Chris Amon: el gran desafortunado

Beppe Viola
o-CHRIS-AMON-facebook
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

o-CHRIS-AMON-facebook

A los 73 años murió en Nueva Zelanda uno de los más veloces pilotos de su generación (y estamos hablando de la “Golden Era”, no de la “Glittter Era” de hoy en día), que podía rivalizar de igual a igual con cracks del calibre de Jim Clark, Jackie Stewart, Graham Hill, Jochen Rindt o Emerson Fittipaldi (para nombrar sólo a los que ganaron al menos un Campeonato Mundial de F1).

Gran piloto, gran tester, pero un tipo enormemente desafortunado que nunca pudo ganar una carrera de F1 (salvo el GP de Argentina 1971, que no era oficial). Siempre le pasaba algo; roturas de piezas de dos centavos cuando dominaba, viseras perdidas, pinchaduras inesperadas…

le-mans-1966-chris-amon-bruce-mclaren_hd_87790

Tuvo su momento de esplendor en la segunda mitad de los años sesenta con Ferrari y Matra, después y de a poco, el declive. En cambio en cualquier otra categoría era imparable: ganó las 24 Hs de Le Mans con la famosa GT40 “black two”; las 24 Hs de Daytona inmortalizada en la famosa foto del 1, 2, 3 en desfile con la Ferrari más linda de la historia, la 330P4; ganó varias pruebas de Endurance; dominó los monstruos de CanAm; fue dos veces campeón de Fórmula Tasman; construyó su propio auto (un desastre). Al final, cansado de no ganar nada, recomendó al “Commendatore” al pibe Villeneuve y se retiró a criar ovejas.

Parata trionfale delle  Ferrari dopo la conquista dei primi tre posti a Daytona

2 Comentarios, RSS

  1. RaúlPL17 04/08/2016 @ 6:53 pm

    Un grande. Nadie se hubiera sorprendido si ganaba uno o más campeonatos.
    Un caso, como el de Reutemann o Moss, donde el valor va más allá de títulos o récords. No se vea como q es lo mismo ganar o no, o la muletilla de los campeones morales. En estos_ pocos_ ganadores sin cetro hay una grandeza comparable a muchos campeones.
    También, Amon puede ser visto como un ejemplo de competencia al mayor nivel, enfrentando adversidades.

  2. Guido 25/08/2016 @ 12:19 am

    De él, había comentado Andretti que “si fuera enterrador, la gente dejaría de morir”…
    Increíble piloto. E increíble la mala suerte que tenía

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*