“La” Coupé 2600 y el virus Alfa Romeo (Capítulo IV)

Lao Iacona
Brera 3
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Lluvia

La 2600 ya era historia (ver el Capítulo I), y aunque la vi un par de veces más, su rastro se perdía. En el año 1999 o 2000, me llamaron de Carburando para hacer una nota sobre el auto; estaba en venta en la Av. Eva Perón, en la agencia de Pedro Di Guardo. Cuando llegué, lo primero que hice fue subirme para comprobar si el olor era el mismo. Y efectivamente lo era: cuero, madera, aceite, embrague, todo mágicamente mezclado. Estaba en silencioso perfecto estado; pedían lo que para mí, que había llegado en dos colectivos, era una fortuna. El auto paso a manos del arquitecto Sergio Goldvarg, amigo que vive en Miami y que conserva la 2600 en su mejor forma. Hemos cruzado mails, llamados y toda la info posible en estos años. Celebro que tenga la coupé alguien que la valore como nosotros (Ver el Capítulo II).

1750 Berlina

El virus Alfa seguía activo, y papá tuvo varios más post 2600. Una 1750 Berlina, noble, no muy agraciada, mal llamada Giulia, diseño de Giugiaro. Digo mal llamada Giulia, porque la Giulia viene del lápiz de Scarnatti y el célebre Centro Stile Alfa Romeo, nada que ver con don Giorgetto.

Luego papá compró una muy bella 1750 Sprint Bertone. Auto balanceado, equilibrado, sobrio, una verdadera perfección hacia finales de aquellos años 60 en que había sido dibujada. Al igual que la 2600, era carrocería Bertone y nuevamente de la traza de Giugiaro.

Giulietta bi color

Se sucedieron luego dos Giulietta Ti, una que use casi a diario y hasta para ir a la facultad; roja y blanca, con publicidades de “Giulietta Ti” y “Alfa Romeo” como en la era Vianini; no era la taza de té de cualquiera, pero yo la usaba feliz: caja al volante, escape abierto (en palabras de mi abuela Aida) y muy buena mecánica, andaba todo. Eso sí, de líneas mejor no hablar; era evidente que, si no había volcado le habían dado varios ñoquis. Con la puerta cerrada, sacaba los dedos para afuera…

En esos años papá también compró un Alfa Romeo 1900 CSS carrocería Touring que había pertenecido a un presidente derrocado, y que una revolución libertadora había rematado junto a otros bienes que hoy suenan a nimiedad; a la realidad me remito si no.

La 1900 ex presidente derrocado

Una Semana Santa nos íbamos a Miramar, tablas de surf en el techo del Ford Taunus de la familia, y en pleno viaje papá le pide a mamá que le lea algo. “Alfa Romeo 1900 cupé, sucesión Bullrich. Ver en Fangio Mar del Plata”…¡para qué! El virus Alfa por las nubes. No dormí hasta ver el auto, que efectivamente había sido comprado por Adolfo Bullrich en el aludido remate y estaba en Fangio & Cía en Mar del Plata. Estado: calamitoso, pero un clásico de aquellos. No le faltaba nada, pero había que hacerlo íntegro, todo, todo. Al tiempo papá se cansó de poner plata y no ver avances, y el Alfa partió con nuevos rumbos.

Luego tuvo una Spyder 2000 del año 1972 con hardtop, un Alfa Romeo clásico, heredero de una línea atemporal.

La Spyder

Alfasud 1.5 Sprint, color non-original

Años más tarde se hizo de un Alfasud 1.5 Sprint; lindo, muy lindo y de muy buena mecánica. De este auto fuimos dueños los dos, ya que si bien lo vendió, al tiempo yo se lo compré a quien lo había adquirido, un amigo de papá. Ah… el Alfasud… adivinaron… diseño de Giugiaro.

Cuando mi profesión comenzó a dejar frutos, logré hacerme de una Alfetta 2000L. Auto muy noble, lindo, pero una verdadera “Cal-C Vita” sobre ruedas. Andaba bárbaro, pero la herrumbre se la fue comiendo hasta el Plan Canje…

Alfetta2000L

Luego tuve una Alfetta GT 1.6, probablemente una de las mejores que vi por su estado. Era de mi amigo, ya fallecido, Arturo Castro. Arturo era un gentleman total, gran tipo, que tenía varios Alfa. Me vio joven, alfista y pobre, y accedió a mi pedido de comprarle el auto en cómodas cuotas. Ese gesto nunca lo voy a olvidar. Lo único que hice fue abrirle un poco el escape (nuevamente en palabras de mi abuela Aida) y nada más. Disfruté muchísimo de este auto, muchos años.

Y ya que estamos, la Alfetta GT o GTV, es uno de los grandes trabajos de diseño de don Giorgetto Giugaro.

¿Alguno de estos Alfa había podido reemplazar a la 2600?; negativo (ver Capítulo III). Todos habían llenado el espíritu de la pasión alfista, pero ninguno tenía el peso que al menos para mí, había tenido la «dos-seis».

Los años pasaron y Alfa Romeo presentó en 2002 en el Salón de Ginebra una gran coupé. Digo gran coupé por su tamaño, mecánica, diseño y concepción. Su diseñador era una vez más Giorgetto Giugiaro.

Proto, más grande que la que llegó a la calle

Una coupé con toda la tradición Alfa Romeo encima.

En versión definitiva, algunas arribaron a tierras del plata. Como en mi juventud, la ñata contra el vidrio, no daba crédito a la belleza del auto cuando finalmente vi una en Libertador y Lafinur, en Alfa Romeo. Ahí mismo tracé un paralelo entre la 2600 y la Brera. Ambas provenían del mismo lápiz, de una misma idea: un gran turismo elegante, deportivo, con tradición acuestas.

Nueva en venta 2009

San Telmo, mediados de 2017. Una Brera bordó está estacionada a lado del mercado central, tres amigos toman café y departen sobre las compras que han hecho: fotos viejas, revistas mohosas, una regla de sastrería, un chancho de calesita, dos latas de pomada Cobra para zapatos de los años 30, un afiche de “Obras Maestras del Terror” de Narciso Ibañez Menta.
“¿Y qué vas a hacer con el Alfa?”.
“¿Lo querés?”… se me heló la sangre…
“Sí la quiero…¿pero cómo hacemos?”

A veces, cada tanto, los astros se alinean (y un amigo aparece a dar una mano). Como el día que papá compró La Razón y se bajó del tren en Olivos…o en aquel café en San Telmo, que me permitió casi 33 años después, recuperar un Alfa que lo siento como aquella 2600, que en su interior se respira la mágica mezcla: cuero, aluminio, aceite, embrague.

Fotos: Lao Iacona, Francisco Yantorno, Foto Tillous

Peralte famoso en La Barrosa

11 Comentarios, RSS

  1. José del Castillo 25/06/2019 @ 2:06 pm

    Lindo artículo, lindas fotos.
    ¿ A que se debe el nombre de Brera ?

    • Beppe Viola 26/06/2019 @ 4:05 am

      Brera es un pequenio barrio del centro historico de Milano que rodea la famosa Accademia di Belle Arti di Brera, a pocos cientos de metros del teatro Alla Scala
      Reconocido ahora por ser un caro barrio pintoresco de galerias de arte y bares a la moda, hasta los anios ’70’s era mas conocido por sus burdeles, bares de mala muerte, llenos de malandrines, magos, adivinos y artistas muertos de hambre…

      • José del Castillo 26/06/2019 @ 10:31 pm

        Grazie Beppe, siempre se aprende algo.

  2. charly 25/06/2019 @ 4:47 pm

    Me gusta la gente que tiene pasión básicamente por una sola marca.

  3. Alvaro 25/06/2019 @ 5:15 pm

    Como siempre muy buenas tus notas !!….comparto tu admiración por Giorgetto Giugiaro, que a muy temprana edad diseñó autos con mucha calidad. ¿Tuviste mucho tiempo el Alfasud 1.5 Sprint?…que bien andaba !!!

  4. DMC 25/06/2019 @ 5:47 pm

    Pude ver esta Brera en el último Raduno. Simplemente hermosa. Felicitaciones por el auto.

  5. moncho 25/06/2019 @ 9:15 pm

    Arturo Castro un gentleman tal cual !!!!
    tuve lindísimas charlas con el.
    Era Catamarqueño ,en un Gran Premio invito
    a su casa a muchos participantes y entre
    ellos a Las Suecas,
    Los Alfas mi marca soñada nunca me anime
    a tener uno , por mis dudas sobre el mantenimiento .
    Pero nunca digas nunca !!!
    Muy lindas todas las notas , traen solo lindos recuerdos !!

    • SMRacing 25/06/2019 @ 9:37 pm

      animese Don Moncho! no se va a arrepentir jamas en la vida!

      • Alvaro 26/06/2019 @ 1:51 pm

        Hace 19 años que tengo un Alfa, ha sido y sigue siendo un placer el poder disfrutarlo, nunca he tenido un problema; en cuanto al mantenimiento no es ningún misterio, lo imprescindible es no inventar nada y usar repuestos originales (o muy buenos sustitutos).

    • danielc 26/06/2019 @ 7:35 am

      Anímese, no requieren nada que no requiera otro coche. Un Alfa es un viaje de ida.

      Lo único es que no lo acelere con el motor en frío.

  6. Eduardo Thonis 26/06/2019 @ 5:41 pm

    Muy buenas las notas Lao. Me emocionan.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*