El extraño encuentro con Zé de Caixão

Alejandro Tasso
20180705_151508
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

20180705_151250

Las entradas de Martha Rocha y de la Bugatti de Matarazzo en Zárate dan pie (pensamiento arborescente mediante) a otra historieta de farándula tropical con autos…

Los despojos que de las fotos (datadas a fines del siglo pasado y tomadas en la Praia do Hermenegildo, Santa Vitoria do Palmar-RS, casi en la divisa BR/UY, según los gaùchos la playa más larga del mundo, 200 km hasta Cassino) pertenecen al que fuera un VW 1600 sedán, apodado en su país como “Zé do Caixão” por el parecido de su silueta prismática con sus cuatro manijas con un ataúd.

20180627_173246

20180705_151415

“Zé do Caixão”, el personaje, (una creación del productor/guionista/actor/director/extra y todo lo demás de cine paulista José Mojica Marins) era un enterrador que vivía historias de terror y sexo explícito (todo lo posible bajo la férrea censura de la dictadura militar) en películas filmadas con escenografías y medios técnicos dignos de nuestro “viejo” Canal 7, financiadas con poco más que propinas y ferias del plato, y repartos seleccionados en audiciones que incluían luchas entre las aspirantes a protagonista y pruebas de resistencia con serpientes y arañas. Ideal para las matinées del cine Devoto…

20180705_121539

20180705_121151

En la sinuosa vida y la profusa obra de este pionero del cine de horror latinoamericano se han inspirado varios cortometrajes, abundante literatura y hasta una miniserie para televisión que en Argentina se vio por TNT. También es considerado personaje de culto en EE.UU. donde es conocido como “Coffin Joe”.

Allá por 1978 Mojica contactó a una socialitè paulista con fama de viuda negra llamada Elza Leonetti de Amaral para convencerla de llevar a la pantalla la historia de su vida.

coffin joe

Dona Elza (o Elsa) había matado en 1975 con dos tiros de calibre 32 a su amante, Roberto Lee, un millonario coleccionista de autos clásicos, creador del primer museo de autos del Brasil (y uno de los primeros de la región). La fulana que ya había enviudado -por suicidio- de su primer esposo -otro señor pudiente- con el mismo revolver 32, quedó en libertad alegando defensa propia dos años después del hecho. Cruzeiros mediante se asoció con Mojica y acabó como actriz de reparto de obras tan edificantes como Perversao/Estupro y 24 horas de sexo ardente.

20180705_121433

20180705_133655

Buena parte de la colección del museo de Lee (algunos autos fueron vendidos o devueltos a sus dueños por Mariangela, la heredera nacida del matrimonio de don Roberto con la hija menor del conde Matarazzo –otro menesteroso…-) se puede apreciar hoy en día en el museo de Caçapava do Sul-SP, incluyendo un autentico Tucker Torpedo, pero esos detalles los dejo para el carioca Vogel, que seguramente podrá ampliarnos la data entre chopps de Pilsen y dados de gruyerito de la Conaprole.

Fotos: Extraídas del libro Maldito de André Barcinski e Iván Finotti, Acervo Folha de Sao Paulo, Alejandro Tasso y Diego Speratti

IMG_8814

IMG_9677

 

1 Comentario, RSS

  1. Misionero 10/07/2018 @ 12:33 pm

    Comento por primera vez. Gracias a todos, aprendo de cada cosa que escriben.
    Siempre quise procurar los números de la revista gaúcha Classic Show donde relatan la historia del Tucker y dan a conocer porque tiene interiores y motor Cadillac.
    En Bebedouro, SP, otro de los Matarazzo tenía un museo donde creo fue a para el motor del Tucker.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*