Guía FIVA, una nueva manera de ver a los vehículos históricos

vadeRetro
1042733_BEH_7961
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

FIVA (Fédération Internationale des Véhicules Anciens) ha editado una guía destinada a todos aquellos que eligen comprar, preservar y usar un vehículo histórico.

Titulada “Guía de Bolsillo de la Carta de Turin”, este trabajo analiza a los vehículos históricos desde su posición de artefactos culturales, argumentando que necesitamos apreciar a estas máquinas de una nueva manera. Tomando en cuenta el impacto de los automóviles en nuestros estilos de vida y los cambios radicales que aportaron a nuestras vidas en un lapso de tiempo tan reducido, los vehículos históricos “no deben ser vistos apenas como un hobby o un juguetes para niños grandes, y más bien como parte de una herencia cultural de nuestra civilización”.

1333653_FIVA Heritage Forum February 2017

1296931_Pic 2 Tour de Paris

Para ello, la Guía de Bolsillo ofrece información práctica en el delicado tema de la restauración y el mantenimiento de máquinas históricas, sugiriendo de qué manera los propietarios y entusiastas deberían ser fieles a los principios de la “Carta de Turín” -un documento de referencia reconocido en el mundo entero por organizaciones como la UNESCO, la Unión Europea y FIA-. La “Carta de Turín” propone principios rectores para el uso, el mantenimiento, la conservación, restauración y reparación de vehículos históricos. La “Carta” está basada y fue a su vez inspirada por la “Carta de Venecia” de la UNESCO (1964), la “Carta de Barcelona” (para barcos históricos, del año 2003) y la “Carta de Riga” (para máquinas ferroviarias históricas, editada en 2005).

La “Guía de Bolsillo FIVA” incorpora los siguientes temas:

›Una introducción al rol cultural y la importancia de los vehículos históricos, por Rodolphe Rapetti, Conservador Jefe de Patrimonio en el Ministerio de Cultura francés.

›Una mirada en profundidad sobre el tema, con particular atención a las actividades de preservación por Richard Keller, Curador de la “Cité de l’Automobile” en Mulhouse, Francia.

›Una sección sobre autenticidad y restauraciones auténticas por Thomas Kohler, el padre espiritual de la “Carta de Turín”.

›Una mirada práctica sobre los principios de la “Carta de Turín” volcados en las carrocerías de automóviles por Alfredo Zanellato Vignale, sobrino del ilustre diseñador, ingeniero, pintor y profesor italiano.

›Una mirada similar sobre la parte mecánica por Lorenzo Morello, ex profesor de la Escuela Politécnica de Turín y consultor de Fiat.

1394152_Courtesty of FIVA

1455965_YanQi Island Concours 1

“Es importante dejar claro que la “Carta de Turín” se ha hecho solamente como una guía y como una ayuda para las buenas prácticas”, explicó el presidente de FIVA Patrick Rollet. “La intención de FIVA es proteger y promover la históricamente correcta y respetuosa manera de mirar al pasado. La esperanza que tenemos es que esta Guía de Bolsillo resultará tan atractiva como útil para quienes eligen aplicar los principios de la “Carta” a sus propios vehículos, de la misma manera que nos sirva para generar más debates y contrapuntos sobre el rol cultural de los vehículos históricos de aquí en adelante”, completó Rollet.

La Guía de Bolsillo fue distribuida entre todos los asistentes a la reunión general de FIVA celebrada el 17 de noviembre pasado en Bucarest, pero se espera es que tenga una audiencia mayor a la que se espera que atraiga su interés y estimule a las nuevas generaciones que se interesan por nuestro mundo y la herencia vehicular. No se trata, sin embargo, de un documento estático, ya que el rol de los vehículos históricos tampoco se mantiene estático y por eso se seguirá trabajando y publicando actualizaciones, con base en el propio website de FIVA.

La Carta de Turín unifica principios motores para el uso, el mantenimiento, la conservación, restauración y reparación de vehículos históricos. La “Carta” está basada y fue inspirada por la Carta de Venecia de la UNESCO (1964), la Carta de Barcelona (para barcos históricos del año 2003) y la Carta de Riga (para máquinas ferroviarias históricas del año 2005).

1285545_091116-fiva

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*