Harley Earl: el primero de todos

Hernán Charalambopoulos
lesabre1
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

winner...

Sin dudas, cuando hablamos de diseño de automóviles, lo primero que pensamos es en Italia y su ancestral cultura del manejo de las formas. Sin embargo, los primeros que pensaron en el diseño como algo profesional, y no como un momento de sana inspiración atribuida a algún ingeniero con aptitudes para “lo artístico”, fueron los americanos, para ser más precisos, la hoy convaleciente GM.

Alfred Sloan, fundador del conglomerado mecánico de Detroit, y cabeza del mismo, antes de que el golpista Durant se hiciera cargo del negocio, ya a principios de la década del veinte declaraba que la ingeniería estaba tan desarrollada y estandarizada,  que lo único que haría un auto diferenciarse de otro sería su diseño. Hoy, noventa años después hay ingenieros dentro de la industria (unos cuantos) que aún reniegan de este concepto.

Visionario como pocos, Sloan quiso poner en práctica sus avanzadas ideas, y en poco tiempo impulsó a sus colaboradores a crear en “Art and Color Section”, que da como primer consecuencia la aparición en escena del individuo en cuestión: Harley Earl, recomendado por su amigote, el entonces presidente de la división Cadillac, y con buenas influencias en la sala de los botones, resultó elegido para ocupar el cargo de director de la nueva división.

cheronca...
Earl había nacido en Hollywood a fines del siglo XIX, en el seno de una familia acomodada que se dedicaba a la construcción de carruajes, y que luego incursionó en la industria de los “motorcars”. Nunca logró ingresar en Standford, así que se dedicó a realizar carrocerías y vendérselas a los actores del momento, quienes de buena gana aceptaban los consejos del joven artista.

Entre tantos ilustres vecinos del lugar, se encontraba un muy excéntrico y encumbrado escenógrafo. Un día, intercambiando experiencias y métodos de trabajo, éste le mostró al buen Harley el material con el que hacía ciertas cosas del decorado, que era ni más ni menos que la arcilla. Copiando el método de su vecino, y aplicándolo a las carrocerías de automóviles, Earl se dio cuenta que tenía mucha más libertad para trabajar, y que pasaba con mucha facilidad de las dos dimensiones del papel a las tres dimensiones, pudiendo explorar mucho las formas antes de decidir cuál era la más apropiada, contrastando decididamente con el método usado hasta ese momento de hacer solamente planos y a partir de allí construir la silueta de un auto basándose en las secciones dibujadas, técnica esta derivada de la construcción de embarcaciones.

Esta rutina de mezclar técnicas y explorar con arcilla, y no sobre el papel, fur presentada en GM y resultó ser su carta ganadora con la cual realizó infinitos prototipos. Podemos estonces decir que no sólo es el padre de la profesión propiamente dicha, sino también del método de trabajo utilizado hasta nuestros días. Harley Earl, fue además impulsor de la idea de los “dream cars”, objetos de ensueño y deseo del gran público, a través de los cuales la empresa presentaba las ideas que tenía en carpeta para el futuro, testeando la respuesta del público y corrigiendo la mira a la hora de preparar la ofensiva en el mercado.

corvette
El primero reconocido entre todos los “dream cars” es seguramente el Buick Y-Job de 1938, que junto con el Buick Le Sabre de 1951 son las estampitas preferidas de todo fanático a la hora de buscar rarezas de la época. Este último fue además su auto personal durante muchos años. Los siguieron una innumerable saga de criaturas que hicieron soñar a millones de americanos durante las “Motorama”, que eran ni más ni menos que verdaderos salones del automóvil itinerantes, con muchos shows y orquestas, que deambulaban por todo el territorio americano, divulgando los nuevos conceptos, y haciendo fantasear a muchísimos potenciales clientes con creaciones que rara vez vieron la luz, excepto el Corvette, que fue el primer “dream car” producido por la compañía.

lavoratori...
Esta brillante invención en tiempos en que, por ejemplo, un chacarero de Wisconsin no tenía como enterarse de lo que hacían en la otra punta del país, también se le atribuye al espíritu incansable de Earl y sus dotes de gran comunicador.

Iniciando los cincuenta, y preso de su pasión por los aviones de combate, fue quien introdujo el lenguaje aéreo militar en los automóviles, y lo mantuvo por más de una década, generando objetos de indudable valor histórico, aunque más no sea por lo exagerado de la propuesta.

Ápice de la escalada megalómana plasmada en las alas, lo representan tres modelos que entraron en producción hacia 1959, año de su retiro: El Cadillac Eldorado, el Buick Electra y el controvertido Chevrolet Impala, que según pudimos ver en Autoclásica 2009, su cola, que es lo más característico del auto, está fuertemente inspirada en la lancha Justicialista de principios de los cincuenta construida por I.A.M.E. (¿ Será verdad? ),

Quedamos atónitos ante esta declaración de la gente del club y con nuestra buena fe por delante de cualquier valor, disponemos de la documentación entregada para mostrar en el enlace arriba remarcado.

impala3

Al margen de esta pintoresca anécdota, queda solamente admirar la obra de este gran creativo, quien fuera ni más ni menos el primer diseñador de automóviles que como tal registra la historia. Fundador de una estirpe de profesionales que continuaron con su obra más allá de su presencia, como lo fue su sucesor Bill Mitchell, la figura de Harley Earl representa una época dorada en la que no había restricciones de ningún tipo a la hora de diseñar un automóvil, y el único límite estaba en la capacidad de transgredir y romper con los que estaba escrito hasta ese momento.

6 Comentarios, RSS

  1. tigre 02/11/2009 @ 9:13 pm

    aún hoy siguen usando arcilla?

  2. Hernán Charalambopoulos 02/11/2009 @ 11:35 pm

    Si, aún hoy se usa la arcilla, y esta puede ser moldeada a mano o con máquinas previamente programadas con la superficie del auto, pero la arcilla sigue siendo el material preferido,sobre todo para los modelos en escala más pequeña a la real.

  3. VIGILANTE 8 06/11/2014 @ 7:59 pm

    los autos americanos empezaron a perder “el toque” cuando empezo el mestizaje con los japoneses y europeos en los 80s en una orgia de estilos que derivo en cosas como la Caravan, cuya mision fue salvar a chrysler.. etc etc etc.

    como sea.. tendria un impala solo para justificar un jopo con gel y 7 amigos comodamente sentados, sin capota.. de farra x ahi.

  4. 250ss 06/11/2014 @ 11:38 pm

    Impala Ss 67-68, los años más logrados

  5. Paulo 24/01/2016 @ 7:10 pm

    Chapéu para Harley Earl!. Mitchell es otro capo y merece su nota tambien.

  6. @autazos 26/01/2016 @ 8:45 am

    Que gran post, gracias! Y que dato lo del Impala y la lancha justicialista, me hizo acordar a Disney y su inspiración en la República de los Niños…

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

oldsmobile_442_1972_images_2_b

Este número no representa el esquema táctico de Sabella para el partido con Irán,... Seguir Leyendo >>

27