Justo Suárez, su Oakland y su perro

Diego Speratti
Justo Suarez_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Justo Suarez

A través de los años, y especialmente en los albores de la masificación del automóvil, a las celebridades, sean estas deportistas, del mundo de espectáculo, de las artes, de la política o simplemente aristócratas, les ha encantado retratarse junto a sus automóviles y sus mascotas. Hoy que se celebra el “Día del Animal” en Argentina, es un buen momento para revisar el archivo y recordar algunas de estas coincidencias.

Es el año 1929 y en pleno apogeo de su carrera pugilística, Justo Suárez, “El Torito de Mataderos”, se mostraba con su roadster Oakland. La imagen fue distribuida en la época para anunciar que Súarez había retomado sus entrenamientos. El deportista ya gozaba de una inmensa popularidad, apareciendo ese año al menos en cinco oportunidades en la portada de la revista El Gráfico o reuniendo a cerca de 40.000 espectadores en una de sus peleas en el viejo estadio de River Plate, en la calle Tagle.

General Motors también se subía al ring publicitario, mostrando al popular Torito en el armado de un Chevrolet en la planta local de la empresa o cediéndole este roadster de una de las marcas del gigante de Detroit, que el gigante de Mataderos utilizaba para pasear junto a su mascota o a su esposa, Pilar Bravo.

Esta foto estaba acompañado por un texto que así decía: “Crece la expectativa pública en torno de la próxima pelea del boxeador argentino Justo Suárez con el italiano Enrico Venturi. Suárez ha comenzado su entrenamiento, y desde las primeras horas de la mañana es fácil verlo en San Isidro, por los caminos menos concurridos, haciendo footing en compañía de su fiel sparring Cleary Jones y de su manager, “El Gordito” Franco. El Torito de Mataderos alterna su preparación con paseos en su Oakland, en el cual pone una nota pintoresca su mascota, según puede verse en la fotografía“.

De la mascota nada más sabemos. Oakland no consiguió sobreponerse a la “Gran Depresión” saliendo definitivamente de los catálogos de la General Motors en 1931, y “El Torito de Mataderos” moriría desterrado a Córdoba enfermo de tuberculosis, separado de su mujer, lejos de su hijo y en la pobreza en el año 1938, sin haber llegado siquiera a cumplir treinta años.

Foto: Archivo General de la Nación

4 Comentarios, RSS

  1. Gaucho Pobre 30/04/2019 @ 8:29 am

    Como me gusta el detalle de la golfera.
    No parece un roadster, para mí es un cabriolet.
    Un recuerdo para Beethoven.
    http://vaderetro.com.ar/beethoven

  2. Diego Speratti 30/04/2019 @ 9:36 am

    Gracias por la gauchada, no es un roadster, es un coupé convertible, con parabrisas fijo y compases de capota. Marchan saludos en Dort…

  3. moncho 30/04/2019 @ 7:16 pm

    Triste historia la del torito , como tantas otras !
    Actualmente creo no hay mas de un puñado de
    personas que sepan quien fue el Torito !
    El tiempo pasa y las historias se van borrando !
    Me invadio la nostalgia ???
    Igual estas notas son muy lindas , gracias .

  4. Estanislao Iacona 03/05/2019 @ 1:59 pm

    Su entierro fue un verdadero caos. Procesión de por medio y con incidentes, el féretro termino en una comisaria, y lo enterraron días después.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*