Hoy estamos de remate en Nueva York

vadeRetro
e4ed4757c0833faf31b10e1641af93d22e503c85
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

de68e4326e6f3f4527227f90ab2561cf3eb058fe

Ya estamos en las horas previas del importante remate que tendrá lugar hoy miércoles 6 de diciembre en Nueva York, EE.UU., organizado por la casa de subastas RM Sotheby′s. Bautizado “ICONS”, este remate tendrá lugar en la elegante sede de Sotheby′s, en pleno Manhattan.

Dos de los lotes más destacados del catálogo son un par de leyendas con pasado competitivo en Le Mans, construidos por dos de las marcas más veneradas del mundo: por un lado un Jaguar C-Type de 1952 y, por el otro, la Ferrari 250 GT LWB California Spider Competizione del año 1959.

4423b32d64246b1bd0367754bc1248a7dbf023b8

8bef533634ca01231b151999d26b4fef46dd10f8

Un personaje vital en la historia de Ferrari y del automovilismo mundial, Luigi Chinetti era uno de los principales actores en la escena del automovilismo gringo sobre finales de la década de los años cincuenta y comienzos de la siguiente. No sólo fue un piloto muy exitoso, sino que por entonces era el distribuidor de la marca en la Costa Este de los Estados Unidos y el hombre detrás del equipo de competición N.A.R.T. (North American Racing Team). Chinetti y N.A.R.T. inscribieron un trío de Ferrari para la edición 1959 de las 24 Horas de Le Mans: una Ferrari 250 Testa Rossa, una 250 GT LWB Berlinetta y la 250 GT LWB California Spider chasis 1451 GT, el mismo ejemplar que saldrá a remate al rato nomás en Nueva York.

La segunda de apenas ocho ejemplares construidos en aluminio de la California Spider y armada con todas las especificaciones “Competizione”, la 250 GT fue conducida en Le Mans por su propietario Bob Grossman, un exitoso vendedor de autos deportivos de Rockland County, en el estado de Nueva York. El auto salió de fábrica apenas cinco días antes de Le Mans, con apenas una capa de pintura disimulando el primer y asientos sin terminar y recubiertos por parches. En la salida de bautismo en La Sarthe tanto para el propietario como para la Ferrari, Grossman junto a Fernand Tavano, consiguió un impresionante 5 puesto final y un podio en su categoría. Luego de Le Mans, el chasis 1451 GT fue debidamente terminada en color plata metalizada y embarcado al garaje de Grossman del otro lado del océano. Inmediatamente el auto volvió a pista, compitiendo en eventos organizados por la SCCA en Bridgehampton y el Grand Prix de Watkins Glen, para luego ser enviado a Nassau para la Semana de la Velocidad en la capital de las Bahamas, donde consiguió la victoria en la carrera Memorial Trophy. La California Spider dejó de estar al cuidado de Grossman luego de la temporada 1960, y cambió de manos entre varios propietarios americanos hasta caer en las de Jon Masterson, de California, quien decidió hacer una restauración completa, trabajo que la hizo merecedora de un primer premio en su categoría en el Concours d′Elegance de Pebble Beach. A partir de allí el auto tuvo buena actividad, retornando en otra edición a Peeble Beach, participando de la Colorado Grand y corriendo en las carreras históricas de Monterey, en el circuito de Laguna Seca, al menos en cuatro ediciones distintas.

4f81e0936d704ab044d1d2aa5463b6bf01818e06

a75c9b430350ca099fd680590217bc8e1b3d7d3e

Adquirido por su actual propietario una década atrás, esta California Spider certificada por Ferrari Classiche continuó apareciendo en algunos de los eventos de autos clásicos más renombrados, antes de ser motivo de una nueva restauración por completo en el año 2011, a cargo del especialista en la marca, Motion Products Inc. Esa segunda restauración le valió el premio de platino en el Cavallino Classic del año 2011 y desde entonces ha sido posible apreciarla en diversos concursos y competencias. A su nuevo propietario lo esperan invitaciones a los mejores concursos y competencias históricas del mundo, incluyendo la edición 2018 de Le Mans Classic. La California Spider está de regreso al mismo estado al que llegó por primera vez en Estados Unidos, definitivamente convertida en una de las Ferrari más importantes en existencia. Su estimado de venta va de los 14 a los 17 millones de dólares.

Uniéndose a la California Spider en Manhattan está otro auto cuya reputación se forjó en las largas horas de Le Mans. Se trata del Jaguar C-Type chasis XKC 007. Conmbinando una técnica muy confiable con un bello trabajo de aerodinámica en su carrocería, tres C-Type del equipo oficial debutaron en la edición 1951 de Le Mans, uno de ellos convirtiendose en el primer auto de origen británico en ganar en Le Mans luego de cerca de dos décadas. Jaguar reforzó su apuesta con una nueva victoria en Le Mans dos años después, y entre esas dos victorias se construyeron 43 unidades carrera-cliente, siendo este XKC 007 el séptimo de la saga. Se cree que este chasis fue el primero que llegó a suelo norteamericano, siendo entregado a Charles Homburg, el distribuidor de la marca felina en la Costa Oeste, quien lo destinó a la competición y a fines promocionales, especialmente en las manos del piloto californiano Phil Hill.

467acc2b93c9c643f56d37b8b5e0b3e4bf1c594e

0a8f97bea7f9917b0449718f62121551a9c0feb3

El C-Type debutó en Elkhart Lake en septiembre de 1952, con Phill Hill al volante, quien a bordo de este auto viajó de California a Wisconsin para participar de la competencia y también regresó andando en él. Hill acabó cuarto en el evento principal y también ganó la Copa Sheldon, la primera victoria para un C-Type en suelo americano. El Jaguar fue a parar a manos de un listado de interesantes propietarios, quienes también compitieron a bordo de él, hasta que el británico Jeffrey Patinson lo adquirió y comisionó un trabajo de restauración a fondo al especialista en Jaguar, Terry Larson. XKC 007 fue luego vendido al coleccionista Gary Bartlett, de Indiana, quien le encargó a otro renombrado especialista, Chris Keith-Lucas, la preparación del auto para eventos vintage, incluyendo la Mille Miglia de 2010 y el Concours d′Elegance de Amelia Island. Bajo cuidado de su actual propietario, el Jaguar continuó disfrutando una vida rodeada de cariño y cuidados. Ofreciendo su rareza, el pedigrí de carreras, ese diseño que trascendió en la historia y uno de los más emblemáticos dibujos de carrocería jamas concebidos, el C-Type es una leyenda viva y, sin duda, un ícono del automovilismo que se estima alcanzará un precio de venta entre 5 millones y medio y 7 millones de dólares.

24b57f04fcd82a3c6558996315d852896d9ac353

5fc96cbbc6a1fc516d81bea3600e2c214a18b2ec

El California Spider y el C-Type son las estrellas de un firmamento compuesto por 31 automóviles emblemáticos que saldrán a la venta mañana miércoles 6 de diciembre en la subasta “ICONS”, y que van desde bellezas de la era clásica a los más tecnológicamente avanzados hiperdeportivos de la actualidad. También podemos destacar los siguientes lotes en el catálogo:

El Marmon Sixteen Convertible Coupe de 1932 (chasis # 144 859) es uno de apenas ocho ejemplares sobrevivientes de esta obra maestra gringa del diseño y la ingeniería (precio estimado: u$s 1.250.000-1.500.000).

a0dd57ac5bf0aed767b58922ed205f47a30ba8b4

Quizá la pareja de autos más emblemática: un Mercedes-Benz 300 SL “Alas de Gaviota” (chasis # 198.040.5500593), ejemplar perfectamente restaurado del primer auto sport que se convirtió en un símbolo de status reconocible (Precio estimado: u$s 1.300.000-1.500.000) y un excepcional Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1958 (chasis # 198.042.7500649), la última restauración completa realizada por Rudi & Company en sus talleres de British Columbia (u$s 1.250.000-1.500.000).

Un Aston Martin DB5 Convertible de 1965 ganador de múltiples premios (chasis # DB5C/1923/L, de la rara versión convertible con volante a la izquierda salido así de fábrica de uno de los autos más reconocibles alrededor del mundo (precio estimado: u$s 2.450.000-2.650.000).

60e47cb6b303833ab600103cfea8bc66c2955a1c

dc2098587580db1d38be07138511d0c7827a487b

Una muy documentada y certificada por “Ferrari Classiche” 365 GTB/4 Daytona Berlinetta de 1969 (chasis # 12301), que fue el prototipo final de este modelo y a la vez el primer ejemplar de producción del Daytona (precio estimado: u$s 1.400.000-1.700.000).

Una Ferrari F40 1990 de bajo kilometraje (chasis #87144), seguramente entre los más emblemáticos automóviles de la generación de hombres de alrededor de 40 años (precio estimado u$s 1.200.000-1.400.000).‘

1dcfdf76be7a23436d00af047937504b94021043

Y un grupo de modernos hypercars que incluyen una Ferrari LaFerrari 2014 (chasis 204687), la muestra tecnológica más impresionante y de uso legal del “cavallino” (precio estimado: u$s 3.250.000-3.750.000); uno de los 100 ejemplares de Pagani Huayra (chasis #78), el sensacional modelo de la compañía fundada por el argentino Horacio Pagani (precio estimado: u$s 1.900.000-2.300.000) y una Bugatti Chiron 2018 (chasis #069), capaz de alcanzar los 400 km/h, el primer ejemplar de este modelo vendido en Estados Unidos y una maravilla de diseño del Siglo 21 (prezio estimado: u$s 3.500.000-4.000.000).

La subasta “ICONS” de RM Sotheby′s celebra los más exclusivo del diseño automotriz y hace parte de la agenda de una semana de duración con subastas y eventos organizados por la división “A Life of Luxury” de la legendaria casa de remates nacida en Inglaterra.

Fotos: RM Sotheby′s

1475574_LWB_CAL[1]

12c958f69c51e9c9bdf51425c97ea9e5f509f809

b57a496589f9d018caf6f4a874b3d059ad190267

3 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola 06/12/2017 @ 12:34 pm

    Quizas el lote mejor de este remate es el numero 115: “Racing suit and helmet worn by Steve McQueen in Le Mans movie”
    El mameluco Hinchman blanco con los colores Gulf con el nombre bordado “Michael Delaney” , la ropa interior antiflama Atlas junto al casco Bell Jet azul ..- la cosa interesante es que pertenecieron por mas de 40 anios al (ex) adolescente aleman que los ganò como segundo premio en un concurso publicitario de una revista alemana y que los tuvo guardados en un ropero, decepcionado porque el primer premio era un Porsche 914…
    La estima es de u$s 400,000 a 500,000, (para tener un 914 hay que sacarle un cero…)

  2. luis 06/12/2017 @ 10:53 pm

    Lástima que recién lo leo, ya no hago a tiempo para ofertar (en escala también subastan?)

  3. oscar mendez dacal 13/12/2017 @ 3:45 pm

    A la California si se le saca el paragolpes trasero cromado le queda un paragolpes actual…

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

escanear00031-350x392

Sociedad exitista como pocas, el suceso del varón occidental pasa por poseer la mayor... Seguir Leyendo >>