Homenaje al Seat 1500 en el salón del centenario

staff
1357737_Primer_1500
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1357738_SEAT 1500 (1)

Además de las últimas novedades automotrices y tecnológicas, en esta edición centenaria del Salón de Barcelona, los focos apuntan en muchas otras direcciones. Una de ellas es la exposición de los vehículos más emblemáticos que han formado parte de nuestra vida y del Salón del Automóvil de Barcelona.

Una de estas joyas es un modelo con gran peso en la historia de la movilidad en España: el Seat 1500, asociado aquí a la matrícula B-800.000, ejemplar que es propiedad del Salón de Barcelona. Se trata un Seat 1500 del año 1970, de color negro, con número de bastidor CB-021444. Adquirido en junio de ese año, el precio que costaba este automóvil por aquel entonces y que pagó el Salón de Barcelona fue de 139.500 pesetas -840 euros-, con una liquidación de los impuestos fiscales que se abonaron de 28.325 pesetas -170 euros.

Este Seat 1500 forma parte de la exposición del Centenario de Automobile Barcelona. Está en perfecto estado, casi como salió de fábrica.

La historia de este modelo español, construido bajo licencia de Fiat, tiene orígenes que se remontan al final de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Civil española. Luego de un largo proceso de reconstrucción, poco a poco, Europa y España fueron recuperando su pulso vital. La industria iba resurgiendo, y también la del automóvil para motorizar el impulso de los países. El aislamiento político al que estuvo sometida España lo demoró todo un poco más. No se pudieron importar automóviles durante mucho tiempo, salvo por lo que se denominó cupos, unidades contadas. De ahí que no se celebrara durante varias décadas el salón del automóvil; no tenía sentido.

Pero sí se buscó una fórmula para exponer diferentes productos anualmente. Eran las Ferias de Muestras, que tenían lugar cada año en Barcelona y en las que el automóvil tenía su sitio. De hecho, era siempre el sector con mayor número de visitas por parte del público.

Y Seat, la marca que respaldaba principalmente el Gobierno para la restauración de nuestro parque automovilístico, tenía siempre un destacado stand para exponer sus productos. En 1956 su protagonista fue el 600, que entraría en producción en 1957 con una gran demanda. Y, unos años más tarde, llegaría otro de los modelos icónicos en la historia de la marca: el 1500.

1357737_Primer_1500

En la Feria de Muestras de Barcelona, en junio de 1963, el protagonismo lo tuvo precisamente el 1500. Se presentó en sociedad unos meses antes de entrar en producción, en noviembre de ese mismo año. Se trataba de una berlina grande, familiar, que llegaba para sustituir al 1400 A, el primer modelo fabricado por Seat. El 1500, según la marca española, era un auto de alta gama, muy elegante, confortable y con una gran calidad de fabricación. Se podía considerar como la primera adaptación innovadora de Seat sobre la gama Fiat -sobre el proyecto interno tipo 112-. Seat envió el equipo de desarrollo del 1500 a Italia durante el arranque del proyecto, en 1957, lo que permitió acelerar el proceso y marcar las diferencias.

En 1966 de nuevo volvía a organizarse un Salón del Automóvil en España. Y en Barcelona. Una complicada pero exitosa cita, en la que se pudieron ver numerosos vehículos, ya que se podían importar hasta tres unidades de cada automóvil siempre que el modelo estuviera expuesto en el Salón. Las “marcas nacionales” tuvieron un protagonismo destacado y la estrella de Seat, el 1500, atrajo numerosos focos.

1357741_SEAT 1500 (3)

Como ya ocurriera con el 1400 A, su diseño, aunque muy diferente, recordaba a los vehículos americanos de su época: sus formas, su tamaño y los elementos cromados que incorporaba en la trompa, o las distintivas “colas laterales” de la parte posterior. Era un auto con mucho prestancia. También su interior mostraba connotaciones de estilo semejantes a las berlinas americanas, con su instrumentación alargada, los detalles de lujo, el cambio de marchas sobre la columna de dirección y el asiento delantero dispuesto en forma de banqueta.

Debajo del amplio capót delantero se ubicaba el motor de cuatro cilindros longitudinal, que rendía 72 CV de potencia a 5.200 rpm, con un par máximo de 11,6 kgm a 3.300 rpm. Y llevaba asociado un cambio manual de 4 relaciones. Con propulsión trasera, el Seat 1500 era uno de los modelos con mayores prestaciones del mercado español, con una velocidad máxima oficial de 140 km/h. Medía 4,46 m de longitud y mostraba un gran confort de marcha en aquella época, con un esquema de suspensiones con ruedas independientes delante y eje rígido detrás.

El Seat se vendió entre 1963 y 1972. Se fabricaron 140.024 unidades, con diversas evoluciones en su vida comercial. La primera llegó en siete años. En 1969 incorporó varias mejoras y modificó incluso su denominación: pasó a ser, coloquialmente, Seat 1500 Bifaro. Las ópticas redondas delanteras dejaron sitio a cuatro faros redondos más pequeños, como en el Fiat 2300. También se retocaron en su vista frontal la parrilla, con barras más estrechas, y el logotipo central, además de las formas del capót delantero. El interior se modificó con una nueva tapicería para los asientos y el tablero se actualizó con instrumentos de aspecto más moderno.

1357747_SEAT 1500 (15)

Esta actualización del 1500 en su séptimo año de vida, también alcanzó al motor. Fue revisado a fondo para mejorar su respuesta y rendimiento, alcanzando los 75 CV. Un año antes, se había sustituido la dínamo por un alternador, la compresión subía (de 8:1. a 9:1), se aumentaba la alzada del árbol de levas y se adoptó un escape doble, con un diseño 4-2-1, digno de un motor de competición. El ventilador fijo se sustituyó por uno electromagnético.

En cuanto al chasis, también, hubo novedades. En el eje posterior, la suspensión incorporó los clásicos elásticos semi-elípticos, en vez de los semi-cantiléver. Y se instaló una estabilizadora para reducir el balanceo de la carrocería. Ya había sustituido los frenos de tambor por discos unos meses antes y se había suavizado el tacto de la dirección.

El Seat 1500 llegó a tener versiones diésel: dos variantes de motor, ambas de origen Mercedes. El 1800-D fue el primer diésel en España con garantía de fábrica, ya que hasta ese momento sólo se montaban motores de gasóleo por especialistas. Y también, el 2000-D, muy al final de su recorrido, un moderno motor con árbol de levas a la cabeza, siendo objeto también de ligeros cambios estéticos, montando unos faros más prominentes detrás y ligeras modificaciones en su vista frontal.

1357744_SEAT 1500 (7)

El Seat 1500 nació como un sedán con carrocería tres volúmenes. Pero pronto dispuso también de una variante familiar. Sus características lo convirtieron en muy polivalente, siendo objeto de numerosas transformaciones para trabajos específicos. Fue el modelo elegido para los taxis en todas las ciudades hispanas, pero también como ambulancia y para otros servicios, ya que incluso llegó a contar con una transformación pick-up.

Fotos: Prensa Salón de Barcelona y Seat

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*