Disegnatori al lavoro

Hernán Charalambopoulos
271013_3513296273763_1752087534_n
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

271013_3513296273763_1752087534_n

Hace pocos días mis ex compañeros del Centro Stile Lancia subieron a las redes estos documentos que retratan una época gloriosa. Sin dudas el mejor lugar en el que trabajé como diseñador por la locura que reinaba y a la vez el altísimo nivel y calidad profesional, empezando por el jefe y terminando en el último de los ayudantes. Dentro de los estudios de diseño del grupo Fiat, era la sensación y había no pocos diseñadores pidiendo el pase a nuestro bunker creativo, alejado en ese entonces del bullicio (y el control) de Mirafiori.

Que vengan invitados a reunirse con el director, y a hurtadillas secuestrarle los abrigos para coser las mangas por adentro y que les sea imposible volver a colocárselo, o poner “Radio Maria” a la hora de las oraciones a todo volumen en los pasillos era parte de la rutina cuando el trabajo no oprimía.

Mas de un pillo ponía en la resma de la impresora fotocopias de revistas XXX y a la hora de imprimir documentos extensos, el necesitado empleado se encontraba con el “souvenir” cuando lo presentaba a sus jefes…. Desenroscar el micrófono de los teléfonos (de los viejos) y rellenarlo con dientes de ajo era la tarea del recién llegado.

Cuando las visitas necesitaban hablar, eran invitados a utilizar el aparato en cuestión ante las “cara de poker” de los presentes que a sabiendas del truco contenían las carcajadas al ver la mueca de asco de la víctima de turno.

Plotear la insignia “Vigili del Fuoco” en el Alfa 156 rojo recién comprado, del lado del acompañante, y que el orgulloso propietario llegue al pueblo con el auto nuevo y sólo al día siguiente se de cuenta de la broma, era el condimento del que se nutría nuestra creatividad que brotaba a borbotones no sólo sobre el papel.

Estos retratos son de un viernes de verano en el que estábamos saturados del calor y sin proyectos concretos. Para los que imaginan un centro de diseño como algo serio, o un lugar sacro por los cerebros que allí trabajan, aquí una muestra de lo que es trabajar en buen clima. Sin dudas estas escenas no volví a verlas en los años sucesivos de carrera transcurridos al norte de los Alpes, y ni que aclararlo, en el continente asiático.

La foto data del año 2001, momento en el que se estaban proyectando la Musa, Delta, y aparecían los primeros bocetos del concept de la Fulvia Coupé.

285578_3513301633897_583246619_n

5 Comentarios, RSS

  1. danielc 03/02/2016 @ 6:52 am

    Que pena Lancia. En el Salon de Bruselas de este año solo había un Ypsilon compartiendo stand con los utilitarios de Fiat, mas que nada como escondiéndolo, ni siquiera mostrándolo con vergüenza.

  2. Beppe Viola 03/02/2016 @ 8:17 am

    Fabuloso documento grafico !!!! la fantasia al poder (poder jodèr ..) creo que es algo tipicamente italiano
    Interesante es que, màs o menos en la misma epoca (un par de anios antes) trabajando en un studio de arquitectura y design de un famoso y exquisito designer milanès, el chiste de Radio Maria y la lectura del Rosario, (mezclada con Radio Popolare y/o Elio e Le Storie Tese) al palo en “filodifusione” o grabado en los cassettes del contestador telefonico y el papel “porno” (fotocopias de nuestras humildes y pelosas nalgas) en la fotocopiadora ya lo haciamos… siempre en las horas nocturnas y cuando el “capo” no estaba…..
    Gracias por el excelente recuerdo…

  3. José del Castillo 03/02/2016 @ 9:45 am

    Hernan, me hiciste acordar a un caso similar a ese, que era la redacción de Parabrisas Corsa en tiempos de Enrique, Germán, Pancita Augé, El Negro Neira , Cornejo y varios que no recuerdo.
    Yo pasaba de tanto en tanto a ver a Enrique y uno de esos días dejaron las Olivetti y se pusieron a cantar a coro.
    En eso estaban cuando se abrió la puerta del Gerente (Guillermo Mártire) que salió con aspecto de estar muy molesto. Yo pensé, chau, se pudrió todo, y no sabía donde meterme cuando Mártire les dijo “boludos, siguen desafinando, a ver cuando lo van a hacer bien”. Así trabajaban, y yo que venía de trabajar en General Motors no lo podía creer. Quizás Neira se acuerde de ese coro.

  4. Cinturonga 04/02/2016 @ 12:59 am

    Que buen documento estimado Griego!!…que buenas anécdotas. Lindo cuando el laburo esta bueno y el ambiente acompaña!! gran combinación.

    Un carinho glande, Cintu.

  5. morgan. 04/02/2016 @ 9:07 am

    me parece que estos tanos y no tan tanos se mandaban algunas partuzas al mejor esto “lobo de NY”…..no quiero ni preguntar……..

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5