Diego Speratti feat Goyeneche

Hernán Charalambopoulos
logo_vadeRetro
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Dentro del reverberante tiempo circular en el que nuestro socio y amigo se encuentra, no sabemos donde estamos, ni la dirección precisa del recorrido que nos toca emprender hacia alguna de las variables existenciales que pisamos con nuestros ojos.

Si hay algo que podemos agregar a este desierto existencial, es un documento de un Speratti algo avejentado que acompaña desde el fuelle en un tango memorable como “Naranjo en flor” a Roberto Goyeneche. Este jóven del barrio de Saavedra, quien hace pocos días se presentara por vez primera en el Marabú bajo la atenta mirada de Anibal Troilo (dicen), en poco tiempo más se transformará en el primer cantante de la orquesta de Pichuco.

Seguiremos con atención la ascendente carrera musical del sonriente y experimentado músico de RETROVISIONES.

0 Comentarios, RSS

  1. Lao Iacona 08/11/2011 @ 2:47 pm

    Como siempre, todo termina en un Tango…en el Marabú, que aún existe y esta a la venta hace años, Edmundo Rivero estreno Sur, uno de “los” tangos si los hay. Diego, si tocas así en Colonia a la gorra, te llenas de tarasca.

  2. Hernán Charalambopoulos 08/11/2011 @ 3:05 pm

    Que grande Lao, los datos que tiràs….No te puedo creer que todavía existe el Marabú!!! Hoy dia de intenso dibujo, enfrascado con el Polaco y Dave Brubeck.

  3. Lao Iacona 08/11/2011 @ 3:17 pm

    Si, y existe porque es un sotano de un edificio antiquisimo, porque si hubiese sido un local per se, hoy seria un super chino seguro.
    Esta en Maipú, entre Corrientes y Sarmiento. Tiene un gran cartel de venta.
    Ahí debuto Pichuco Troilo en 1937, aunque el cabaret (taberna en francés) funcionaba desde 1934…quien pudiera viajar en el tiempo al menos una noche…
    En la entrada podia leerse:
    Todo el mundo al Marabú
    La boite de más alto rango
    donde Pichuco y su orquesta
    hará bailar buenos tangos
    A revoire!

  4. cinturonga 08/11/2011 @ 4:26 pm

    Linda la taberna francesa!! de ahí al casino italiano!
    Diego no para de sorprenderme! Alguien me comentó de su amor por el Chelo, pero no tenía este dato.

    Un carinho glande, Cintu.

  5. charly walmsley 08/11/2011 @ 5:24 pm

    Tango,una de mis pasiones, especialmente el “Arrabalero” el lunfardo, por favor bien reo, como el viejo TC o las carreras de limitada 27 en pistas de tierra. Carajo que me estoy poniendo viejo, que bueno.

  6. Mariana 08/11/2011 @ 5:30 pm

    Felicitaciones Diego!!!

  7. Amalia Parodi Darchez 08/11/2011 @ 7:14 pm

    Dos cosas me gustarian, aprender a bailar tango! Y una Serenata de Speratti con su bandoneon!! Jajaja

  8. a-tracción 08/11/2011 @ 7:57 pm

    Las cosas que uno se viene a enterar en este blog a pesar de vivir tan lejos.

  9. jose del castillo 08/11/2011 @ 8:18 pm

    Pensar que este tipo manejaba un bondi…..lo que nos hubiéramos perdido.

  10. Rifle Sanitario 08/11/2011 @ 10:05 pm

    El bandoneonista que encarna a Speratti, es el extraordinario Néstor Marconi. Nada menos.

    Hace unos pocos años, cuando mi Clarita era chiquita, yo le pasaba este video, y ella me decía “No, Papá, el Polaco no….”

    Imagínense cuando le mostraba el video del más alucinante de los tangos (Pasional), interpretado por el inolvidable e inigualable Jorgito Falcón, en un programa que muchos extrañamos….se los regalo: http://www.youtube.com/watch?v=n2hxIq2fMnI

    Gracias Lao por traer un poquito de tango.

    Saludos,

    RS

  11. Don Richard 09/11/2011 @ 12:37 am

    No olvidarse del gran Edmundo Rivero cantando en Lunfardo. Tiene dos CD que son inolvidables, las letras son fantásticas, algunas muy divertidas. Y otras tragicómicas, como la del macho que llega al bulín y se encuentra a la mina en sitiación “non sancta” con otro. No les cuento el final, porque le haría perder la gracia, pero es extraordinario….

  12. a-tracción 09/11/2011 @ 7:46 am

    Diego! Tienen pensado algun tour por Inglaterra?

  13. Pablo Felipe Richetti 09/11/2011 @ 7:52 am

    “Take Five” de Dave Brubeck, disco imperdible, hito del jazz.
    Rescaté la versión Gold 20º aniversario del lanzamiento del CD, como formato, para la ocasión se seleccionaron discos emblemáticos para tal celebración. Estaba en la vidriera de una disquería de Once lleno de tierra, cuando le pregunto al vendedor, mientras sonaba una selección de cumbias, me dice, ¿eso querés?, si pibe llevalo, hace mil años que lo tengo ahí y sos el primero que pregunta, de más está decir que me salió dos mangos…

  14. Fuoripista 09/11/2011 @ 8:16 am

    Estimado Hernán, entre “Toma cinco” y “La última curda” no quiero pensar lo que serán esos dibujos…

  15. Papanuel 09/11/2011 @ 4:49 pm

    Dicen que una vez se encontraron Pichuco y el polaco después de muchos años y se fundieron en un gran abrazo. Pichuco, que lo conocía bien al Polaco, le dijo: -Ojo, mirá que lo que tengo sobre los hombros es caspa. Me gusta Goyeneche cuando tenía voz pero al final era un espanto. Y no me vengan con que era un gran “diseur”… Daba pena.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5