El “Esprín” hijo del Tuning Andino

Hernán Charalambopoulos
11
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

12

Amenábar y Teodoro García, barrio de Colegiales, Buenos Aires. Estruendoso despachante de frutas y verduras, rematando su última obra de la serie “Tuning Andino en la ciudad” que preveía la intervención de un Falcon para transformarlo en “Esprín”. Nótese la delicada elaboración del ornamento lateral adaptado al gusto (y al pulso) del artista quien desde su óptica y visión del cósmica nos propone una catarata de nuevos valores cromáticos y el inocultable mensaje de la continua evolución de la especie en términos no lineales.

La línea de la vida, la evolución del humano y su interpretación para el deleite del espectador, se ve plasmado en la versión de Tuning Andino del R6 inspirado en el ultracapitalista Ford gran Torino de Starsky & Hutch pero con la intervención del artista que eligiendo el vehículo ideal, transforma un objeto agresivo en algo amigable y popular a través de este hijo del rombo.

14

Líneas definidas pero con cierta espasticidad de movimientos, que plasman la inseguridad por el futuro que se nos viene encima… Leamos los mensajes de la calle. Abramos los ojos ante lo que se viene. El Tuning Andino es una disciplina de vanguardia que si es bien entendida, descifra los más profundos arcanos de la existencia.

2015-09-17-09.43

 

10 Comentarios, RSS

  1. Astonmartin 10/12/2015 @ 8:56 am

    Y sí, se extrañaba la presencia de un patrullero y la inevitable mofa que suscita. En La Matanza, Capital Nacional del Falcon, abundan estos experimentos.

  2. @autazos 10/12/2015 @ 8:59 am

    Lo mejor son las ruedas… Está en la frontera entre el tunning y el delito, entre la personalización y el grafitti callejero. El R6 no es un “iaba”?

  3. Guevarita 10/12/2015 @ 9:35 am

    El R6 es un mamarracho pero al producto del ovalo le veo potencial

  4. let1969 10/12/2015 @ 11:51 am

    Al r6 lo veo mezcla de estarkiyjoch con 128 iava, aunque con la misma imagen de deportividad que me transmite una babosa moribunda (independientemente de la nobleza que supo tener “la primera break” como rezó su slogan en algún tiempo pretérito), el patru, parece salido de la campaña sciolista, le pintaron de naranja hasta el cigueñal, decorado por un parkinsoniano subido en el samba. Of course, hay que considerar la prolija planicie y esmerado ajuste de la panelería de chapa que el standard 74 le ofreció al artista. Eso si, manteniendo el guarda plast, en el guardabarros delantero, para salvar la besheza de la acción de la lluvia ácida. (notese el detalle de dejarle la vieja patente para mantener el aire retro)

  5. Fulgencio Focolisto 10/12/2015 @ 4:10 pm

    Verdaderamente una linea de cintura perfecta el hesprin un lujaso pero el r6 iava ( industria argentina de villa Adelina no se rían me lo dijeron en una Autoclasica casi me mueroooo)!!! iavan las rayas para el otro lado totalmente futurista !!! otro lujo

  6. CharlieKober 10/12/2015 @ 9:13 pm

    Dios mio

  7. Tete 10/12/2015 @ 10:58 pm

    ni siquiera se le ocurrió al muy burro poner una elemental cinta de papel !!

  8. Lucasg 11/12/2015 @ 3:26 pm

    Eh… la patente es period correct. Ponele…

  9. Güilbeis 11/12/2015 @ 5:16 pm

    Me gustaron las gomas con pintura naranja. Evidencia de un trabajo científico y detallista.

  10. antiGM 15/12/2015 @ 8:27 am

    me encantan los autos setentosos con el capot negro…………le quedan de maravillas. Esta patruya campeona del TC es tremenda, su luc deportivo lo hacen especial. Un poco grasun también, no voy a negarlo, pero no al extremo de la cupe italiana mencionada en otro post

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5
10933920_785614561517614_890621287844698238_n

Hace ya un par de años que enero se ensaña conmigo pidiendo que me rinda ante su... Seguir Leyendo >>

17