Intolerante

Hernán Charalambopoulos
cx1
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

cx1

Mucho que aprender de estas ambulancias de civil que se divertían transportando ganado turístico francés con ideales de hippie y billetera yuppie en los comienzos de los ochenta hacia las costas del Mediterráneo oriental.

Compartía plataforma alargada en el entre eje con la versión Prestige, y le agregaba una robusta porción de altura. El resultado es enorme, y desconsideradamente aparatoso, aunque adorable en iguales proporciones.

Majestuosamente inútil para vehículo cotidiano, resultó una verdadera pestaña en la sopa para el ordenado y contenido tránsito francés de aquellos años.

Citroën CX Reflex: una apuesta hacia la intolerancia que es el más noble de los sentimientos del conductor medio para con sus pares.

El espacio es todo mío. Me quedo con la Tierra.

Loyola y Uriarte, Ciudad de Buenos Aires.

cx4

cx2

cx3

 

6 Comentarios, RSS

  1. Gonzalo Balaguer 09/03/2016 @ 1:34 pm

    Hace unas semanas me crucé con una circulando en la zona de Álvarez Thomas y Lacroze. Lo que más me llamó la atención fue la joroba del techo. No pude sacarle fotos aunque lo intenté. No me pareció verla tan deteriorada como en en estas fotos. Habrá sido otra?

  2. Güilbeis 09/03/2016 @ 5:32 pm

    La función pudo más que la forma. Qué lindas son esas llantas. El óxido, impecable y muy apropiado.

  3. morgan. 10/03/2016 @ 10:30 am

    sale ploteado o pintura verde mate y a pisar gente por el microcentro………

  4. Güilbeis 10/03/2016 @ 11:13 am

    No le va Funeral Cars? con esa suspensión no se caen las flores de arriba del jonca.

  5. Javier M 13/03/2016 @ 10:28 am

    Que nave! Nomás verla se me pinto en negro y cajón dentro.
    Para ciudad no te veo, pero para turismo de larga distancia debe ser muy buena.
    Un desperdicio dejarla en ese estado.

  6. javisure 02/06/2016 @ 1:52 pm

    En Montevideo, barrio del Prado, veo una muy seguido que tuvo sus tiempos de mayor gloria como ambulancia. La susodicha aún sigue de blanco, con los vidrios con franjas en tono blanco para que los curiosos no vieran al paciente en traslado, y el techo un poco más elevado que éste ejemplar de la nota.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*