Furor por los Food Trucks y el Type H

vadeRetro
836094_H_Commerce_ambulant_Boucherie_1968
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

851252_Plateselector_foodtour_Tipo_H_1

El boom de los food trucks no se acaba en la General Paz y poco más allá. Es más bien una moda importada de otros rumbos. Hoy, donde quiera que estemos en el mundo, la gastronomía moderna nos enseña que ya no se limita a cuatro paredes, y con el concepto de los food trucks, los restaurantes empezaron un tiempo atrás a salir a la calle.

La cocina, tradicionalmente limitada a ámbitos domésticos o a establecimientos con más o menos pretensiones, ahora pide paso a toda movilidad. En una época en la que los grandes chefs son personalidades populares, los programas de cocina lideran las audiencias y sus avatares consiguen ser “trending topic” en las redes sociales, era cuestión de tiempo que los amantes de los fogones y la buena mesa tomaran las calles a bordo de los food trucks.

Y si en Argentina lo más común es ver estas cocinas itinerantes montadas sobre furgones de origen norteamericano, en Europa esta moda está encabezada por las Kombi de VW y (una de las favoritas de vadeRetro) las Tipo H de Citroën.

La marca francesa se subió oficialmente a esta movida en el Viejo Mundo patrocinando el Citroën Plateselector Food Tour, la primera gira de food trucks, que está recorriendo toda España llevando la gastronomía y la experiencia gourmet a las plazas de las principales ciudades del país. Sus escalas están siendo un éxito de público y han contado con la presencia de reconocidos chefs que no han dudado en subirse a estos peculiares vehículos para cambiar sus selectos restaurantes por la experiencia de ofrecer una comida accesible y de calidad en plena calle.

El veterano furgón Citroën H, también conocido como Tipo H o HY, se ha convertido en una de las opciones más populares para crear estos restaurantes sobre ruedas. Su diseño, su versatilidad y sus capacidades de transformación lo volvieron omnipresente en los caminos y las calles de toda Europa durante sus más 35 años de vida comercial. Ahora, son esos mismos puntos fuertes lo que lo han convertido en el abanderado de la revolución de los food trucks.

836092_Food_Truck_1

Recordando las razones de ser de este modelo, hay que remitirse a las innovaciones de dos vehículos antecesores del H en los que se lanzaron desarrollos que actualmente consideramos imprescindibles: el Citroën Traction Avant y el Citroën TUB.

En 1934, con el Citroën Traction Avant, llegaban a los vehículos de gran serie innovaciones como la tracción delantera, la carrocería autoportante (sin chasis), la suspensión con barras de torsión y ruedas independientes, los frenos hidráulicos… elementos que son habituales en los automóviles que se conducen actualmente pero que supusieron en aquel momento un gran salto tecnológico. Fiel a su filosofía de democratizar los avances técnicos, la marca empezó a estudiar cómo trasladar estas novedades al universo de los vehículos comerciales. De estos trabajos surgió el Citroën TUB, lanzado en 1939 y considerado como el primer furgón moderno.

Con la tracción delantera, lanzada sólo 4 años antes, se liberaba totalmente el espacio que continúa al motor, lo que hizo posible un espacio de carga inmenso para las dimensiones de este automóvil, y totalmente plano. Otra de sus innovaciones fue la puerta lateral deslizante, que hacía mucho más fácil la carga y la descarga. Pocos meses después de su lanzamiento estallaba la Segunda Guerra Mundial, con lo que se paralizó su fabricación y comercialización, como sucedió con el resto de la gama Citroën.

pablosouviron.com

86kdd

En 1947 empezó la fabricación del Citroën H, que añadía la estructura monocasco a las innovaciones del TUB (Traction Utilitaire Basse). Su motor y su caja de cambios estaban situados en el sector delantero, con lo que se aprovechaba al máximo el espacio de carga. La chapa ondulada, además de darle un aspecto inconfundible, daba más rigidez a su carrocería. Unida a su parte trasera prácticamente cúbica, permitía multitud de transformaciones: desde instalar una puerta lateral deslizante hasta habilitar una cocina totalmente equipada, como se hace actualmente en los food trucks. Todos los furgones actuales son una versión modernizada de este modelo, que dejó de fabricarse recién en 1982, pero que en el 2015 sigue deleitando a sus propietarios y a los clientes que disfrutan de la buena mesa.

851244_Plateselector_foodtour (5) 851245_Plateselector_foodtour (11)

 

1200 Kg 1959 - 7.576.2 -

5 Comentarios, RSS

  1. Daniel DS 08/10/2015 @ 8:56 pm

    El ingenio y carisma hecha furgon…

  2. Qui-Milano 12/10/2015 @ 10:26 am

    En la peninsula con forma de bota no hay con que darle al mas versàtil de los changarines urbanos: el Piaggio Apecar. que desde el ’48 mueve de todo, incluyendo las hornallas para hacercualquier tipo de comida callejera

  3. astonmartin 12/10/2015 @ 7:32 pm

    Quiero la salsa picante “Don Enrique’s Kema Kulo”!!!

    Buenísimo que hayan vuelto Hernán y Diego.

  4. Giramondo 15/10/2015 @ 10:38 pm

    No dejen de ir al food truck “El Puesto de Fabio” y pedir una Boluda con queso.

  5. KKK 16/10/2015 @ 6:31 pm

    esa salsa te lo debe dejar como un mandril!!!!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*