganar carreras, no para ser elegante, el Packard si.

  6. Testarossa57 17/10/2018 @ 7:27 am

    La elegancia es un concepto abstracto relacionado con la belleza, la distinción, y el buen gusto, cualidades que pueden estar presentes en cualquier elemento, ente, u objeto, incluso en un auto de carreras.

    Según el Diccionario de la R.A.E.; “Elegante: adj. Dotado de gracia, nobleza, y sencillez. Airoso, y bien proporcionado”, atributos estos, que sobran en la 375MM. Uno de los mejores diseños de Pininfarina.

    Me la imagino corriendo en su época, en el circuito de Spa, deleitando al público con el sonido sinfónico de su v12, y deslizándose con total distinción y prestancia en las manos de un gentleman driver como Mike Hawthorn. Que elegancia…!!! Por Diossss!!!

  7. @autazos 17/10/2018 @ 9:10 am

    Si no estaba la Ferrari, el Packard tenía todo para ganar. El estado y sobre todo el funcionamiento era increíble. Ni se lo escuchaba regular, era más silencioso que un cero kilómetro. El que no entendí fue el premio de los periodistas al Pantera, no me pareció un auto para premiar, ¿cuántos periodistas votan? ¿por cuánto margen ganó?

  8. ENRIQUE MUCCIARELLI 17/10/2018 @ 9:38 am

    Coincido plenamente con Beppe Viola y los que opinan sobre el tema vestimenta, falta de traqueteo social q le dicen .

  9. Exocet 17/10/2018 @ 10:57 am

    Fui todos los días a San Isidro. Que quieren que les diga, cambio al tipo más elegante que aterriza de la estratósfera directo a la premiación por gente de carne y hueso en remera, bermudas y zapatillas, que se pasa cuatro días junto a su auto explicando a todos los visitantes con amor y conocimiento profundo lo que muestra.

    • TURATI 18/10/2018 @ 4:51 pm

      ¿Y por qué no pueden ser las dos cosas?

  10. Güilbeis 17/10/2018 @ 6:23 pm

    Ese Packard es algo muy especial. No se me ocurre como definir el término elegancia pero sin dudas está en un nivel superior y además destila calidad de materiales y de construcción. Reconozco que tengo una debilidad especial por la marca y me alegró muchísimo que de una vez aparezcan Packard importantes y en estado impecable. Eso sí, para mí está sobre restaurado, en particular la pintura, el tratamiento de la madera del tablero y los listones del portaequipajes y tengo mis dudas sobre el cromado de las ruedas.

  11. franco 18/10/2018 @ 12:51 am

    Ese Packard sera el que remato gooding and company el año pasado en pebble beach? porque vendieron uno exactamente igual chassis 177879

    • Beppe Viola 18/10/2018 @ 7:30 am

      si, es el mismo

      • franco 19/10/2018 @ 12:57 am

        Gracias, me parecía, muy lindo auto, sobre todo muy elegante

  12. MARIO 18/10/2018 @ 5:32 pm

    La Talbot Lago T 26 C, 1950, es una de las que corrio en Rafaela…?

    • franco 19/10/2018 @ 1:01 am

      Si, de hecho es el que gano esa carrera, conducido por J.M Fangio. s/n 110051

  13. Gringo Viejo 19/10/2018 @ 1:50 am

    Raramente disiento con mi apreciado BV. En este caso me permito hacerlo. Este evento tiene lugar en un espacio público y parece atraer, agracias al cielo, a un espectro demográfico bastante amplio. Los que compiten son los autos. Aquellos restaurados robándole horas al sueño y aquellos restaurados en un taller especializado a fuerza de billetera. Las dos vías son válidas por supuesto. En cuanto a lo vestimentario, si a mí alguien me tira con un código vestimentario, inmediatamente me huele snob/concheto/fake y trataria de evitar el evento, salvo que se trate de un funeral.
    Una muy buena definición de la etiqueta y sus abusos la daba un colega (muy inglés y muy upper-crust, él) quien cortaba el césped de su casa de saco y corbata el fin de semana pues decía que, de hacerlo en camisa, se sentiría desnudo y muy poco Británico. El aconsejaba no llegar a tu propio casamiento en un rolls royce a menos que el Rolls fuera realmente tuyo (alquilado o prestado no vale) y que lo utilizaras corrientemente para ir al trabajo. Lo mismo recomendaba para la vestimenta. No te aparezcas en cualquier evento vestido de black-tie a menos que seas croupier en un casino y esa sea tu vestimenta habitual. A todo lo demás le ponía el sello de « snob ». Y si de elegancia sartorial se trata, queda la definición de Danny DeVito en la película Tin Men: Algunos de nosotros, aún enfrascados en un traje caro, sólo lograríamos parecernos a 4 kilos de mier.. en un envase de 3 kilos. El hábito no hace al monje.
    Abrazos

    GV

    • Beppe Viola 19/10/2018 @ 5:17 am

      Es interesante disentir si uno tiene con quien hacerlo en un modo edificante:
      A ver… el dress-code es una forma de respeto a la organizaciòn y al nivel que se merece el evento, sin llegar a la exageraciòn del Goodwood Revival, donde todo parece anclado en los anios sesenta, bomberos, mecanicos y enfermeras incluidas, y asi y todo toma una fascinaciòn muy inglesa, tiene un sentido. Asi como ninguno iria en chancletas al Colòn ni en Black tie a la bombonera, en un “concurso de elegancia”, al menos los integrantes que presentan los autos, los jueces, la organizaciòn y los presentadores deberian tener un modo elegante y mas o menos formal en mostrarse adelante del publico… El publico es otra cosa, ovbiamente no se podria obligar a todos a vestirse en un cierto modo, pero, el evento mismo te “recomienda” como presentarte… En otros tiempos, cuando se iba a misa, a saludar los tios ancianos o a visitar al doctor se ponian los vestidos buenos , los zapatos elegantes, se iba peinadito y con las rodillas limpias… cuando voy a Villa d’Este, aunque no presente nada y no sea juez, voy con la camisa planchada, zapatos a tono y el reloj de las grandes ocasiones. es un concurso de elegancia, è che cazzo!!. cuando voy a la playa, en cambio, no… y eso no es abuso de etiqueta, es adaptarse al nivel e/o importancia del evento y creo que Autoclasica lo merece, antes que se parezca a una versiòn de La Salada con autos viejos….
      coincide , por otro lado a las definiciones de su colega ingles las aprecio muci… pero se ve que es un subdito Britanico de otros tiempos, visto como van vestidos ahora los jovenes ingleses, que parecen apenas desembarcados en Benidorm o en Mykonos
      Cordiali saluti

      • Alvaro 19/10/2018 @ 7:16 pm

        Muy acertado su comentario al que adhiero…seguramente .ningún propietario de un automóvil que se presenta en “Autoclásica”, dejará de tener en su placard alguna camisa sobria (celeste, rosa, blanca….), un pantalón largo claro o azul y un par de mocasines o zapatos de cuero…nadie pide que vaya de traje y con corbata !!!…es simplemente ubicarse….todo esto me hace recordar a la desubicación del Embajador argentino que fue a recibir la Fragata Libertad en remera, bermudas y zapatillas, mientras los oficiales que le rendían honor estaban impecables en sus uniformes blancos (muy comentada esta “gaffe” en los diarios y redes sociales)

        • Gringo Viejo 21/10/2018 @ 5:29 pm

          ¡ Ah, no, Don Beppe! ¡Así no se puede polemizar! Simplemente me desarma debatir con alguien que lo hace desde el sentido común. Qué le puedo decir. Si usted se pone una camisa planchada y cuida en general su indumentaria y lo hace por respeto a los que se rompieron el lomo (generalmente ad-honorem) organizando la muestra, como no voy a coincidir. Además, sospecho que, por su profesión y por su lugar de residencia (¡epa! ¿Cómo caray deduje yo su profesión y citadinanza?) tiene usted un hiper-aguzado sentido de la estética. Seguro no le hace falta un código vestimentario rigido.
          En cuanto a lo de Goodwood, lo observo a través del cristal de que se trata, de alguna forma, de un parque temático. Todo se soluciona al fin con un mínimo de ubicuidad. Juzgando por las fotos, no veo nada tan ofensivo al (tan subjetivo) buen gusto. Hasta el ombligo que menciona Alejandro, luego de un detenido estudio biometrico, parece anatómicamente correcto. Y yo también un día compré, en liquidación, un par de zapatillas color naranja. Para gran divertimento de mis hijos. Ahora sólo las uso dentro de la casa y cuándo no están ellos.
          Abrazos.

          GV

  14. Alejandro Marino 21/10/2018 @ 12:05 pm

    De todos modos, invertir en traer una Ferrari semejante ,ponerte la mejor pilcha y recibir una cucarda de “Best of the Show” y una docena de packs de Cerveza Imperial de manos de una promotora con el ombligo al aire, no se…
    Conste que no tengo nada contra los ombligos al aire, pero alguna cosa està mas fuera de lugar que mis zapatillas color naranja

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*