El campeón y la oscuridad

Beppe Viola
Caponeslider2
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Lancia Capone

El inicio, el ascenso, las victorias, la oscuridad, la obsesión, la tragedia, el camino perdido y nunca más encontrado… Es la historia de Carlo Capone, Campeón Europeo de Rally 1984 con la Lancia 037 West semioficial.

Debutó, como casi todos los pilotos de la época, con la Autobianchi A112 Abarth. Después se subió a la Fiat Ritmo Abarth Gr 2 Jolly Club donde obtuvo el único triunfo de ese auto en el Campeonato Nacional de 1982. Piloto extremamente veloz y sin ningún miedo, iba siempre al límite de lo exagerado, corría riesgos a veces inútiles, especialmente en las pruebas (en aquel período sobre rutas abiertas al tráfico). Era un piloto de pocas pulgas, difícil, introvertido y bastante cascarrabias, aparte de tartamudo, pero muy muy veloz en el período de oro del rally.

capone

En aquel 1982 cae bajo el ojo de Cesare Fiorio y la Lancia Corse. Lo pasan al Campeonato Europeo, pero le imponen como navegante al más experto Sergio Cresto.

A mitad de la temporada 1984, Fiorio contrata a Henri Toivonen y le dan una Lancia oficial para el Mundial. El finlandés (que morirá un par de años más tarde con Cresto en el desastre del Tour de Córcega) corre en el Europeo con un Porsche 911, donde Capone, con su Lancia 037, le gana varias veces. Por eso, Capone se sentía el candidato cantado para ascender de categoría y correr con una Lancia oficial. Fiorio lo dejó afuera y ahí se empezó a caer todo… Capone se sintió desplazado, corrido hacia el costado, y empezó a pelearse con Florio y con todo el mundo…

Ganó la última carrera del Europeo sobre Toivonen, se proclamó campeón en el Europeo de Rally y se fue del mundo de la competición cerrando la puerta. Obviamente, al año siguiente no consiguió una butaca en ningún lado, a su alrededor quedaba sólo tierra arrasada.

Capone west

La cabeza se le desmoronó, empezó a beber, a drogarse, se divorció y para peor desgracia muere su hija pequeña…. Desaparece del mundo y se hunde en el suyo. Todavía hoy, uno de los pilotos mas veloces de su generación, vive en las colinas de la provincia de Torino, a veces en una clínica psiquiátrica, a veces en la chacra de sus padres, por donde se lo ve pasar a bordo de una vieja Fiat Panda blanca a mil por los caminos de la zona. Siempre manejando al límite.

Su nombre fue recientemente rescatado del olvido porque su vida desesperada fue tomada como inspiración para una reciente película, “Veloce come il Vento”, bastante bien hecha (por ser italiana y tener escenas de acción automovilísticas), interpretada por Stefano Acorsi, uno de los mejores actores de los últimos años.

3 Comentarios, RSS

  1. Sovrasterzo 12/04/2016 @ 11:56 am

    Muy buena nota sobre un personaje que no conocia. Veremos la pelicula, gracias x el dato.
    Y suerte q el amigo Fiorio anda en una Pandina y no en algo mas potente…

  2. Pablo Felipe Richetti 12/04/2016 @ 1:32 pm

    En La Gazzetta dello Sport, comentan que “la 205 Turbo 16” la maneja Paolo Andreucci y la trajeron del Museo de Peugeot de Sochaux especialmente para el rodaje; pensar que hace unos años liquidaron el que uso el Lole en el Rally de Argentina ´85…

    • Beppe Viola 12/04/2016 @ 5:38 pm

      Andreucci (9 veces campeón Italiano Rally) fue solo el instructor de Accorsi… el actor se hizo casi todas las escenas de manejo… Como bien dice Ud, el T16 es la del museo Peugeot y no se lo devolvieron exactamente en el mismo estado….
      Las escenas de competición estuvieron filmadas el año pasado en el campeonato Italiano GT y el GT3 Cup de la protagonista estuvo efectivamente inscripta en varias carreras.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5
ALFA

Comienza una nueva semana y desde aquí les enviamos los más cálidos deseos de que... Seguir Leyendo >>