Elvis está vivo y su BMW también

vadeRetro
BMW507slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

P0019031

El regreso a los escenarios llega después de uno de los descubrimientos más espectaculares de automóviles clásicos en los últimos tiempos. Este BMW 507 fue el vehículo elegido por Elvis Presley para desplazarse mientras prestaba su servicio militar en Alemania, y cuando ya era conocido como el “Rey del Rock & Roll”. Después de haber “desaparecido” de la faz de la tierra por casi 50 años -se creía que había sido robado- hace su aparición estelar, ya completamente restaurado. Después de casi dos años de un riguroso trabajo de recuperación BMW Group Classic estará presentando el roadster por primera vez en una exhibición pública. Restaurado a su condición original, se exhibirá el 21 de agosto de 2016 en el Concours d’Elegance en Pebble Beach, Estados Unidos.

El BMW 507 con número de chasis 70079 estará allí en exhibición, para que lo disfruten los visitantes del afamado concurso de vehículos clásicos, exactamente en el mismo estado como fue entregado el 20 de diciembre de 1958 al soldado Elvis Presley: pintado en White Feather, con el motor V8 de aluminio de 150 caballos de fuerza bajo el capot, las llantas de fijación central, el interior blanco y negro y un equipo de radio Becker México.

P90229715_highRes_elvis-bmw-507-pick-u

P90229697_highRes_elvis-bmw-507-pick-u

“La oportunidad de recuperar el BMW 507 que fuera propiedad del Rey del Rock & Roll aquí en Múnich, para su restauración de acuerdo con los deseos del ex propietario, Jack Castor, fue un sueño hecho realidad para todos los involucrados”, comentó Ulrich Knieps, Jefe de BMW Group Classic. “Este fue un proyecto excepcional y fascinante. El resultado no es simplemente un gran orgullo para nosotros. Sin duda Jack habría estado encantado con el resultado”.

En el verano de 2014, la exhibición del 507 aún sin restaurar en el Museo BMW generó gran emoción entre los entusiastas de los autos clásicos, pero también motivó distintas preguntas: ¿Realmente se trataba del auto de Elvis? ¿Sería posible transformar este roadster de nuevo en una joya de la década de los años cincuenta?

P90157503_highRes_special-exhibition-e

P90157509_highRes_special-exhibition-e

El estado de este biplaza realmente era motivo de preocupación. Aunque las partes y otros componentes de la carrocería original estaban casi todas presentes y sanas, el roadster había perdido en el camino su motor y caja de velocidades. El eje trasero había sido reemplazado por otro eje de origen desconocido, el óxido se estaba comiendo los refuerzos del piso, los asientos estaban completamente raídos y faltaba el panel de instrumentos. No obstante, la seductora fascinación de un bello automóvil superaba todos los inconvenientes, y se incrementaba el valor emotivo con el recuerdo de Elvis Presley y sus más grandes éxitos. Si bien el roadster regresaba para ser exhibido en Múnich con la etiqueta de “Devolver al remitente”, la solución sin duda fue “Es ahora o nunca”. Un proyecto administrado por BMW Group Classic logró restaurar el automóvil. Los expertos de la casa y los especialistas externos unieron fuerzas para llevar a cabo la obra y el resultado definió nuevos hitos para la restauración de un BMW 507.

Al mirar atrás en el proceso, la historia del BMW 507 de Elvis y su restauración es pura música: tan cautivadora como el movimiento de las caderas del “Rey”, era una montaña rusa de emociones, llena de vueltas y giros repentinos.

Porque ésta no es una simple historia sobre el joven soldado Elvis Presley. También están involucrados otros actores como el legendario campeón de trepada alemán Hans Stuck, de besos y mensajes de rouge embarrados en la pintura blanca, de un ingeniero espacial retirado y de un galpón para guardar calabazas, de un motor de Chevy que era demasiado grande, alfombras de coco engomados y manijas de puertas impresas en un proceso 3D.

P90157514_highRes_special-exhibition-e

P90157548_highRes_special-exhibition-e

La historia se había iniciado tres años antes de que el “Rey” comenzara el servicio militar cuando el Ejército de Estados Unidos se instaló en Hesse, en el Sur de Alemania. El BMW 507 siempre ha sido uno de los autos más exclusivos y buscados entre las rarezas en la historia de modelos de la marca, con apenas 254 automóviles producidos entre 1955 y 1959. Justo después de su presentación mundial en el Salón de Frankfurt en 1955, el auto concebido por el diseñador Albrecht Graf Goertz fue mencionado en la prensa como “El sueño del Isar”, por el río que atraviesa Baviera. Entre las celebridades que tuvieron uno se puede citar a los actores Alain Delon, Ursula Andress y al piloto John Surtees; todos ellos contribuyeron a la imagen del roadster como un símbolo de estatus. Sin embargo, ningún otro automóvil de este modelo se instaló en la mitología como el BMW 507 que una vez fue propiedad de Elvis Presley. Por casi cinco décadas se creyó que este roadster en particular se había perdido. De hecho, no había siquiera certeza sobre el número de chasis del auto conducido por el “Rey”. También había dudas sobre si Elvis Presley había transportado el auto hasta Estados Unidos al terminar su servicio militar en Alemania, y nadie sabía nada sobre el propietario posterior del auto.

Ahora se han resuelto todos estos enigmas gracias a los expertos de los Archivos de BMW Group Classic y a la periodista estadounidense Jackie Jouret, quien trabaja para la revista “Bimmer” de California. En 2006 ya estaba buscando en los registros de la época datos del BMW 507 de Elvis y la literatura relevante para rastrear la historia de este modelo. Durante el transcurso de su trabajo, reveló un detalle esencial. Varias fuentes señalaban el hecho de que el BMW 507 que fue entregado a Elvis Presley en Alemania no era un auto nuevo, sino que previamente lo había usado el corredor de autos de carreras Hans Stuck. Entre mayo y agosto de 1958, el piloto alemán, conocido como el “campeón de las trepadas” ganó varias pruebas de montaña en Alemania, Austria y Suiza, en un BMW 507 blanco con número de chasis 70079 y patente M-JX 800. También hay un hecho conocido y verificado por fotografías que este roadster dejó la línea de montaje el 13 de septiembre de 1957. Unos días más tarde, se exhibió en Frankfurt y se usó varias veces para préstamos de prensa. Ya en octubre de 1957, Hans Stuck presentó el auto en el Motor Show de Londres y luego condujo el roadster a través de Bélgica, donde lo presentó a King Baudouin, antes de bajar al Salón de Turín. Y por si esto no fuera suficiente, en el verano de 1958, el BMW 507 de Stuck ganó el concurso de belleza automotriz en Wiesbaden y luego tuvo un papel en la película “Hula-Hopp Conny”, con Cornelia Foboess y Rudolf Vogel, filmado en estudios en Baviera.

P90229716_highRes_elvis-bmw-507-hans-s

Después de cada competencia a este BMW se le había dado un cuidadoso servicio, el motor se había mejorado y se le había montado una nueva caja de velocidades cuando terminó en manos de un distribuidor de autos usados de Frankfurt en el otoño europeo de 1958. El joven soldado estadounidense Presley tenía 23 años en ese entonces. Llegó y lo pidió para una prueba de manejo. El “Rey” quedó impresionado de inmediato con el auto y decidió comprarlo. Las fotos que se tomaron en ese momento muestran que las patentes con número de exportación ya se habían montado al BMW 507. Posteriormente se le dio un registro del ejército estadounidense que cambiaba cada año. Esto fue en parte la razón por la que se volvió complicada la identificación posterior del vehículo. Los expertos de los Archivos de BMW Group Classic sólo tuvieron la absoluta certeza sobre su procedencia cuando obtuvieron los papeles del seguro con fecha de diciembre de 1958 que contenía el número de chasis 70079 junto con el registro del tenedor del vehículo. Su nombre, Elvis Aaron Presley.

Elvis condujo regularmente al BMW 507 entre su hogar en Bad Nauheim y la Base del Ejército Estadounidense en Friedberg. Sus fans siempre lo mantuvieron estrechamente vigilado y muchas veces lo asediaban. Con frecuencia adornaban la pintura del roadster con mensajes de amor pintados con labial. Estas señales de adoración para nada eran inusuales para una estrella de rock, pero eran una vergüenza para Presley como joven soldado estadounidense. Un nuevo uniforme rojo para el vehículo resolvió el problema.

En marzo de 1960, Elvis Presley terminó su servicio militar en Alemania. Ya de regreso ambos a las carreteras estadounidenses, decidió abandonar el placer de conducir un BMW descapotable, ya que unos meses después vendió el roadster rojo portador del chasis número 70079 a un distribuidor Chrysler de Nueva York. El distribuidor, a su turno, vendió el auto por el ridículo precio -desde nuestra perspectiva actual-, de 4.500 dólares estadounidenses al presentador de radio Tommy Charles. Charles llevó el auto a su casa de Birmingham, en el estado de Alabama, donde comenzó a dedicarse con mucho éxito a las carreras, aunque este destino implicó la intervención mecánica y el abandono de la originalidad. Al BMW 507 se le adaptó un motor Chevrolet para que viera más acción en las pistas de carreras. Éste ocupó tanto espacio que se le tuvieron que recortar refuerzos en la parte delantera del chasis. Se reemplazó la caja de velocidades y el eje trasero, así como los instrumentos originales. Charles ganó una carrera en Daytona Beach, Florida, con el roadster radicalmente modificado y se alineó en la grilla de partida en diversas competencias antes de vender el vehículo en el transcurso del año 1963.

P90229707_highRes_elvis-bmw-507-first-

Siguieron dos cambios más de propietario y el BMW 507 se mudó a California. El ingeniero espacial Jack Castor adquirió el auto en 1968 y lo usó ocasionalmente antes de decidir guardar el auto hasta que llegara el tiempo de una restauración completa. Castor era un apasionado coleccionista de bicicletas históricas y con los años también reunió una impresionante colección de automóviles clásicos en Half Moon Bay, al sur de San Francisco. Participó en varios clubes de autos clásicos e indagó en la historia de los vehículos que había adquirido.

Castor también reunió un expediente completo de su BMW 507. Mientras tanto, el ingeniero se había retirado y sucedió que un día vio el artículo de la revista “Bimmer”. Castor escribió a la autora, le mencionó del BMW 507 con chasis número 70079 que tenía y la invitó para que pudiera ver el vehículo. Estaba consciente de que era el propietario del auto de carreras conducido por Hans Stuck, pero hasta entonces sólo había podido especular sobre una potencial conexión con Elvis. Sin embargo, Jackie Jouret tenía la certeza absoluta sobre este tema. Ella acompañó a Jack Castor a un depósito de calabazas donde guardaba el auto rojo BMW 507 junto con otros vehículos antiguos. “Jack había atado el capot con cuerdas”, recordó la periodista al regresar al momento del descubrimiento. “Llevó un tiempo hasta que realmente pudimos abrir el compartimiento del motor e identificamos el número estampado del chasis: 70079, el Santo Grial entre los números del BMW”.

Jack Castor ya había recolectado un gran número de partes y las organizó cuidadosamente en cajas para la restauración planeada del roadster a su condición original. Lo que le faltaba era un motor apropiado y el tiempo necesario para ver que se realizara el proyecto. Sin embargo, las cosas comenzaron a suceder. Jackie Jouret estableció el contacto con BMW Group Classic, donde se había comenzado a reunir información sobre la identidad del BMW 507 usado por Elvis Presley en Alemania. Esto permitió que se confirmaran los hechos que se habían investigado en Estados Unidos.

P90229711_highRes_restoration-of-elvis

P90229710_highRes_restoration-of-elvis

Castor no estaba interesado en sacar provecho de la inesperada fama de su BMW 507. Sin embargo, se fortaleció el contacto con BMW Group Classic. Después de varios años y de diversas discusiones con los expertos para restaurar autos clásicos en BMW Group Classic, Klaus Kutscher y Axel Klinger-Köhnlein, llegaron a un acuerdo. Junto con la compra del vehículo por parte BMW Group Classic, se comprometió la restauración del auto de acuerdo a las ideas y deseos visualizados por Castor.

En la primavera boreal de 2014 había llegado el momento. El BMW 507 fue enviado a Alemania en un contenedor, junto con las partes acumuladas por Castor. La primera parada en Múnich fue el Museo BMW donde se presentó el roadster en la exhibición especial “El BMW 507 de Elvis: perdido y encontrado”. Entonces se inició la restauración en el taller de BMW Group Classic.

Como se acostumbra en proyectos de esta naturaleza, la Fase Uno fue principalmente de índole “destructiva”. El vehículo fue completamente desmantelado, un proceso que, en este caso en especial, llevó una semana entera, más que los dos días que se habían planeado originalmente. Al principio, la carrocería de aluminio fue separada del piso de acero. Esta fue la única forma de conservar en lo posible la mayor parte del material original. Luego se retiró la pintura del piso con un baño ácido y de la carrocería con un baño alcalino. El motor ya había sido retirado y se habían apartado los restos que quedaban en el interior.

P90229706_highRes_restoration-of-elvis

P90229714_highRes_restoration-of-elvis

Muchos de los componentes tenían que volverse a fabricar de la nada, porque las existencias de las piezas originales para el BMW 507 eran limitadas incluso dentro del BMW Group Classic. La mano de obra tradicional, al estilo de la década de 1950, se fusionó con los procedimientos de producción de alta tecnología de la era moderna. El panel de instrumentos se reprodujo con base en el original. La tapicería de cuero se creó de manera que concordara con precisión con el patrón mostrado en las fotografías y catálogos antiguos. Cuando se reconstruyeron los asientos, se demostró que era posible usar la subestructura de acero original para los asientos después de que se retiró con cuidado todo el óxido. Luego se colocaron los trozos de coco engomados sobre los resortes de acero. Este material natural ya se había usado en la década de 1950 para la producción en serie del BMW 507, junto con las capas de fieltro y lino superpuestas para hacer que los asientos fueran lo más cómodos posible. Los mecanismos de las ventanas laterales y las manijas de las puertas se volvieron a fabricar, mediante un proceso avanzado de impresión moderna en 3D con base en las dimensiones originales. Después de generar un conjunto de datos digitales mediante una exploración tridimensional de la parte original, se reprodujo un facsímil que recibió luego la terminación tipo espejo. En contraste, el sello de goma para la cubierta del tanque se volvió a producir con un procedimiento de fabricación convencional. Debido a que este componente, como muchos otros del BMW 507, había sido presa de los estragos del tiempo, se produjo una pequeña serie. Esto significó que los usuarios del roadster ahora pueden encontrar esta refacción en la tienda de partes de BMW Group Classic.

P90229713_highRes_restoration-of-elvis

P90229703_highRes_restoration-of-elvis

El motor para el BMW 507 de Elvis fue completamente armado con el stock de piezas del catálogo. El V8 de 3.2 litros fue montado con absoluta precisión en base a las especificaciones originales del BMW 507, pero no se le dio un número de motor debido al uso inevitable pero inusual de componentes antiguos y nuevos. Los refuerzos de la parte delantera del chasis, que se habían cortado en una primera etapa, también se tuvieron que volver a producir con su geometría original e integrarse al resto de la estructura. La estructura con partes de madera que sostiene la capota con firmeza también fue reproducida usando materiales y métodos de producción ajustados a lo conocido en los años cincuenta.

La máxima autenticidad también fue el objetivo al pintar el vehículo. El BMW 507 ahora está resplandeciente una vez más en “Blanco Pluma”. La capa de primer, la de relleno y la superior no se aplicaron con los métodos que son comunes hoy. Más bien se implementaron con un procedimiento que corresponde a la tecnología que se usaba hace unos 60 años. Esto permitió evitar el excesivo brillo de color que hoy en día se considera el standard, pero que es inapropiado para autos clásicos.

P90229698_highRes_restoration-of-elvis

P90229699_highRes_restoration-of-elvis

Similar a la reconstrucción del motor V8 y el uso de piezas y procedimientos de producción fieles a los originales, la selección de la pintura también correspondió con precisión a las condiciones que definió Jack Castor. Justo desde el inicio, él quería restaurar el roadster a su condición original, como fue fabricado en 1957. Sin embargo, su aspiración de poder ver el BMW 507 a través de los ojos del “Rey” quedó insatisfecha. Jack Castor falleció a la edad de 77 años en noviembre de 2014. Por lo tanto lo recordaremos en Pebble Beach. El BMW 507 se presentará por primera vez en ese lugar, no simplemente como el automóvil del “Rey”, sino también como el legado de Jack Castor y una obra cumbre del BMW Group Classic.

P90157524_highRes_special-exhibition-e

P90229701_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229702_highRes_restoration-of-elvis

P90229719_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229722_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229724_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229726_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229725_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229728_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229730_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229731_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229734_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229733_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229735_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229738_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229737_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229729_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229720_highRes_elvis-bmw-507-08-201

P90229718_highRes_elvis-bmw-507-08-201

 

16 Comentarios, RSS

  1. Javier M 17/08/2016 @ 1:39 pm

    Cómo aparecen autos, cosa e`mandinga!
    De no creer mire usté!

    • morgan. 17/08/2016 @ 3:42 pm

      y no solo aparecen………si no que están todos en CALIFORNIA!!!! Anda!!!!

      PD: La restoration quedo impecable, un trabajo de la pm.

  2. jose del castillo 17/08/2016 @ 3:58 pm

    Belleza de auto. Muy bueno y muy completo el artículo.

  3. Güilbeis 17/08/2016 @ 8:02 pm

    Excelente post, casi un libro.
    Cóctel perfecto para disparar el valor hasta no sé donde: auto mítico, poquísima producción, dueño mítico, restauración de primer nivel e historia novelesca. Bingo.
    El 507 es uno de los autos que me debería gustar, estoy obligado a que me guste y sin embargo no, no me gusta. Pueden ponerse en fila para decirme de todo.

    • jose del castillo 18/08/2016 @ 8:30 pm

      Me anoto para ponerme en la fila que propone Güilbeis y decirle de todo. No puede no gustarte este auto.
      Sólo dudaría si lo pusiéramos lado a lado con un Lancia Aurelia B 24 Pininfarina. ¿hay algo más lindo que eso?

      • Güilbeis 03/12/2016 @ 1:03 pm

        Comentario después de verlo en Autoclásica: demasiado parecido al AC Ace. Pasado en limpio y más refinado, pero el mismo planteo general. Ni tengo en cuenta la influencia del componente cholulo referido a quienes tuvieron uno. Inevitable ir y venir entra la carpa y el stand de Mercedes Benz para compararlo con el 300 SL Roadster. Ni la presencia, ni la personalidad y tampoco las prestaciones. 150 HP para el 3.2 V8 del BMW y 215 HP para el 6 cil. 3.0 del MB. Pedido especial: nunca, pero nunca restauren ese 300SL y menos aún toquen ese tapizado.
        Hay muy pocas cosas más lindas que un B24.
        PD: ¿lo que está debajo de la rampa de la cochera, es tuyo?
        Abrazo

        • José del Castillo 03/12/2016 @ 5:53 pm

          Don Güilbeis: lo que está bajo la rampa de la cochera es el Antique de Marcelo Lago. Se la “presté” hasta que esté listo el nuevo proyecto.

  4. Javier M 17/08/2016 @ 9:41 pm

    Aparentemente según la interné, don Presley no tuvo un 507, sinó dos y en leasing.
    Uno blanco y otro rojo (o pintado).
    Así que no preocuparse si no llegan a este remate que ya vendrá el otro.

  5. kuve 18/08/2016 @ 11:21 am

    Que laburito! Puede ser que hay un 507 en el pais? Creo que llego hace unos años.

  6. MARIO 18/08/2016 @ 4:17 pm

    Muy buena y completa nota…., algo había leído de este auto, que en su momento fue un auto caro de fabricar y precio alto de venta solo para determinado público. Había visto también que su propietarios eran famosos y pudientes tal como indica la excelente nota.- Ahora como chisme se dice que el mismo auto fue propiedad de nada menos que Ursula Andress a quien Elvis se lo regalo, será…? cual habrá sido el precio…?
    Kuve creo que hay uno en la Argentina.

    • luis 18/08/2016 @ 8:44 pm

      Tengo entendido que el de la casta y virginal Ursula fué otro, y, por algún lado hasta leí el nº de chasis del mismo (del BM, no de La blonda), lo cual no quita que, por algún servicio, alguien se lo hubiera podido regalar. Por lo que sé, este coche debía competir contra el Mercho 300 ala de gaviota, pero no tuvo el éxito esperado. En lo personal, el modelo me resulta exquisito así como su moderna reinterpretación (el Z8) por parte de Bangle, del que, afortunadamente, poseo una unidad (prolijamente guardada en una vitrina, obvio). De esté último vi uno en Vicente Lopez hace unos cuantos años en la época del Carlo.

  7. MARIO 18/08/2016 @ 4:23 pm

    Recuerdo uno rojo del museo bmw que vino en forma especial para un evento y luego corrio las 1000 millas era de color rojo, reitero era de la colección del Museo BMW.

    • kuve 19/08/2016 @ 12:25 pm

      Mario, claro el rojo del museo BMW vino en el 2012 creo, junto a un 328 blanco. Tengo entendido que hay uno solo radicado aca. El Z8 hermoso auto tmb., creo que hay 2 o 3. Uno gris plata se lo suele ver seguido por Zona Norte. Tambien hubo uno expuesto en el Salon del automovil de BS As en el 2000, color negro, aunque no recuerdo si era un prototipo o ya era de serie.

  8. ENRIQUE MUCCIARELLI 19/08/2016 @ 10:06 am

    Gulbeis, como dijo Voltaire ” NO COMPARTO TUS IDEAS PERO DARIA LA VIDA PORQUE LAS EXPRESES.

  9. Javier M 19/08/2016 @ 7:17 pm

    Quizás queda un poco opacado por la plétora de autos hermosos que surgieron en esos años.
    La carrocería es atractiva, tiene un V8, y está hecho en Alemania por BMW, que más se puede pedir.
    Personalmente no me agradan las llantas, parecen ser de otro auto., pero es opinión subjetiva.

  10. Gringo Viejo 03/12/2016 @ 6:41 pm

    Caro Guilbeis,
    ¿”Componente cholulo” es para referirte a Elvis, a Ursula o a Hans Stuck? En el negocio de los “autos de segunda mano” todo valor nostálgico suma. Ahora digamos que, si quedaba un ínfimo rastro del DNA de “Swivel Hips” en ese auto, se fue con el baño ácido. Menos mal que guardaron el pedacito original donde estaba estampado el número de chasis…California da para todo.
    Menos mal que Elvis vive y el habrá puesto su firma en el peritaje.
    Un abrazo.
    GV

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

1963

  Entre tanto renegar con los miserables de Dattatec, y sus injustificables... Seguir Leyendo >>