Ibbenbürener Rallye 2018: FIVA para una Wanderer

staff
1580449_Wanderer Army 1slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1580450_Wanderer Army 2

El jurado del Ibbenbürener Motorrad-Veteranen-Rallye celebrado el pasado mes de mayo tenía un desafío nada envidiable: entre un parque de alrededor de 300 motocicletas históricas, no se trataba solamente de determinar la más bella y, en cambio, sí la mejor preservada entre las máquinas sin restaurar presentes. Luego de varias horas de discusión, quedó claro que el Premio FIVA al vehículo mejor conservado debía ser para la Wanderer “Army” Model (con el #12), construida en el año 1914 y actualmente propiedad de Hans-Dieter Springer, de Bielefeld, Alemania.

El jurado integrado por cinco miembros (el vice presidente de FIVA, el holandés Jos Theuns, el presidente de la Veteran Vehicle Association, Martin Schenker, el experto en autos clásicos de la ADAC, Jürgen Cüpper, la autoridad vintage de la ADAC, Wolf-Otto Weitekamp, y el ingeniero de la empresa Dekra Burkhard Wilheim, todos estos alemanes) describieron a la Wanderer como un espécimen bellamente preservado de la marca alemana, que todavía conserva su sillín de cuero original y muchos elementos preservados. Esta moto tiene un motor bicilíndrico en V de 500 cc con transmisión por correa y una caja de dos velocidades en el eje trasero.

Fotos: AMC Ibbenbüren / Matthias Mausolf

1580449_Wanderer Army 1

Su escolta fue una BMW R52, construida en 1929 y propiedad de Gerd Hindriks, de Bentheim, Alemania. Según su propietario, esta moto fue guardada durante una gran cantidad de años y se estima que sólo estuvo en uso en cinco años de los casi noventa de su historia. Incluso tiene ese sabor especial que dan todos los “barn finds”. Este ejemplar todavía conserva sus papeles originales, herramientas, bujías Siemens de repuestos y tiene una preservación general extrema.

También el jurado calificó una moto en tercer puesto. Se trata de la DKW SB200 1935 cuyo dueño es Kay Jäger, de Münster, Alemania. “En su época la SB200 era el Escarabajo de las motos” explicó el jurado. “al ser una moto popular, no necesariamente fueron bien preservadas, y de ellas muchas tuvieron épocas de abuso o recibieron numerosas modificaciones con los años”: El jurado consideró importante mostrar que vale la pena conservar cualquier vehículo mas allá de su pedigrí, y es por eso que esta DKW también estuvo entre las motos finalistas para el Premio FIVA.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*