El Kookie’s Kar se suma al Golden Sahara en el remate de Mecum

staff
607793_unnamed(74)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

607789_unnamed(78)

“Kookie’s Kar”, el famoso T-Bucket (hot rods basados en el Ford T, muy modificados) que se creía perdido y que fue el culpable de la locura que se desató en los Estados Unidos por la cultura custom en la década de los años cincuenta, emergerá luego de décadas de ostracismo a mediados de este mes de mayo, cuando haga su aparición en el remate organizado por la firma Mecum en Indianápolis, en base a la colección hallada en la finca de Jim Street, donde también se escondía el “Golden Sahara II”.

Este hot rod es unánimemente considerado por la comunidad custom como el iniciador de toda la locura por construir autos inspirados en el Ford T que dominó la industria de los autos personalizados a partir de mediados de los años cincuenta. Fue construido por Norm Grabowski y luego se convirtió en protagonista estelar en la serie de detectives “77 Sunset Strip”, donde el actor Edd Byrnes lo utilizaba como su auto personal.

607793_unnamed(74)

“Kookie’s Kar”, como se lo conoce hoy en día, es incuestionablemente un ícono en la historia de los autos custom. Su repentina salida de escena, desde la década de los años sesenta, llevó a muchas especulaciones y a los fanáticos a preguntarse durante años si el auto aún estaría vivo. Su supervivencia se confirma ahora, cincuenta y tantos años después, aunque la intriga del porqué de su reclusión sigue siendo materia de misterio a resolver por los historiadores.

Descubierto prolijamente guardado dentro del garaje del inventor Jim Street, el auto se muestra intacto, conservando la última interpretación con la que se lo conoció antes de pasar a cuarteles de invierno. Con su vuelta a los focos previsto para mediados de mayo en la 31ª edición del remate “Original Spring Classic” en el Indiana State Fairgrounds de Indianápolis, es tiempo para que un nuevo propietario vuelva a compartir el legado del creador de la revolución de los hot rods derivados del Ford T.

607790_unnamed(77)

607791_unnamed(76)

607792_unnamed(75)

8 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola 14/05/2018 @ 11:37 am

    …. y nosotros a discutir si el tono del zincado de un buloncito que no se ve una vez montado es igual a como saliò de fabrica o no….
    dejense de joder…

  2. José del Castillo 14/05/2018 @ 4:25 pm

    No lo quiero ni regalado.

  3. alejandro marino 14/05/2018 @ 4:49 pm

    La madre de todas las garnuflas !!!

  4. Güilbeis 15/05/2018 @ 7:32 am

    No sé ni que decir. Se me ocurre que don Beppe no debe tener el s/n. Debo reconocer que alguna vez vi una foto de uno muy bien hecho, muy despojado, casi sencillo pero igual no, no.

  5. Eirwal 15/05/2018 @ 8:10 am

    ¡Algún HDP ha hackeado el sitio!

  6. morgan. 15/05/2018 @ 9:03 am

    Debo confesar que en su primer versión y en B&N me gusta y mucho……..pero la última es mas feo que un Karmann Ghia Tuneado.

  7. MARIO 16/05/2018 @ 8:02 am

    Tengo entendido que no eran faciles de manejar.

  8. altashanta 07/06/2018 @ 12:33 pm

    Y pagaron 484 kilos por el Kookie!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*