Corazón de carbono

vadeRetro
2013-03-01-mazda-1
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1991 24 Hours Le Mans Le Mans, France. June 1991 Mazda World Copyright - LAT Photographic

Como si de un ave fénix se tratara, Niki Lauda regresó con todo tras recuperarse de las terribles heridas sufridas en Nürburgring en 1976, forjándose un nombre entre las leyendas de la Fórmula 1.

Casi un cuarto de siglo después, otro accidente devastador que devino en una recuperación milagrosa, permanece menos instalado en el recuerdo de los fanáticos del automovilismo.

Mientras que muchos de sus compañeros y rivales recién llegados a la F1 entrenaban en la pretemporada para debutar en el campeonato de 1989, Johnny Herbert pasaba ese mismo tiempo bien dentro de un quirófano o bien en sesiones de rehabilitación, luchando por salir adelante y lo más entero posible del catastrófico accidente sufrido a bordo de un Fórmula 3000 en agosto de 1988.

Apenas seis meses después de que los cirujanos se debatían sobre amputarle o no el pie izquierdo, Herbert consiguió cruzar cuarto la bandera a cuadros en su debut en la F1. Ese día, el calor sofocante de Rio de Janeiro era la menor de las preocupaciones para el piloto inglés. Fragmentos de fibra de carbono continuaban surgiendo de las heridas sufridas en su pulverizado tobillo y en su pie. A una hazaña estrictamente deportiva se le unía una tremenda búsqueda del espíritu humano por superarse.

Sin embargo, aquello no era más que una ilusión. Las maniobras de frenado de Herbert con los Benetton B188 y B189 no eran todo lo efectivas que se esperaban y, de repente, pareció que su trayectoria en la F1 terminaba, paradójicamente, cuando recién había comenzado.

Un cameo en el Gran Premio de Bélgica, como sustituto en el equipo Tyrrel, no le permitió cambiar la sensación de final anunciado en el ambiente, que previo al accidente veía a Herbert como al sucesor de Jim Clark.

Su salvación llegó eventualmente de la mano de la F3000 y las categorías sport japonesas, antes de recibir el llamado de Lotus para sustituir al accidentado Martin Donnelly, en el otoño europeo de 1990.

La prueba definitiva para saber si Herbert podía resistir los esfuerzos físicos de carreras de alta exigencia se produjo en 1991 en Le Mans. Un año antes, el equipo Mazda había estado buscando nuevos talentos y Herbert se ajustaba a la perfección a lo que buscaban.

“Sabíamos que necesitábamos conductores jóvenes, y David Kennedy, a través de sus contactos, presentó a Johnny Herbert y a Bertrand Gachot”, recuerda el piloto de Mazdaspeed y pieza clave del éxito de Mazda, Pierre Dieudonné. “Mazda conocía a Volker Weidler gracias a sus hazañas en Japón, por lo que pronto teníamos a los pilotos jóvenes que buscábamos y todo parecía resuelto”.

Pero todavía había mucha rebabas para limar en este trío de jóvenes que, por otra parte, tenían en los tres casos ambiciones de llegar y hacerse un nombre en la máxima categoría de monopostos.

“Eran pilotos inmaduros cuando fueron reclutados por el equipo de Le Mans en 1990”, recuerda el belga Dieudonné. “Conseguían hacer vueltas rápidas, pero también eran bastante inconsistentes. Pero cuando llegó el tiempo de Le Mans 1991, fueron capaces de hacer la carrera sin un solo error. Crecieron rápidamente y se dieron cuenta que en Le Mans había que ser inteligente, no sólo ser rápido”.

La fiabilidad del ensordecedor 787B rotativo, junto con el ritmo de Herbert, Gachot y Weidler fueron claves para Mazda, que se convirtió en el primer fabricante japonés (y único hasta ahora) en ganar las 24 Horas, pero igual de importante lo fue la relación técnica del equipo Mazda ORECA con su proveedor de neumáticos. “Mazdaspeed siempre utilizaba productos Dunlop y su conexión con la empresa era fuerte”, recuerda Dieudonné. “Así que todo era parte de esa relación fiel, que permite confiar en el desarrollo y no tener ningún tipo de preocupación al entrar en la carrera. Eran un activo clave para nosotros”.

“Creo que una de las principales razones por las que Johnny decidió sumarse al equipo Mazda y competir en Le Mans después de sus problemas previos en la F1 fue que quería demostrarle al mundo que estaba de nuevo en perfecta forma después de su accidente,” dice Dieudonné. “Después de todo, si puedes frenar con la suficiente consistencia y efectividad en tus turnos de manejo durante las 24 horas en un Mazda del Grupo C, entonces puedes asegurarte que lo harás en un par de horas en un monoplaza de F1″.

2013-03-01-mazda-1

“Cuando hacíamos los cambios de turnos en el box, ver sus pies era horrible. Aún tenía lesiones y se podía ver incluso pequeños trozos de carbono que salían de su piel. Todavía tenía mucho dolor. Todo el mundo veía al bueno de Johnny feliz, y realmente era así, pero el muchacho disimulaba un dolor tan grande… y hay que decir que él hizo frente a todo eso de manera increíble. Era un tipo súper resistente y realmente nos merecía el mayor de los respetos”.

Herbert sufrió deshidratación en el tramo final de Le Mans en el 91, probablemente a causa de no seguir del todo las indicaciones del médico y fisioterapeuta que Dieudonné le proporcionó.

“Estaba tan concentrado que al final, cuando lideraba la prueba, quería evitar otro cambio de conductor, por lo que hizo un relevo largo, que finalmente lo destruyó físicamente. Después parecía un fantasma y fue triste que no pudiese subir al podium”, recuerda Dieudonné.

Muchos otros “fantasmas” habían sido enterrados por Herbert ese fin de semana en La Sarthe, y aunque todavía quedaba un largo y doloroso camino hacia su primera victoria en la F1 en Silverstone en 1995, ya nada podía ser tan terrible como lo que dejaba atrás.

img_1

Este relato de la hazaña de Johnny Herbert fue escrito por Sam Smith y hace parte de la campaña “Great Fightbacks” desarrollada por la marca de neumáticos Dunlop, en la que se recuerdan diez grandes momentos en la historia del automovilismo, protagonizadas obviamente por autos calzados con neumáticos de esta marca.

Los interesados tienen la oportunidad de votar su historia favorita en www.greatfightbacks.com desde el 21 de enero de 2016 hasta el 29 de febrero. Durante las próximas semanas, Dunlop seguirá desvelando las diez historias por orden cronológico.

11 Comentarios, RSS

  1. mor 24/02/2016 @ 12:19 pm

    No lo tenía al Yoni como un superjirouuuuuuuu…………mas bien como uno mas del montón. Pero por suerte para eso esta VDR, para enseñarnos……

  2. MARIO 25/02/2016 @ 11:38 am

    Esta notas me refrescan que en Le Mans no término con los 917 o los Gt 40, generalmente se toca el l tema de esa carrera en particular y sus pilotos…, Siffert, Pedro Rodriguez, Redmann, etc. sucede lo mismo en los foros.
    Pero olvido/damos autos como Mazda de la nota…, el Peugeot 905, motor V 10, ganador 1993, Lola T 616, (Mazda) o el Jaguar JR 12, Violeta, etc. del cual guardo una gorrita con la propaganda de Silk Cut, simplemente quería en forma totalmente desordenada (como corresponde) y parcial recordar algunos de estos autos de carrera de la endurance. La nota es excelente sirve para que reeveamos la historia de esa competencia, cosa que hago en forma desordenada.

  3. Kuve 25/02/2016 @ 12:21 pm

    La ultima foto de Herbert es en 2011 cuand se cumplio los 20 años de la victoria, giro con el Mazda tanto en el circuito como en el centro de Le Mans.

  4. Beppe Viola 25/02/2016 @ 5:11 pm

    Esta nota da temas para desarrollar en gran cantidad,…. aprovecho la puntita mostrada por Mario para comentar que, si bien el periodo indicado por el (fines ’60’s inicios 70’s) puede ser considerado la Golden Era, Le Mans y el Endurance en general tuvieron muchísimos periodos históricos notables…. Los Bentley boys de los ’30’s, la victoria de Chinetti con sus 23 horas de un saque, los años ’50’s con la lucha Mercedes, Jaguar Ferrari, los monstruosos Maserati, la aparición de los Porsche, Abarth, Alfa Romeo, las Rover a turbina, las Ferrari P’s … los grandísimos años de los grupos C, hasta en los momentos de crisis post Ecclestone (los del periodo de esta Mazda) y hasta llegar hasta la, para mi, “nueva era dorada” de estos últimos años con la tecnologia y la competición a niveles altísimos deja sentado que el Endurance es la frontera máxima del motorsport…
    Herbert no es un héroe, tampoco fue uno del montón,…. fue un buen piloto que se pegó un gran palo, como muchos otros, y que con perseverancia volvió a la pista con buenos resultados, y que no desfiguró, al contrario de otros, en el impiedoso confronto con Kaiser Schumi… Lo he visto ganar en Monza en el periodo Benetton y encima es un tipo simpatico, ….

  5. Güilbeis 25/02/2016 @ 7:06 pm

    A mi me atrajo el Indice de Performance con los pequeños y aerdinámicos autos franceses de varias marcas y motorizaciones con sus carrocerías supuestamente eficientes y todas bleu, que quedaban temblando en las rectas cuando eran pasados a mil por los grandotes. Qué lindos!

  6. Beppe Viola 26/02/2016 @ 6:16 am

    Güilbeis: a proposito de ese periodo…. hace un par de anios vi la Panhard LeMans y no podia creer lo chiquita que era, con esas aletas ridiculas … (notar el extractor aerodinamico trasero, 13 anios antes de Colin Chapman………
    http://www.autodrome.fr/cd_panhard_le_mans_64_english.htm.
    El Nardi Bisiluro en cambio era tan liviano que fue sacado de pista (en LM ’55 o ’56) por el desplazamiento de aire provocado por una Jaguar D que lo estaba superando….

    • Pablo Felipe Richetti 26/02/2016 @ 9:44 am

      Glorioso ese Panhard, vi otros modelos en Mulhouse, pero a este no lo tenía…, gracias por el adjunto.
      En cuanto a Johnny, cuando tuvo de compañero a Norberto Fontana en Sauber, solo 4 carreras, le escondía los datos de la telemetria por miedo a que el pibe le pase el trapo…, después vino Morbidelli con el apoyo de cavallino y fue otra historia.

      • Güilbeis 26/02/2016 @ 1:08 pm

        Hubo un CD (por Charles Deutsch) posterior, muy parecido pero no más con mecánica Panhard sino con un Peugeot 204 transversal central, el CD-SP66. Ese hermoso auto está en el Museo de La Sarthe.

  7. morgan. 26/02/2016 @ 8:59 am

    lo bueno de esta carrera es que siempre hay autos para destacar……..a mi no me pregunten porque pero el Sauber Mercedes C9 me la pone gomosa mal……..me vuelve loco. Y la lista de los que me gustan puede ser interminable……..

  8. Pierre menard 28/02/2016 @ 1:20 am

    A los que les intersen la 24 Horas de Le Mans , vean el documental journey to Le Mans , no tiene desperdicio es una suerte de docureality sobre e! Equipo Jota sport en la edición 2013 , esta en Netflix y en Youtube

  9. Jan Lammers 03/03/2016 @ 4:27 am

    Herbert fue coequiper de Fontana en Sauber a comienzos de los 90.
    Si mal no recuerdo, y a pesar de tener más pergaminos y presupuesto, estaba muy parejo con Norberto, aunque fueron pocas carreras como para que el argentino se adaptara.
    Y Fontana le ganaba a Ralph Schumacher en la F3 alemana.
    Cuantos pilotos no llegaron por falta de apoyo y tiempo.
    Jan Lammers es otro que ganó Le Mans con Jaguar manejando mas de 11 horas, el BTCC con Volvo rural 850 y en la Procar ganó 2 carreras, nada menos que a Piquet, Reutemann, Fittipaldi, Laffite y compañía.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

oldsmobile_442_1972_images_2_b

Este número no representa el esquema táctico de Sabella para el partido con Irán,... Seguir Leyendo >>

27