Corsi e ricorsi

Eirwal
170420_Heritage_01
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Giambattista Vico fue un filósofo napolitano del siglo XVIII cuyo mayor legado fue su teoría de que la historia no avanza de forma lineal, impulsada por el progreso, sino en forma de ciclos que se repiten, una espiral en la que todo regresa, aunque no en el mismo formato (y, a veces, como farsa). Algo que se conoce en círculos ilustrados como corsi e ricorsi y que nosotros, los laboratori de la gleba, solemos reducir al pedestre “las vueltas de la vida”.

La mayoría de nosotros conocemos, aunque sea someramente, la saga que ha ido entrelazando las historias de Alfa Romeo y Ferrari.

1412359_16. Scuderia Ferrari poster designed to celebrate Scuderia's fourth year of agility 1933_edited-1

La primera nació como A.L.F.A. en 1909, y pasó a estar bajo control del ingeniero Nicola Romeo en 1915. Durante la Primera Guerra Mundial la fábrica se dedicó primordialmente a producir insumos bélicos, reiniciando la fabricación de automóviles en 1919. En 1920 adquirió su nombre definitivo, Alfa Romeo, y comenzó a incursionar en las carreras.

Entre sus primeros éxitos se destacaba un segundo puesto en la Targa Florio de aquel año, con la conducción de Enzo Anselmo Giuseppe Maria Ferrari. La pasión de Enzo por la conducción fue disminuyendo gradualmente (se dice que por la impresión que le causó la muerte de Antonio Ascari en 1925) y en 1932 colgó definitivamente los guantes tras el nacimiento de su hijo Alfredo (Dino). Se dice que su ojo fue fundamental para gestionar el pase de FIAT a Alfa Romeo de Vittorio Jano en 1923, quien diseñó los propulsores que marcaron una época impulsando los míticos y dominadores P2 y P3.

170323_Heritage_Essen_09

170803_Heritage_16C_bimotore_5

Mientras tanto, en 1929 Enzo había fundado la “Scuderia Ferrari” que operó como concurrente de autos Alfa Romeo y que comenzó a identificarse con el famoso escudo del “cavallino rampante”. En 1933 la fábrica enfrentó una crisis financiera (de la que fue rescatada por el gobierno italiano) que obligó al cierre de la división Alfa Corse. Posteriormente se decidió privatizar esta actividad, entregándosela a Enzo, con lo que la “Scuderia Ferrari” pasó a ser el equipo oficial de la marca.

Pasaron los años, vino la Segunda Guerra Mundial, un divorcio entre Ferrari y Alfa Romeo y luego el reinicio de la actividad automovilística de postguerra. En 1950 nacía el Campeonato Mundial de Fórmula 1, enfrentando en distintos lados del mostrador a dos concurrentes italianos: por un lado Alfa Romeo y por otro a su antiguo piloto y jefe de equipo, Ferrari, que se había transformado en fabricante a partir de 1947 y que volvía con sus “cavallino rampantes” de creación propia. Las Alfetta 158 y 159 dominaron los dos primeros años (de paso, dándole su primera corona a Juan Manuel Fangio en 1951) pero Ferrari ya comenzaba a mostrar los dientes con el triunfo de Froilán González en el GP disputado en Silverstone en 1951.

1006879_04

1412319_6. First Ferrari win in a GP valid for the Formula 1 World Championship, 1951

Desde entonces ha pasado mucha agua bajo el puente. Alfa Romeo se retiró de la F1 a fines de 1951. Volvió esporádicamente a la categoría como proveedor de motores en las décadas del ’60 y el ’70 e hizo una incursión como constructor entre 1979 y 1985 con bastante poca fortuna. Por su parte, Ferrari ha mantenido una presencia perfecta en la F1, que le ha otorgado buena parte de su prestigio a la marca. Sus caminos no volvieron a cruzarse, más allá de haber confluido como integrantes del grupo Fiat.

¿Qué hay entonces del corsi e ricorsi? Pues bien, que en este 2019, ¡precisamente noventa años después de que Enzo Ferrari creara la escudería con su nombre para que participaran los Alfa Romeo, aparecerá en el Campeonato Mundial de F1 un equipo oficial Alfa Romeo, impulsado por motores Ferrari! Todavía falta saber cómo se verán los autos. Los rumores por el lado de Ferrari hablan de una librea de color rojo lacre, satinado. Algo similar a esas viejas Alfa P2 y P3. De los colores de Alfa Romeo aún no se sabe nada. El 15 y 18 de este mes serán las presentaciones de ambas marcas y podremos conocer el último capítulo –por ahora- de estas vueltas de la vida.

ARMHA048_182-182T Formel 1 982 B

4 Comentarios, RSS

  1. sovrasterzo 13/02/2019 @ 8:31 am

    Excelente nota, y muy buenas fotos!!!

  2. Beppe Viola 13/02/2019 @ 12:36 pm

    De hecho, las primeras seis Alfetta 158 fueron construidas en 1938 por Ferrari en su taller de Modena, cuando ya no se llamaba mas Scuderia Ferrari Alfa Romeo.
    En el Museo Alfa Romeo esta expuesto un motor de la primera serie con los cilindros en fundiciòn hecho en Modena donde esta estampado SF … y segun dicen los libros, fueron maquinados por Reclus Forgheri, el padre de Mauro “furia”Forgheri.
    Cuando con Froilàn Gonzalez, Ferrari gano en Silverstone del 1951, “il Commendatore” exclamò: “ho ucciso mia madre” (he matado a mi madre)

  3. Dr. Ekstrom 25/02/2019 @ 11:19 am

    Muy buena nota. La concepción filosófica del “eterno retorno”. Que más querría que ver a un Alfa Romeo ganar en F1…pero, estando Ferrari que es del mismo grupo y proveedor de sus motores, existirá esa posibilidad?

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

datsun_sunny_1968_photos_2

Proporcionado, pequeño y dinámico. Cualquier sinónimo, de estos puede encajarle... Seguir Leyendo >>

3