Beethoven

Hernán Charalambopoulos
IMG_0853
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_0853

Imposible ir a visitar a Speratti y no caer preso de los encantos de Beethoven, la mascota del barrio Real de San Carlos de Colonia, pero compañero exclusivo de nuestro socio. Luego de la recorrida habitual en la que el anfitrión muestra sus últimas compras en materia de objetos de dudoso valor utilitario y rigurosamente abrazados por óxido, comenzó el show de su fiel compañero.

Con alma de modelo y gran desenvoltura ante los disparos, Beethoven posó sin pausa durante largos minutos sobre alguna de las reliquias que descansan en el jardín de quien lo alimenta a diario. Ya habíamos hecho un pequeño servicio sobre perros y clásicos, pero esta vez tuvimos a disposición un ejemplar perfecto para la breve e intensa producción. Disfruten las fotos.

IMG_0849

IMG_0845

IMG_0844

9 Comentarios, RSS

  1. a-tracción 13/03/2014 @ 7:06 am

    Un lugar como pocos.
    Abrazo a mi amigo Beethoven.

  2. morgan. 13/03/2014 @ 8:30 am

    Speratti me debe un buen lugar para dormir. Espero que no sea con Beethoven.

  3. ssjaguar 13/03/2014 @ 8:44 am

    ¿Ëso es el jardín de Diego?..miren que yo soy de juntar basura,pero éste me tiró a la m….

  4. cinturonga 13/03/2014 @ 8:57 am

    Por como posa, parece linda “perra”.
    Se dió la antitetánica estimado Griego?

    Dele un beso glande de mi parte a Diego.

    Un carinho glande, Cintu.

  5. Mariana 13/03/2014 @ 9:54 am

    Cotita linda!

  6. Del Moño 13/03/2014 @ 1:28 pm

    Con oxido o sin oxido, con perro o sin perro,que lindo estar tirado al sol un rato por ahí, solo contemplando…

  7. Alvaro 13/03/2014 @ 7:10 pm

    ¿Esa es parte de la colecciónde Diego?…¿los restaurará?…huuummm…simpático don Beethoven…

  8. KpaC 13/03/2014 @ 8:44 pm

    1) El perro de Speratti duerme en cama propia, de bronce, estilo vintage con prosapia e historia propia. Perteneció a un hotel (o prostíbulo, no está debidamente aclarado) de la belle epoque charrúa. O algo así intenta acreditar vanamente el dueño (del perro).
    2) Speratti duerme en el piso y las mismas condiciones ofrece a sus invitados que se acercan a la finca.
    3) En invierno, el estimado canino tiene exclusiva wild car para pasar al interior de la morada y compartir frazada.
    4)Las costumbres del uadrúpedo van en zaga y se alinean con las del dueño: no es raro que orine gente que duerme en la Rambla colonienese, que coma de platos ajenos a los que no fue invitado o que lambetee orejas desconocidas (siempre hablando del perro).

  9. KpaC 13/03/2014 @ 9:05 pm

    1) El perro de Speratti duerme en cama propia, de bronce, estilo vintage con prosapia e historia. Perteneció a un hotel (o prostíbulo, no está debidamente aclarado) de la belle epoque charrúa. O algo así intenta acreditar vanamente el dueño (del perro).
    2) Speratti duerme en el piso y las mismas condiciones ofrece a sus invitados que se acercan a la finca.
    3) En invierno, el estimado canino tiene exclusiva wild car para pasar al interior de la morada y compartir frazada.
    4)Las costumbres del uadrúpedo van en zaga y se alinean con las del dueño: no es raro que orine gente que duerme en la Rambla colonienese, que coma de platos ajenos a los que no fue invitado o que lambetee orejas desconocidas (siempre hablando del perro).

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*