El heredero que no fue

Hernán Charalambopoulos
9285-3
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

9285-3

Cuando se desperezaban los setenta y después de casi diez años en el mercado, la gente de Stuttgart decidió comenzar a pensar en el reemplazante del Porsche 911.

Sabidas cuentas de que el mercado americano estaba en plena consolidación como principal comprador de la marca, decidieron hacer un automóvil adaptado a la panza del cliente gringo: trompa larga, ancho a voluntad, líneas redondeadas y demás ingredientes para una receta que parecía infalible y hecha a medida el abrasivo paladar americano.

La historia es por demás conocida: el 911 sobrevivió al 928 y a muchos más, sepultando a más de un competidor interno y externo. Porsche creó, casi sin quererlo, otro segmento dentro de su catálogo ya que el incombustible 911 nunca dejó de venderse a lo largo y ancho del planeta.

928-2

Caso raro este de un auto destinado a reemplazar a otro que termina siendo fagocitado por el viejo que no le deja espacio. Con el 928 muere también el segmento, ya que hasta el día de hoy la marca abandonó la configuración de coupé de motor delantero, al menos hasta la aparición del “Panamerda” sin puertas traseras que está contemplado recién para la próxima generación.

Del Porsche 928 nos ocuparemos en profundidad en otra ocasión. Denostado y poco amado por el porschista obtuso, es el único automóvil deportivo que fue galardonado con el premio de Auto del Año en Europa allá por 1977. Este granturismo es uno de los pocos autos que da la sensación de haber nacido veinte años antes de lo previsto. Un rotundo triunfo del diseño.

Aquí una muestra de la diferencia de proporciones entre el 928 y el 911: nótese el pronunciado contraste entre los dos autos y su carácter completamente diferenciado: rutero y planchado uno, esbelto, fino y nervioso el otro.

Al incombustible 911 se lo puede tranquilamente denominar la “Mirtha Legrand” de los autos, ya que durante su carrera enterró a todos sus coetáneos, a sus propios competidores y siempre tuvo un público fiel y muy seguidor hasta sus últimos días. La saga concluyó allá por 1996 cuando le entregó la posta a la primera generación de autos refrigerados por agua con motor colgado del eje trasero: el 996.

928-1

11 Comentarios, RSS

  1. a-tracción 19/01/2015 @ 6:55 am

    Tendría un 928. Creo que la edad me está aburguesando.
    Jugada fuerte de Porsche en lanzar un V8 de 4,5 litros en plena crisis del petróleo y doble merito para el 911. Se bancó al 928 durante sus 18 años de producción cuando el 911 no fue lo mejorcito durante los ochentas, hasta que llegó el 993, el mejor y última generación del real 911.
    Que bien le quedan esas ATS.

  2. DanielC 19/01/2015 @ 7:46 am

    El “Panamerda” como dice la nota es la quintaesencia de los años que vivimos. Debe ser una joya mecánica y de prestaciones pero es uno de los objetos sobre ruedas mas espantosos que se fabrican.

  3. Paulinho Peras Conpan 19/01/2015 @ 10:28 am

    Que bueno que volviste con tus notas y comentarios Hernan!.
    El 928 es uno de los autos mas lindo y adelantados a su epoca que he visto. En los 80’s escribí a Porsche Alemania pidiendo catálogos de autos. Cuando tuve ese material en mis manos llegado desde Alemania quede maravillado con las fotos de un 928 en color champagne que no olvidare en mi vida. Hablo de la primera version, no del restyling. Primero los faros escamoteables al descubierto tipo Miura, las ópticas traseras y la falta total de paragolpes propiamente dicho, me enamoro. Ahi investigue sobre el diseñador del mismo, un tal Anatole “Tony” Lanpine, un maestro al que creo nunca se lo reconoció como debe ser. Espero amplíen sobre 928!.
    Saludos

  4. Winkelhock 19/01/2015 @ 11:01 am

    el 928 fue la apuesta de Porsche al auto de Gran Turismo en años en que la Ferrari BB era el referente.
    El encanto del todo atrás, los éxitos deportivos y la personalidad del 911 fueron más que tanta ingeniería junta.
    Los que manejaron algun 928, incluso de caja automática; hablan de su solidez, tenida en ruta, potencia y frenos eficientes.

  5. Winkelhock 19/01/2015 @ 11:04 am

    perdon, la BB reemplazo a la Daytona o 365 GTB/4, el ultimo Gran Turismo por años.

  6. ssjaguar 19/01/2015 @ 12:06 pm

    Lo mismo sucedió (y perdonen la comparación) y salvando las distancias,con el 133 y el 600 en Fiat.

  7. GUARD RAIL 19/01/2015 @ 12:07 pm

    Gracias Hernán por tu nota ! Aparte de la cuestión fundamental que es el diseño, que comentarios hay del manejo de ambos Porsche ? Yo no tengo experiencia con ninguno de los dos….Gracias !

  8. Pablo Felipe Richetti 19/01/2015 @ 2:24 pm

    Habría que preguntarle al “Gran Willy”; Guillermo Vilas supo tener un 928 en sus años dorados en los courts.

  9. Winkelhock 19/01/2015 @ 5:19 pm

    en el Torcuato había un 928 S4 negro caja automática de Manuel T que andaba excelente, era con motor 5.0.
    En Mardel venden un 928 S blanco caja manual, està en Arcar, habrá sido de Vilas o aquel quedó en el Viejo Continente ?

  10. Leonardo de Souza 22/01/2015 @ 11:08 am

    Me considero fanatico del 928, uno de los pocos Porsche que me despierta admiracion.

  11. BER 21/04/2016 @ 5:57 pm

    Su diseño es increible, vanguardista, 20 años (MINIMO ) adelantado a su epoca.Una persona que conozca poco de marcas de automoviles, no ubicaria jamas este AUTOMOVIL como hecho en la decada de los 70s,

    Voy a aportar algo nuevo, en USA este vehiculo quedo en el imaginario popular gracias al film “NEGOCIOS RIESGOSOS” que dio notoriedad al por entonces desconocido TOM CRUISE ,que le posibilito hacer films posteriores como TOP GUN… INCLUSO hoy cronistas al hablar de este film y el PORSCHE, bromean..diciendo que Tom le debe el auto su salto a la fama

    Se habla de un MITO respecto al 928, muy comentado.. respecto a que si invirtieras el DISEÑO, dejando la parte trasera al frente del vehiculo , tendria menor resistencia al viento, siendo mas aerodinamico y por consiguiente desarrollaria mejores prestaciones y mayor eficiencia de combustible.
    Bien, en el programa MITH BUSTER ( CAZADORES DE MITOS ) trataron el mito, descontruyeron un PORSCHE 928 invirtiendo su mecanismo y compararon sus prestaciones con otro 928, sin modificar.

    RESULTADO: EL MITO ES FALSO, de hecho el porsche RE CONVERTIDO presentaba mayor resistencia y mayor consumo.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

oldsmobile_442_1972_images_2_b

Este número no representa el esquema táctico de Sabella para el partido con Irán,... Seguir Leyendo >>

27