5 Comentarios, RSS

  1. Daniel DS 20/10/2015 @ 7:52 am

    Qué buena frase! “tapizado de adoquines que destilan el rocío de la noche que vivieron”

  2. daniel m 20/10/2015 @ 9:36 am

    Hernan, veo que ya te aclimataste al nuevo espacio y volviste al ruedo con las “japoneseadas”, bienvenidas sean por cierto

  3. morgan. 20/10/2015 @ 9:45 am

    La verdad es que estoy sorprendido…………hace mucho pero mucho tiempo que no veo uno de estos que no este pudriéndose asquerosamente……..todos los que veo están fusilados y hasta los vidrios están carcomidos. Esto es un milagro. Vale aclarar que jamas se van a parar o dejarte a pata.

  4. Giramondo 21/10/2015 @ 10:37 pm

    Excelente ejemplar. No me sorprende, todavía hay muchos en muy buen estado.

  5. martin 22/10/2015 @ 10:52 am

    Acá en La Plata hay algunos lindos, veo todos los días uno celeste y uno dos puertas amarillo impecables.
    Me acuerdo cuando salieron que nadie daba dos mangos por ellos. “Son descartables”, “en un año se destruyen” eran los comentarios. 35 años después mas de uno se tuvo que comer sus palabras.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*