Falso impostor

Hernán Charalambopoulos
morocco00011
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

la salada

Los autos modificados comenzaban a atraer la atención del cliente gringo medio hacia mediados de los cincuenta, en pleno boom de post guerra y con la economía en pleno despegue.

El Sr. Allender, millonario excéntrico de Detroit, tuvo la feliz idea de “tunear” los Chevrolet Bel Air, y transformarlos en criaturas lo más parecidas posible a un Cadillac de la época. Esta operación digna de un fabricante chino o de un puestero de “La Salada”, comenzó en 1956 con algunas piezas encontradas en sus depósitos de repuestos, más un guiño dado por la dirigencia de GM. Allender construyó las primeras unidades de su criatura a las que llamó “El Morocco” en clara competencia con “Eldorado” de Cadillac.

LADRI !!!!!!

este si que está bueno....
Estos autos eran modificados en su mecánica, terminaciones de interior y sobre todo en su aspecto exterior. Al tener una buena respuesta, en 1957 decidió hacer las cosas en grande y patentar la marca. Su modelo, del que vemos la versión “coupé cuatro puertas” es una reinterpretación del Eldorado Brougham, que entró en producción ese mismo año y que era el auto más caro del mercado americano a un precio de 13.074 dólares. “El Morocco” intentaba reproducir su silueta y su espíritu por algo menos de 3.000 partiendo de un Chevrolet Bel Air.

La diferencia de precio con el auto del que derivaba era cada vez más reducida, tentando a varios compradores, quienes no veían con malos ojos subirse por unos verdes más a esta suerte de “imitación del mejor auto del mundo”.

Los concesionarios pusieron el grito en el cielo, los altos cargos de GM citaron a Allender para comunicarle que de un plumazo le retiraban el apoyo para seguir con su emprendimiento luego de haber producido algo más de doscientos autos.

logo1

7 Comentarios, RSS

  1. Jorge Primolini 13/11/2009 @ 8:23 pm

    Me permito realizar un comentario sobre el tìtulo.

    Si es un falso impostor quiere decir que no lo es.

    Saludos,

  2. Giramondo 15/11/2009 @ 3:12 pm

    Interesante aporte del lector. En idioma castellano, habitualmente se interpreta una doble negación como una enunciación afirmativa. Sin embargo, en mi opinión este no es el caso. Falso (engañoso, simulado) está calificando como adjetivo a impostor (alguien que se hace pasar por quien no es). Se puede ver que no hay doble negación, sino simplemente redundancia.

  3. Roberto Anónimo 15/11/2009 @ 6:13 pm

    Un impostor es alguien que se hace pasar por otro, y falso es quien no dice la verdad.
    Tampoco creo que sea una redundancia.

  4. Gustavo Prieto 16/11/2009 @ 1:26 pm

    Después de cátedra de Cervantes, me quedo con lo curioso de la nota. Realmente eran bastente parecidos a los Cadillac.
    Con el nombre se les fue la mano. Lo que no me quedó claro, ¿era falso o impostor?…….

  5. Horo 16/11/2009 @ 11:57 pm

    Singular nota. Algo similar pasa, por ejemplo, con la Ecosport: la no camioneta, chasis de sedan pero no es un auto, ni un monovolumen ya que tiene dos cuerpos, y se vende. Tendriamos que agarrar un Siena y modificarlo tirando a un Alfa Romeo (creo que ya lo hicieron con la parte trasera)

  6. jose del castillo 22/12/2013 @ 8:40 pm

    Lo bueno que tiene el nuevo formato de RTV es que al finalizar el tema del día caes en cualquier tema que sabe Dios cuando fue escrito. Con éste del Falso Impostor me reí un rato viendo las distintas interpretaciones de las maestritas de 5º grado (como diría uno que no quiero nombrar y prefiero olvidar).

  7. morgan. 27/01/2016 @ 9:55 am

    morocco………..el dorado………….que buenos recuerdos me traen esos lugares……….están hablando de eso, no?

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

toro

Brújula apuntando al norte y ganas de conocer lugares que dejen sin aliento. Esa fue... Seguir Leyendo >>

5