Kathleen y su Escarabajo, por siempre jóvenes

staff
LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_010

Kathleen Brooks compró su primer Escarabajo en diciembre del año 1966 en Riverside, California, Estados Unidos: un Beetle modelo 1967 colorado, al que inmediatamente bautizó como “Annie”. Desde entonces, “Annie” ha sido utilizado como transporte diario por Kathleen, sumando más de 350.000 millas (560.000 km) a lo largo de 52 años de convivencia, la distancia suficiente para dar 14 vueltas al mundo. Kathleen, de 73 años, todavía va a trabajar a bordo de “Annie”.

Luego de enterarse sobre la relación especial entre Kathleen y “Annie”, la filial norteamericana de Volkswagen decidió encarar un proyecto inusual, ofreciéndose a restaurar a “Annie” en la casa norteamericana del Escarabajo: la planta de Puebla, en México. Durante los últimos 11 meses, un equipo de 60 empleados y pasantes de Volkswagen devolvieron a “Annie” a las especificaciones originales tal y como salían de esa planta ubicada al sur del DF, con algunas licencias de personalización para celebrar la dedicación de la propietaria a su auto durante más de medio siglo juntas. A comienzos de diciembre del 2018, Kathleen y Annie se reencontraron, y Kathleen pudo conocer a los principales miembros del equipo de VW que lideraron la restauración.

Kathleen Annie departure-102

Kathleen Annie departure-104

“Habitualmente escuchamos historias de propietarios de Volkswagen muy dedicados, pero había algo especial alrededor de Kathleen y Annie que sentimos que necesitábamos honrar”, declaró Derrick Hatami, vicepresidente ejecutivo de Volkswagen of America, INC. “El Escarabajo original lanzó nuestro negocio en los Estados Unidos. Este no es un Escarabajo más, es un miembro de su familia, y luego de todo el tiempo en que nuestros empleados pasaron con este vehículo tan especial, también sentimos que Annie es parte de nuestra familia”.

Brooks trabaja con pacientes con cáncer de mamas y sobrevivientes para proveer confort y cuidados cosméticos durante el tratamiento y la recuperación. Ella misma una sobreviviente de tres diagnósticos de cáncer de pecho, Brooks dice que a lo largo de cinco décadas Annie fue la excusa para iniciar charlas con fanáticos y propietarios de Escarabajos, pero “siempre estuvo allí para mi también”.

Kathleen Annie departure-110

IMGP8055

“Conté muchas veces en cuanto nos parecemos, porque Annie es vieja, desteñida, machucada, con heridas, tiene problemas de piel, pero ¿saben qué? Sigue andando”, comenta entre risas Brooks. “Y mientras pueda seguir dándole un buen trato, seguirá caminando”.

A pesar de los mejores esfuerzos de Brooks, “Annie” tenía varias necesidades antes de comenzar su restauración en Puebla a comienzos de 2018, desde el piso con huellas de óxido y agujeros en toda su extensión a los desafíos en las suspensiones, la transmisión y la instalación eléctrica.

A lo largo de 11 meses, el equipo en la planta de Puebla reemplazó alrededor del 40 por ciento de las piezas de “Annie” y restauró 357 partes originales, hasta incluso recrear los adhesivos con que Brooks decoró la carrocería y las superficies vidriadas durante todos estos años. Para restaurar correctamente la desteñida pintura de color rojo, el equipo consiguió una buena muestra en el interior de la guantera. Arenaron la carrocería, los paneles son una mezcla de partes correspondientes a la época y otras mejoradas, y cuando todo estuvo listo, se volvió a ensamblar por completo.

IMGP8333

IMGP9244

Diversas sectores del vehículo fueron restaurados con partes originales mejores que las que ofrecía el Escarabajo en su momento, desde los discos de frenos que fueron una evolución de los posteriores Escarabajo producidos en México al equipo de música con AM/FM y bluetooth diseñado para que se vea y se sienta como una radio del VW en su época. La instalación eléctrica fue completamente rehecha; la transmisión reconstruida y las suspensiones mejoradas. El motor fue desarmado por completo, limpiado, actualizado y reconstruido. Hasta los asientos recibieron un toque especial, con las palabras “Kathleen” y “Annie” bordadas en una tipografía clásica de VW sobre el cuero. Y para relacionar a este auto con la modernidad, el kit de herramientas y el gato fueron pintados en un tono azul verdoso oceánico metalizado, el color escogido para la pintura exterior del Beetle Coast Edition lanzado en 2018.

La meta, según el manager del proyecto e ingeniero mecatrónico Augusto Zamudio, “no fue crear un Escarabajo con calidad de museo, sino devolverle a Annie las condiciones necesarias para que Kathleen lo pueda manejar y disfrutar durante todos los años que vengan por delante”.

IMGP9194

IMGP9363

“Cuando llegó Annie, los integrantes del equipo rápidamente entendieron la conexión que Kathleen tiene con su auto y abrazaron este proyecto con todo su corazón”, declaró Steffen Reiche, CEO de Volkswagen de México. “Restaurar este auto nos planteó un número de desafíos, pero también nos dio una demostración de la dedicación que ponemos en cada auto que construimos”.

Cuando Brooks partió nuevamente con “Annie”, escribió una nota sentida a todos los integrantes del equipo en Puebla, agradeciendo por sus esfuerzos y por haber cuidado por un auto tan especial. Augusto Zamudio asegura que el sentimiento es recíproco, y por eso el equipo también le envió a Brooks una misiva de agradecimiento. “Esta fue una tarea que todos hicimos con amor. Fue emocionante ver a Annie partir después de todo el tiempo que estuvimos trabajando sobre ella, pero nos pone más felices que Kathleen y su auto estén nuevamente juntos y andando”.

Fotos: Prensa Volkswagen

Kathleen Annie departure-101

Kathleen Annie departure-107

Kathleen Annie departure-105

Kathleen Annie departure-108

Kathleen Annie departure-106

Kathleen Annie departure-109

IMGP7306

IMGP7976

IMGP7963

IMGP8112

IMGP8144

IMGP9313

IMGP9474

IMGP2047

IMGP2055

IMGP1600

IMGP1722

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_002

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_009

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_015

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_003

LOOMIS_ANNIEVW_12.2018_025

 

 

14 Comentarios, RSS

  1. Alvaro 31/01/2019 @ 10:09 am

    La pifiaron fiero con las bandas blancas !!!!

  2. Beppe Viola 31/01/2019 @ 1:44 pm

    mas alla de las bandas blancas en las ruedas, lo que me molesta es el restauro “American style” con piezas “mejoradas”, frenos a disco, suspensiones “mejoradas”, motor pintado y cromado, inscripciones “personalizadas” en los tapizados y mas brillo de lo que nunca tuvo, ni siquiera en la puerta de la fabrica de Wolfsburg .

  3. Güilbeis 31/01/2019 @ 1:44 pm

    El abuso indiscriminado de la banda blanca no da chapa de clásico. Sin embargo muchísima gente piensa que si, incluyendo restauradores.

  4. charly 31/01/2019 @ 3:07 pm

    Me gustaba mas la Annie todo gastada y picada.
    En menos de dos años cumplo 50 años con mi Saab 92, vendrá una Saab oriental nueva a ofrecerme bandas blancas y 4 manos de bicapa y motor cromado?

  5. javisure 31/01/2019 @ 4:18 pm

    Concuerdo con lo de las bandas blancas

    Si bien quedó muy programa de TV americano, la nota aclara que la idea nunca fue dejarlo como salió de la fábrica ni dejarlo para museo, sino para que continúe en uso cotidiano. Más allá de que guste o no que se le haya injertado frenos de disco, se le haya modificado la suspensión e inda mais, la finalidad fue buscar una buena publicidad prolongándole la vida a este simpático Escarabajo.

    Personalmente no me gustan esos bordados ni las bandas blancas, por lo demás, considerando que seguirá siendo un auto de uso diario, aplaudo la intervención. Sin ella, quizás por falta de paciencia o de $$$ quedaría destinado a pasar guardado en un galpón juntando polvo hasta que aparezca un pistolero “restaurador” a hacerle peores injertos de los que ya tiene (léase estilo hot rod o que lo agarre un Chip Foose o sus pseudo seguidores)

    • Alejandro Marino 05/02/2019 @ 12:24 pm

      Estimado, lo dudo, pero de todos modos podriamos saber ( si està en usted revelarlo ) a que vericuetos del intercambio comercial obedeciò la llegada al Rio de la Plata de su maquina ??

  6. Güilbeis 31/01/2019 @ 6:05 pm

    Ahora le toca a Kathleen: lolas, lipo, botox, estirajes varios, pelo, depilación laser, comedor, redibujo de cejas, tatuajes estratégicos, pasada en limpio de manos y pieces, algún piercing sutil, elevación del tren trasero, curso de computación para adultos y a seguirle el tren a Annie!

  7. charly 31/01/2019 @ 6:44 pm

    Las primeras cubiertas de automóviles eran enteramente blancas, con lo cual podríamos decir prácticamente están desde siempre

  8. Buby 31/01/2019 @ 6:53 pm

    Si Charly eso lo se, hasta el dia de hoy se siguen fabricando, pero la banda blanca cuando empezo.-

  9. FRANCO FRANCARDI 01/02/2019 @ 11:52 am

    La verdad que la Señora disfruto todos estos años en su escarabajo y seguira difrutandolo. Uds tienen razon. Yo soy purista. pero les debo decir que para USA esta ok. Dado qu hasta el mejor casi purista de Foose hace las yankilandyadas. En fin coincido con Uds pero dejemos a la Señora que siga ditrutando su escarabajo Made in germanilandya. Atte a todos. (no vale pensar en mi madre)

  10. tom 02/02/2019 @ 9:10 am

    NO me gustan las bandas blancas aunque en USA son aceptadas, otra cosa q tampoco me gusta es el porta equipaje cromado que le pusieron, lo mas importante es el interes de la fabrica en rescatar LA HISTORIA , y su propietaria super feliz !!!!

  11. MARIO 02/02/2019 @ 9:21 am

    “Brooks trabaja con pacientes con cáncer de mamas y sobrevivientes para proveer confort y cuidados cosméticos durante el tratamiento y la recuperación….”, Si a ella le gusta la restauración que le permite seguir usandolo diariamente para asistir a su noble tarea, me parece perfecto y se lo merece, Hay tarea dificiles en este mundo esta es una y menos mal que existen estas personas.
    Aclaro que si Brooks quería ponerle un Cosworth, hacerlo descapotable con bandas blancas tambien me parecía bien. Creo que mi pensamiento esta implicito en todos Uds. pero quería expresarlo porque tengo mis fundamentos personales. Saludos.

  12. Alejandro Marino 02/02/2019 @ 12:24 pm

    Fenomeno sincrónico: La señora Isabel, mi anfitriona en Cajamarca dias atrás es orgullosa titular de uno del 64 aggiornado por ella misma con el que sube todas las semanas hasta Celendin para sus actividades de trabajo con adictos en recuperación y como buena fanática adorna la puerta de su casa del Jirón Zepita con la transmision original de su Volks.

  13. danielc 03/02/2019 @ 8:55 am

    Las bandas blancas y algunas actualizaciones, bueno, pero el bordado en el tapizado y el bluetooth están absolutamente de mas.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*