Cabrios criollos: Terribetti

Hernán Charalambopoulos
3
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

cartelito pa´chorear...

Seguimos buceando en las entrañas de los preparadores vernáculos, con el afán de descubrir operaciones de transformismo hechas para mejorar (siempre es esa la sana intención) los productos empaquetados por el fabricante de origen.

La historia de hoy no estuvo preparada, ni mucho menos: surgió simplemente de la recorrida hecha en el parking del autódromo el día de los 500 km. Al verlo, los tres pegamos un grito y casi no podíamos creer que hubiera todavía sobrevivientes de esa especie en franca extinción: “¡un Terribetti!”.

Blanco y radiante, yacía estoico bajo los rayos de un impiadoso sol que a fuego lento iba trabajando sus partes más expuestas. Terrizzano y Colombetti, fueron las manos que dieron vida a esta criatura, que supo hacer soñar a muchos a fines de los ochenta, cuando los primeros Escort XR3 Cabrio aparecían por nuestras tierras, para más tarde darle lugar al Peugeot 205 Cabrio, su competidor natural.

essaaa....

La silueta recrea la estética de estos pseudocabrios derivados de autos el segmento “B” o “C” europeos, que amoladora en mano, y luego de un buen trabajo de refuerzos del chasis, más el imprescindible arco central para mantener la estructura en su lugar, quedaban completamente transformados en objetos únicos, de indudable valor a la hora del paseo dominical con la amiga de turno.

siettttte

Sin querer entrar en detalles de cifras de producción, ni donde estaban emplazados los refuerzos, ni tampoco saber que materiales se usaron para la capota, depositamos en estas líneas parte del asombro que sentimos al ver ese Terribetti estacionado, que en un segundo nos transportó a nuestra adolescencia. Nuestras felicitaciones al dueño por como lo conserva.

QUE MIRAS ?????

18 Comentarios, RSS

  1. cinturonga 10/12/2009 @ 1:47 pm

    Leyendo la nota y viendo con detenimiento las fotos, creo y hasta puedo llegar asegurar que es el mismo carrocero italiano que en su momento le hacia los autos de carrera a mi pariente Agusto Cinturonga, ganador de la Mille Miglia del 46.
    Les dejo el link de la pagina donde se puende ver algunos de sus trabajos como carrocero en italia antes de traer sus conocimientos y bagages a nuestro pais. Espero sepan mirar un poco mas alla de lo obvio y no quedarse en lo puramente literal y soez, y hagan un analisis sobre lo que quiero resaltar, que es el tema que aqui compete, el de los cortes y el trabajo artesanal en carrocerias.
    http://www.vergacar.ch/

  2. voz de la conciencia de cinturonga 10/12/2009 @ 2:04 pm

    Cinturonga…estas al limite de ser sancionado. Entiendanlo, en el fondo no es mala persona.

  3. tete 10/12/2009 @ 2:21 pm

    chue cinturonga guarda de no chocar en direccion opuesta contra la mano del carrocero, es un muchacho de pocas pulgas y mano pesada.

  4. cinturonga 10/12/2009 @ 3:04 pm

    Atenti TT, que el arbol no le tape el bosque.

  5. Bety Colón la novia de Max 10/12/2009 @ 3:27 pm

    cinturonga nos tenes podrido, ya te vas a juntar conmigo

  6. Martin Gomez 10/12/2009 @ 4:08 pm

    a mi tambien me llamo la atencion ese auto, yo le saque un par de fotos, y todavia me duraba la duda de saber si era original, si era una modificacion nacional o que era… gracias por sacarme la duda!

  7. YOFUITESTIGO 10/12/2009 @ 4:53 pm

    Una perla. Salvo por el detalle de que si hubiera llovido hubieran encontrador al feliz poseedor manejando por General Paz con un snorkel. Pero, como dicen era lindo para la época y un muy buen intento.

  8. tete 10/12/2009 @ 5:01 pm

    Es veradad el terribetti es horrible, pero no le digan al carrocero que yo lo dije !!

  9. Horquisha 10/12/2009 @ 6:22 pm

    Non dimenticate, un’auto ben curata è sinonimo di “classe” ma soprattutto di “sicurezza.. .jajaj sos enorme cinturonga!!! cuak!!

  10. Bartolomeo Costantini 10/12/2009 @ 7:56 pm

    Cinturonga: Premio Retrovisiones al lector 2009.

  11. Comodoro Perry 10/12/2009 @ 8:07 pm

    Mucha camara para Cinturonga y nada de nada para el insigne triturador de ex-campeones, G. Terrizzano, y el genio inolvidable de J.C. Colombetti. What a pena.

    Y eso que hay temas….solo con las goteras de los Terribetti se puede escribir un libro.

  12. Jason 10/12/2009 @ 10:25 pm

    Aquí en Brasil, tuvimos un Uno Cabrio muy similar a este en los ochenta y pico, hecho por Sulam.

  13. Fluence 11/12/2009 @ 1:24 pm

    El año pasado un cabrio de estos chocó de frente con otro Uno, normal, en el Bosque de La Plata, ignoro su destino, no se veía muy dañado.

  14. YOFUITESTIGO 12/12/2009 @ 8:32 am

    Estimado Comodoro Perry:
    Adhiero a su comentario solo aclarando que, al respecto de las goteras de este decapitado clásico, mire usted en mis anteriores comentarios que intenté disparar el punto.
    Respetuosos saludos, YFT.

  15. Comodoro Perry 12/12/2009 @ 11:23 am

    Estimado YOFUITESTIGO:

    Tiene Ud. razon. No lo habia advertido.

    Mi amigo AJS, que tuvo uno 0 km, dice que las partes de metal no se habian despintado al cabo de 8 meses, cuando lo vendio.

  16. mas78 16/03/2014 @ 9:33 pm

    Hubo varios “carroceros” que hicieron Fiat Uno cabrios. Recuerdo el de FIAVE:
    http://www.testdelayer.com.ar/industria/fiat-uno-fiave.htm

  17. aclamas 05/12/2014 @ 1:08 am

    hola. necesito ayuda. estoy interesado en adquirir este modelo de auto pero la verdad no estoy tan metido en el tema. queria saber cual es el Fiat UNO Cabriolet Original? si el TERRIBETTI o FIAVE? y si sabe alguno la diferencia entre ambos se lo voy a agradecer? saludos

  18. Diego 20/11/2015 @ 1:41 am

    Yo a este auto lo he visto varias veces circular por aquí, por Resistencia Chaco. Y si la memoria no me falla, es exactamente este mismo auto, porque creo que la patente es la misma. Me animo a decir que es el único que queda con vida. La primera vez que lo vi, pensé que era un Duna cabrio, después me di cuenta que era un Uno.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5