Irrealidad

Hernán Charalambopoulos
8
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

8

La vida transcurre diferente desde las generosas curvas de la cristalería de una Fiat Dino Coupé. Se ve rara. Quizás porque luego de un par de horas de embriagante ronquido del V6 Ferrari, los sentidos se entumecen, los reflejos caen, y la realidad toma otro color…

No sabemos porqué, pero a la vuelta de Roque Pérez nos encontramos cosas raras, como por ejemplo este valiente piloto que con su añoso carro, empujaba el ágil pero delicado esqueleto de un Mara, o bien a la versión criolla de “Stig” piloteando entre acoplados su voluntarioso Lotus…

Mito, verdad, ilusión o realidad, aquí están las fotos que ilustran nuestro extraño regreso de ayer.

9

1

0 Comentarios, RSS

  1. morgan. 21/08/2013 @ 10:13 am

    las malas lenguas dicen que Tete va tan despacio que los bichos se lo chocan a él…….

  2. jose del castillo 21/08/2013 @ 10:33 am

    Me llamó la atención la ausencia casi total de policía en la ruta. Suerte porque se hubieran hecho un asado con las VTV de varios de nosotros.

  3. Tete 21/08/2013 @ 4:57 pm

    Estimado Juse, a la ida la policia caminera de Lobos se hizo el dìa conmigo, adelantamiento en doble linea amarilla y seguro vencido, todo un salame,oficial arresteme y pongame cadena !

  4. jose del castillo 21/08/2013 @ 5:38 pm

    Teté, noto ahí un exceso de testosterona mal controlado?
    Abrazo.

  5. a-tracción 22/08/2013 @ 7:13 am

    ¿Por qué no le bajaron el motor a esa baqué Packard?
    Me recuerda a Danny Devito.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*