13 Comentarios, RSS

  1. Der Kaiser 23/03/2014 @ 7:32 pm

    ¿Quién puede confirmar el nombre del ingeniero argentino que hizo este cambio sobre la 1500? Según una nota de Marín en “Autos de Época” fue el Ing. Aldo Périz (un vecino de Martín Coronado, cercano a la planta de Palomar)… sin embargo, hay otros tipos ex-Fiat que dicen no recordarlo…

  2. Del Moño 23/03/2014 @ 7:48 pm

    Que doblete! El asadito en el tractor y ahora esta belleza!!!

  3. Bocha Balboni 23/03/2014 @ 7:57 pm

    habrá cobrado por hacer eso?

  4. gsmanzi 23/03/2014 @ 8:33 pm

    Así fué mi primer auto, una coupé 1973 en 1977. Regalo para mis 18 años. Qué nosltalgia… Era de las que todavía no tenía electroventilador, y el cuentavueltas no tenía las doble rayas rojas en las 6250 rpm, si no en las 5750.

  5. Lucasg 23/03/2014 @ 8:36 pm

    Me encanta, creo que ha sido vilipendiada acaso injustamente por la comparación con su antecesora, mucho más equilibrada y elegante.
    La cola podría haber quedado mucho mejor si se hubiera subrayado la moldura debajo de las luces, de modo que atenuara la sensación de altura vista de atrás.
    Pero la vista lateral no desentona tanto, intenta copiar las líneas de las ventanas traseras de la Dino (aunque con suerte dispar).

  6. Pablo 24/03/2014 @ 11:30 am

    Si por una operación de hipotética supresión intelectual del pasado, quitara de la historia a la cupé 1500, diría que la cupé 125 me gusta. Hasta estoy casi seguro que me gustaría. Pero extrañamente, sabiendo que la 1500 existe, la 125 me parece un amargo pecado. Gustos y sensaciones…

    Pablo.

  7. Alejandro 24/03/2014 @ 3:13 pm

    Siempre me gusto mucho esta coupe. La veo como la trompa de la 1500 y la cola copia de la Dino 2000. El único detalle, como bien marca Lucas, es el panel trasero de las luces que podría haber quedado mejorado con una moldura para quitarle altura.

  8. Der Kaiser 24/03/2014 @ 6:51 pm

    A mi gusto, este diseño habría quedado bien para un auto más grande; además que debieran haber hecho luces traseras con identidad propia. Junto al camión 673 se la puede considerar “la maldición de Sallustro”.

  9. Andrés CB 24/03/2014 @ 9:55 pm

    Te vi andando en dos ruedas por Maure, y no hablo de medio Chevy… Saludos!

  10. Miguel Bengolea 25/03/2014 @ 1:50 pm

    En Fiat le decian La Cucaracha. Decian que una creacion de Sclaverano, director de la division Automoviles

  11. Pablo Felipe Richetti 25/03/2014 @ 2:20 pm

    Aquí un link de diseño, fabricación, estudio y desarrollo de los Fiat de fines de los 60.
    Es largo, 22 minutos, pero vale la pena; muy interesante. La música, genial.
    Appunti per l´auto di domani:

    http://www.youtube.com/watch?v=5692h6uZif4

  12. Steve Ray Boga 08/05/2015 @ 11:48 am

    Tuve una ’75 en 1983, rija Ferrari con el reglamentario panel de cola negro! (hoy, puaj!) pero fue inmediatamente después del 600R, y como todo: depende del momento, el entorno, desde donde se viene. Para mi fue inolvidable, sabiendo que la 1500 era cada día más imposible. Y para el país era un buen intento de hacer algo especial. No le pidan que doble o que frene, pero empujaba increíblemente bien desde abajo, y sonaba muy lindo. Nunca desapercibida.

  13. Penetrit 08/05/2015 @ 3:49 pm

    Entiendo que Periz tuvo a su cargo la puesta en producción de la coupé 1500, de la 1600 y de la 125 además de las 770/800. Menudo trabajo, con eso se ganó sobradamente lo que pudo haber cobrado, Bocha. No recuerdo si también intervino en el diseño de la 1600 y 125. Autos de Epoca había publicado una nota a él donde relata el proceso de los Vignale producidos localmente. Lo que nunca me gustó de la 125 es que perdió elegancia por haberse berretizado en los detalles, seguramente porque vivió en la oscura década de las imitaciones: imitación cuero, imitación madera, imitación aluminio, imitación pana, imitación acero inoxidable, etc. Como ejemplo vean el burlete de pláshtico de la luneta tristemente desteñido por el sol. También perdió el hermoso paragolpes delantero. La 1600 Sport todavía tenía buenos detalles de terminación. Estéticamente la mejor sin dudas fue la 1500. Es curioso ver como el planteo general se repite en la Maserati Vignale roja que anda por acá.
    Atte,
    Güilbeis

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*