Jet-Set

Alejandro Conzón
1965_Plymouth_Fury_VIP_Showcar_interior_04
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

125

Creado con el fin de anticipar las líneas del Plymouth Fury próximo a lanzarse durante aquellos años, en 1965 se revela el “VIP concept” (dato: también se estrena “Mi bella genio”). Reflejando una originalidad y síntesis deslumbrante, plasmaba sobre su cuerpo, el paradigma de paquetería norteamericana de aquella época. A mediados de los sesenta, todavía estaba vigente la generación del Jet-Set, ese grupo de damas y caballeros privilegiados gracias al grosor de su billetera o su fama,  a vivir el apogeo de los dorados años del vuelo comercial.

Época donde aerolíneas como Pan-Am, eran un desfile de lujo. Almuerzos y cenas abordo de lo más sibaritas. Azafatas que eran modelos, modelos que eran azafatas y claro, el principal concepto del Jet-Set: cero espera en el aeropuerto. Todo era inmediato. Lo deseas, lo tenés.

1965 Plymouth VIP-11

Retomando, en el Plymouth Vip queda más que explícito en las imágenes lo que intentaron lograr los diseñadores. Todos tenemos un poco de conocimiento acerca de “iu-es-ey” en aquella época, y cuáles eran los cánones de belleza física  y de material rodante. Los Jets y la era aeroespacial dominaban desde los Matchbox hasta la forma de vestir. Todo era progreso, optimismo y cuando no, cromo. El hombre debía llegar a la luna antes del fin de la década, esa era la máxima que había anunciado Kennedy en el 61’.
1965_Plymouth_Fury_VIP_Showcar_interior_02

1965_Plymouth_Fury_VIP_Showcar_01

Pasando el “Jet-Streamline” de los cincuenta, los norteamericanos comenzaron a desarrollar esa idea de máximo confort, lujo y equipamiento dentro de un vehículo. Esa fue la premisa del VIP concept.

Lo que más me deslumbra de la idea, es el interior, sin dudas es el punto fuerte del auto. Si la idea de un concept car es anticipar tendencias futuras y mostrar nuevas tecnologías, vaya que lo lograron…

Sorprende la síntesis del interior, casi parece obra de algún escandinavo actual. Del centro de la consola, se desprende sutilmente una lámina, la cual va agraciadamente desarrollándose. Cuando finalmente cobra forma, separa los espacios arbitrariamente, mostrándonos que gadget del vehículo es para cada quien, suceso que también ocurre con los ocupantes traseros.

Esta lámina, enfatiza mucho la sensación de manejo. Quizá a propósito o sin querer, ya que esta es producto del cerramiento del televisor, el cual está restringido al conductor, para no distraerlo de sus tareas viales. Si la idea era enfatizar la conducción realmente, me parece increíble para la época. Provoca muchísimo un interior así. Las butacas son otro objeto muy interesante. También, súper racionales, están compuestas de una mono pieza de plástico esculpida, con los textiles “apoyados” arriba. Muy canchero. La “mesita-bar” es muy notoria, de muy buen gusto y terminaciones. Se pueden ver dos vasos de whisky y lo que pareciese una coctelera. También un teléfono “móvil” se ubica en el centro de la consola.

1965 Plymouth VIP-05

65plymouth_vip_3

Exterior de líneas simples, muy americanas y racionales. Cabe destacar la poca cantidad de cromo empleado. La “trompita” resulta de lo más simpática, sin perder la simpleza evocada en todo el auto. La unión de ambas ópticas le da ese “no-se-que”  atractivo, lo hace más ancho sin dudas.

Joyita de los sesenta y simplismo sin precedentes para la industria del automóvil americano, este “yate” deja bien en claro que los sesenta fueron una época de pasiones muy vivas e ideas extremadamente futurísticas, las cuales a veces con el transcurso del tiempo, dan la razón al lunático diseñador de turno.

7 Comentarios, RSS

  1. Franco Alvigini 31/10/2015 @ 3:35 am

    Esa epoca fue el súmmum de la industria norteamericana, otro concept (que aunque no sea tan genial) es el Plymouth Duster I , es un lindo caso para analizar ya que a mi juicio se desprenden muchísimas líneas en común con lo que más tarde fueron nuestros Polara/Coronado o GTX argentinos.

  2. Carlos Alfredo Pereyra 31/10/2015 @ 12:58 pm

    Muy buena nota! Felicitaciones Ale!
    Saludos a todo el equipo de Vaderetro!

  3. Güilbeis 01/11/2015 @ 11:07 pm

    Muy buena nota e interesante el concept, con curiosidades como el grabador de cinta abierta y la TV en el tablero. La sencillez de las líneas y la decoración reprimida de excesos llama la atención en un concept americano de esa época.
    Si hubiera más de estos ensayos sería bueno conocerlos porque en general son más difundidos los europeos.

  4. @autazos 02/11/2015 @ 8:57 am

    Excelente nota! Me parece que -además de lo resaltado en términos de diseño- hay un concepto que tiene incorporado el interior del auto que es lo “multimedia”.

    Una tele, un grabador de cinta abierta y un teléfono (no pusieron una filmadora porque no cabía). Esta idea que hoy es básica en toda tecnología, 50 años atrás creo que no tenía nombre aún pero está allí presente.

    pd. me matan los nombres que les ponen a las fotos, geniales!

    • Güilbeis 02/11/2015 @ 11:26 am

      No había visto los comentarios. Son muy graciosos.

  5. José del Castillo 02/11/2015 @ 5:34 pm

    Celebro la reaparición de los comentarios sobre las fotos. Buena costumbre, que se mantenga, no sean vagos.

  6. a-tracción 03/11/2015 @ 9:22 pm

    Si bien es un concept con toda la carga y esencia americana, la idea y la filosofía del auto, la vimos primero en 1960 con el espectacular concept Alfa Romeo 3000CM Superflow IV de Pininfarina.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*