En una playa junto al mar y en Fiat

Diego Speratti
Inventario Nº 246603slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Inventario Nº 246603recorte

Hoy 21 de mayo, Fiat está festejando los 100 años de su presencia como filial en Argentina, por entonces la primera fuera de Europa. Como parte de las celebraciones, este martes a la noche organizó una fiesta en La Rural y diferentes mappings en puntos emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires como la Facultad de Derecho, el Teatro Colón y el Obelisco.

La historia centenaria de Fiat en Argentina incluye la construcción e importación de automóviles, utilitarios, camiones, colectivos, trolebuses, tractores, cosechadoras, locomotoras o vagones, entre otras actividades.

En este post decidimos rescatar una parte de esa larga historia, y volver sobre los buses Fiat importados que utilizó el Ministerio de Obras Públicas durante el primer gobierno peronista para, entre otros fines, acercar a los niños y a las familias humildes a las colonias, a los hoteles o, una vez construidos, a los complejos vacacionales como el de Embalse Río Tercero, en las sierras cordobesas, o el de Chapadmalal, en un punto intermedio del camino entre Mar del Plata y Miramar.

En esta foto, como en la imagen de la puerta del Ministerio de Obras Públicas en Buenos Aires, vemos a tres ómnibus Fiat 626 llevando niños y tutores, pero en este caso pasando sobre la Playa Varese de Mar del Plata. Varese fue conocida anteriormente como Playa de los Ingleses y también como Saint James, debido al hotel allí instalado que llevaba el mismo nombre (y que nunca fue inaugurado).

El italiano Luigi Varese se hizo amo y señor de este trecho costero cuando instaló su hotel y restaurant Centenario, comenzando su emprendimiento en 1908. Con los años su propuesta hotelera y gastronómica fue creciendo en tamaño y clientela y así fue que ese sector de playa recibió también su apellido.

Inventario Nº 246603

Volviendo a la foto, detrás del segundo colectivo Fiat vemos, sobre el camino que bordea a la playa, al conjunto formado por los bellos hoteles pintoresquistas Sáenz, The Cottage y Bella Vista, que sobrevivieron allí hasta la “limpieza” promovida por la Dictadura Militar para el Mundial de Fútbol 1978.

Ya más hacia Cabo Corrientes y sobre el Boulevard Peralta Ramos destaca el gigantesco Hotel Hurlingham, inaugurado en 1939, que pasó luego a administraciones sindicales y más o menos para la época de esta foto ya había sido renombrado como… ¡Eva Perón! El Hurlingham fue finalmente demolido unos pocos años atrás.

De los buses Fiat desconocemos su paradero actual, lo mismo que de la Ford Woodie 1946/7 y el colectivo de la misma marca y años que circula detrás de los Fiat. Quién sabe, quizá algún buen vecino marplatense -y lector de vadeRetro- reconozca algunos de los chalets que miran desde la loma o alguna otra construcción o vehículo que haya resistido a la maresía y a la más depredadora de todas las bestias…

Foto: Archivo General de la Nación

2 Comentarios, RSS

  1. ENRIQUE MUCCIARELLI 22/05/2019 @ 9:40 am

    Diego, ” en esa epoca antes q los bestias tiraran y no respetaran las bellezas arquitectonicas de todo la costa de Varese , le llamaban a ese lugar todo el recorrido por cabo Corrientes ” LA BIARRITZ MARPLATENSE ” y asi tiraron abajo bellezas de la arquitectura q teniamos en nuestra ciudad. Aqui se respeta mas el pico y la pala , q el patrimonio historico y las obras maestras de la arquitectura. Muy buena nota Diego

  2. Alejandro Marino 22/05/2019 @ 4:45 pm

    Te encargo los 404 km por la 2 con el volante a la derecha y la horda de infantes al grito de “chofer, chofer, apure ese motor”

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*