De Broadway a Corrientes

Diego Speratti
7479_A_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

7479_A

De un art decó más moderado (al menos en el exterior) que el Teatro Ópera, desde el año 1930 en la Avenida Corrientes, al poniente del Obelisco, se yergue el Teatro Broadway, un proyecto del arquitecto húngaro Gyorgy Kálnay, autor también de la sede del Diario Crítica en Avenida de Mayo y del Luna Park, apenas posterior al proyecto del Broadway.

Bastante alterado en su restauración en el año 1999, también le esperaba un triste destino al cine teatro en el nuevo milenio. Las salas de buen teatro florecieron por otros rumbos y el Broadway se ha convertido hoy en una sala centrada en lo que se conoce como teatro de revista.

Signo de los tiempos, en épocas recientes era posible encontrarse con la BMW X6 de Flavio Mendoza estacionada en la puerta y largas colas de público pagando para ver sus shows, mientras que para fines de agosto del año 1948 la gente hacía cola para ver la proyección del Enrique V de Shakespeare, protagonizada y dirigida por Laurence Olivier, en el cinematógrafo, ¡y en Tecnicolor! Y entre los autos estacionados 70 años atrás podemos identificar un Ford 1935 Tudor, un Buick 1939 4 puertas, y tres autos de posguerra (con el correspondiente volante a la izquierda), mucho más nuevos para la época: una Mercury (casi 0 km, model year 1949), un Ford (1946) y, por último, un Buick (1946-1948).

Foto: Archivo General de la Nación

1 Comentario, RSS

  1. captcha 08/04/2018 @ 7:16 pm

    Soda Belgrano quizás ?

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

oldsmobile_442_1972_images_2_b

Este número no representa el esquema táctico de Sabella para el partido con Irán,... Seguir Leyendo >>

27