El rock sigue dando sorpresas: Rupert the Riley

Santino
IMG_20160407_130707860 (1slider)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_20160407_130707860 (1)

En la edición de marzo de la revista inglesa The Automobile salió publicada una carta de lectores en homenaje al recientemente fallecido David Bowie y un misterioso Riley de su juventud.

Henry Harris, autor de la carta, recuerda que siendo muy joven, en 1966, fue a ver un Riley Gamecock 1932 de dos asientos que había visto en un aviso clasificado. Cuando llegó a la dirección se encontró con un viejo garage al cual, evidentemente, querían limpiar. El auto estaba expuesto afuera y se notaba que estaba en pésimas condiciones. Sumado a eso lo habían transformado en un Riley Nine “special” con una improvisada carrocería sport. De pronto, apareció su dueño, un adolescente hippie y melenudo que se presentó como David Jones. El valor del auto era 20 libras y luego de regatear fuertemente logró llevárselo por 18.

A los pocos meses Harris también vendió el auto, porque no frenaba ni tenía capota, y en ese momento estaba necesitando un vehículo que lo llevara todos los días a la universidad. Lo cambió por un Austin.

IMG_20160407_130748268 (1)

Al poco tiempo reconoció a ese nuevo artista que le había vendido el Riley. Ahora se llamaba David Bowie y salía por la radio y la TV. Hasta se enteró que llegó a dedicarle una canción a su viejo auto donde decía que lo había bautizado como “Rupert the Riley”.

En una entrevista en 2003, Bowie recordó con una anécdota a su Riley: cierta vez lo paró la policía y cuando le permitieron seguir, el auto no arrancó. Se bajó para darle manija y se olvidó de sacar el cambio. El auto lo pasó por arriba.

Luego de años el Riley tuvo una carrocería sport más linda y participó en varios eventos del VSCC. La última vez que se lo vio estaba en Japón. El Nº de registro inglés era PJ6968 y su antiguo dueño lo sigue buscando. Si alguien lo ve que le avise.

2 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola 08/04/2016 @ 11:25 am

    Un grande el White Duke….
    Al final de los ’90’s, para el 40° aniversario del Mini, la BMW encargò a tres fashion artist ingleses la reinterpretacion del icono automobilistico britanico… le encargaron a Kate Moss, Paul Smith y a Bowie presentar una propuesta estilistica ….Miss Moss (que es una attista para hacer varias otras cosas…) hizo una propuesta horrible, el stylist Smith una bellisima y el Duque lo hizo completamente cromada para reflejarse en èl :
    http://www.minimania.com/David_Bowies_art_Mini_is_a_subversive_kind_of_awesome

  2. José del Castillo 11/04/2016 @ 9:50 pm

    Muy lindo el Riley Santi, seguí aportando páginas como esta, pls.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*