Automobilia y las colecciones: todo tiempo pasado fue anterior (I)

Lao Iacona
KHJF9810
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

FXEA2564

Célebre frase de Marcos Mundstock, como excusa para hablar de algo casi inexplicable: el coleccionismo.

En mayor o menor medida -y hay mayores y menores medidas-, a todos los que nos gustan los autos, las carreras, los clásicos y sport, el TC (sí, correcto, el Turismo Carretera), la Fórmula 1, 2 y 3 (y hasta la 4 y 5), nos hemos interesado en algún momento por un recuerdo, una pieza, que, al poseerla nos haga sentir parte del circo, remitirnos a lugares, recordar personas, situaciones que vivimos o, simplemente, poder decir: ¡la tengo!

En ese derrotero fatídico comienza la “colección”. Debo reconocer que no he circunscripto el espectro. Los libros ocupan el mayor lugar, y son desde ya lo que más he utilizado, ya que los leí en su mayoría, o fueron fuente de información para escribir notas u otros libros.

Siguen los modellini. La mayoría son Alfa Romeo, y es una colección histórica más no histérica: fui comprando lo que veía, me gustaba y me permitía al bolsillo. Hay de todas las marcas, escalas y materiales. Los F1 ocupan un lugar especial, y los TC también, aunque verán con el correr de las notas que hay otras gemas.

Luego hay programas de carreras, entradas, láminas y posters, calcos, escudos, pines, latas, llaveros, pases a boxes… Hoy pasaremos revista a algunos de ellos.

1

En primer lugar, un brazalete de operario de pista del trágico Grand Prix de Mónaco, 1967. Ganó Denny Hulme con un Brabham-Repco, pero Lorenzo Bandini tuvo un despiste en la chicana cuando intentaba achicar la brecha que lo separaba del neozelandés. Su Ferrari 312 impactó y trepó en llamas a los fardos de paja que hacían de contención, justo a la salida de la chicana. El italiano murió tres días después por las quemaduras recibidas. Ya se palpitaba este desenlace; el podio fue muy breve y serio, y la clásica comida de gala del domingo por la noche fue suspendida. Ese año como rareza, se largó desde St. Devote. Fue la primera victoria de Denny Hulme en la Fórmula Uno.

2

El llavero es de la marca Super Pellati, que no llegué a desentrañar al día de hoy si es de cerveza o algún otro tipo de bebidas. Hay llaveros de varias carreras, me tocó en suerte el del Rally de Mónaco. Data: circa 1950/1960.

4

Finalmente, un set de publicidades de Marchal, la tradicional marca francesa de faros, cuyos ítems son muy buscados por los coleccionistas. Portatarjetas, llavero y maso de cartas.

Como siempre en el coleccionismo, la mejor pieza, está por venir…

Fotos: Lao Iacona

————————————————————————————————————————————————————-

Invitamos a los lectores de vadeRetro a presentarnos sus vehículos históricos o sus colecciones. Pueden enviarnos las fotos e información por mail a info@vaderetro.com.ar o por wsp al 0054 (911) 6727 0507.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*