La mejor sorpresa

Hernán Charalambopoulos
Volkswagen-Karmann-Ghia-Type-34-7
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

2014-10-13 15.18.15

Entre las tantas sorpresas que deparó Autoclásica 2014 aparece casi como pidiendo permiso este VW Karmann Ghia T34 proveniente de Uruguay. Estaba estacionado al lado de la muy marketinera Kombi en versión T1 que con su parabrisas retráctil llamaba la atención de los visitantes que casi ignoraban la presencia de este Coupé.

Rara la historia del T34, que fuera presentado en 1961 y que debía reemplazar al carismático deportivo con mecánica VW fabricado por Karmann y diseñado por Ghia (de allí el doble apellido). Quiso la mala suerte que sus proporciones y diseño general tuvieran un dejo de Chevrolet Corvair, que fuera presentado casi al mismo tiempo del otro lado del charco y que por tal razón desistiera Volkswagen de presentar en dicho mercado un auto que podía ser interpretado como la copia barata del modelo de GM. Karmann no se comprometía además a garantizar producción y costos, sobre todo del cabrio, con lo que el proyecto fue derivado a a otros mercados. Se hicieron algo más de cuarenta y ocho mil copias de este modelo entre 1961 y 1969 todos cerrados ya que la versión cabrio nunca pasó de la fase de prototipo por los inconvenientes arriba mencionados.

Hecha esta breve presentación, vale la pena detenerse en el diseño: como primer comentario hay que decir que aquí  la arquitectura general del vehículo marca su pauta, es decir que el motor trasero pide mucho espacio, y el habitáculo queda lanzado hacia adelante, en clara oposición a los parámetros de deportividad de la época que a través de mecánicas ubicadas casi detrás del eje delantero, autorizaban trompas enormes con el habitáculo retrasado, y la posición del conductor muy cercana al eje trasero. No es fácil meter mano en un objeto tan simétrico porque sencillamente no hay chance de desbalancear las masas para imprimirle dinamismo. Aquí se nota la mano del estilista que con sabios toques fue dando movimiento y ligereza a un cuerpo con una carga genética poco envidiable.

2014-10-13 15.20.36

Así y todo, este T34 se las ingenia para presentarse como una alternativa de deportividad y cierta elegancia en el formato de los Coupés del momento. No tiene la potencia del primer Karmann Ghia, pero presenta sin embargo un abanico de elementos y detalles de estilo que lo ubican entre lo más refinado entre sus coetáneos. Muy delicado cada pasaje de superficie y perfectamente integrado cada uno de los componentes en perfecta armonía. Impecable definición de los finos parantes que dejan el habitáculo casi suspendido sobre la robusta pero graciosa carrocería. La masa del vehículo se puede considerar importante, pero esta muy bien aligerada como decíamos por su integración con el techo y por todos los detalles que la hacen más etérea de lo que en verdad es. Dulce y graciosa la presentación del frontal en el que la tosca trompa sin boca, esgrime un doble faro bordeado por sabio bigote. !Bigote sin boca¡ No hay boca porque no hay radiador, por eso no hay parrilla y por eso mismo es tan dificil inventar una cara sin una boca que le ponga el moño.

VW_1500_Karmann-Ghia_Coupe_1962-1

Volkswagen Karmann-Ghia Type 34 (7)

Llama la atención entre otras curiosidades la similitud de la cola con algunos BMW que vendrían años más tarde. Michelotti andaba haciendo de las suyas por todos lados, y sin dudas se le habrá traspapelado algún boceto. Turín era demasiado chica (lo sigue siendo hoy) y los bares a los que iban los diseñadores eran los de siempre. No hay dudas de que todos tenían muy buena relación entre ellos y creaban objetos de un cierto parecido pero con identidades propias. Lo que se dice una escuela definida, aunque con artistas que tenían su matriz particular.

Una pena haberlo visto en Autoclásica casi escondido porque seguramente este auto merecía estar algo más visible como para que el público lo aprecie y lo valore como merece. Sin embargo haber tenido la posibilidad de disfrutar de cada rincón de su silueta, cada cambio de superficie, y entender la mano del creador fue una de las mejores e inesperadas anécdotas que regaló la muestra de San Isidro este año.

2014-10-13 15.18.52

2014-10-13 15.20.28

coupe5

T342

5711-565x349

19 Comentarios, RSS

  1. Qui-Milano 30/10/2014 @ 7:16 am

    Siempre me llamò la atenciòn este modelo de escarabajo vestido de gala,(llamado “razorback” por los Yankees”) quizàs menos elegante del primer Typ 14, pero igualmente interesante y sobretodo muy raro.

  2. DanielC 30/10/2014 @ 7:31 am

    Posiblemente no tenga nada que ver pero me hizo acordar a la Coupé Fiat 2300 de los 60:

    http://cartype.com/pics/6951/small/fiat_2300-s_coupe_61-62_2.jpeg

  3. Qui-Milano 30/10/2014 @ 8:01 am

    DanielC:
    Claro que tiene que ver… La Fiat Coupè 2300 es tambien Ghia, y como bien dijo HC, Torino es chica y sus bares, pocos

  4. Mariana 30/10/2014 @ 8:05 am

    La especie rara del lugar. Linda trompa.

  5. DanielC 30/10/2014 @ 8:27 am

    ¡Jaja, que grande Don Qui!

  6. gallego chico 30/10/2014 @ 9:19 am

    Buenas combinaciones de colores.

  7. Javier M 30/10/2014 @ 9:57 am

    Rara avis, exótico y atractivo.
    Tiemblo solo con pensar en sacarlo a la calle arrugarle algún panel.
    Debe ser uno de los sueños de los fanáticos de VW.

  8. karmannia 30/10/2014 @ 10:53 am

    Al fin una auto como la gente, jajajaja. Algo interesante de lo que dice Javier M es que los karmann no tiene “paneles”, son una sola pieza soldada a mano, debido a que karmann era una carrocería y no tenia balancines lo suficientemente grande como para moldear piezas como guardabarros, por lo que hacian pequeñas piezas que luego se unian entre si. Por ejemplo solo la trompa del T14 tiene 17 partes, todas soldadas posteriormente a mano. Esto tambien hizo que el paso del prototipo al producto de serie (en el caso del T14) es casi imperceptible

  9. Javier M 30/10/2014 @ 1:42 pm

    Jajaja… ahora más que temblar tengo pánico! Como mucho abro el garage y lo dejo que mire para afuera.
    El médico me lo prohibiría, por el cuore vió.
    Igual me parece que la cifra que hicieron es verdaderamente alta, visto el trabajo artesanal que karmannia nos cuenta que tiene.
    Precioso, lo tendría junto a un Fulvia y a un Volvo P1800.

  10. Guevarita 30/10/2014 @ 4:23 pm

    Es verdad, no hay buñas en las uniones de paneles, que laburito.

  11. karmannia 30/10/2014 @ 5:57 pm

    Hay que usarlos pa eso se hicieron, y se se abolla se arregla no es tan grave. Yo lo uso sin paragolpes siquiera jajajaja y no tengo conectada la o bocina jajajajajaja

  12. Qui-Milano 30/10/2014 @ 6:13 pm

    Entonces don Karmannia, como su nick lo dice, tiene Ud un T14??
    si es asi, felicitaciones, es un auto bellìsimo, eso si, pongale los paragolpes y no lo tunee, si?
    saluti

  13. karmannia 30/10/2014 @ 6:20 pm

    si un t 14 del 58 que seguira por ahora sin paragolpes jejeje

  14. Qui-Milano 30/10/2014 @ 6:27 pm

    Se lo consigo yo !! tengo descuentos en Deikaferservice de Siena, pero pongaselos..!!
    Complimenti

  15. ferpisano 31/10/2014 @ 12:19 am

    El diseño es de Sergio Sartorelli jefe de Carrozzeria Ghia. La firma Karmann también construyó varios prototipos de la versión cabriolet que fue ofrecida en los catálogos de VW, pero jamás llegó a ser construida en serie. Hay quienes juran haber conducido una de ellas aquí en Argentina.-

    Al igual que en el caso del VW typ 3 cabriolet, se dijo que no aprobó las severas exigencias del Professor Heinz Nordhof, Director General de la VW, en cuanto la resistencia a la torsión del chasis sin techo.-

    Sus bajos números de producción para los estándares de la VW (que los vuelve tan difíciles de conseguir hoy día), se debió a su alto precio (el doble de un Escarabajo), fabricación artesanal, relativa baja performance (el auto sport más lento del mundo)y el pobre tratamiento de Karmann a la chapa que los hacía muy proclives a la corrosión. Ciertamente tampoco fue ofrecido en forma oficial para el mercado norteamericano.-

    El “Große Karmann”, “Razor Edge” o para nostros el “VW Murciélago”, fue expuesto en el pabellón del Argentina VW Club. Llegó al país a último momento vía Buquebus y en reemplazo de un prometido VW typ 113 “CKD” montando en Nueva Palmira, Uruguay. Ello explica que ni siquiera figurara inscripto en las planillas que el AVC presentó a la organización de Autoclásica. Su generoso propietario es el Dr. Sconfienza de Montevideo, Uruguay, y llegó al país gracias a la gentileza de los Sres. Daniel y Raúl Ferster que lo condujeron.-

    Lamento que le pareciera que estuviera escondido. Conocedores de su rareza tratamos de ubicarlo en la parte más externa del stand para que fuera bien visible desde afuera y llamara la atención del público y jurados. Al paracer no lo logramos, pero también conspiró en su contra el sombrío y alejado lugar que año tras año nos asigna el Club anfitrión. Añoramos las ediciones de Autoclasica al otro lado del Hipódromo.-

  16. Gonzalo 31/10/2014 @ 7:48 am

    salió hoy a la venta en mercado libre uy, por si a alguno le interesa: http://auto.mercadolibre.com.uy/MLU-421937506-karmann-ghia-1964-t-34-aleman-unico-_JM

  17. BMW-Isetta 31/10/2014 @ 10:57 am

    Sinceramente no me parece tan sorpresivo… Tan poco común es esta versión de Karmann Ghia en nuestro país ? Hace un par de años solía ver uno estacionado en Olazábal y Triunvirato, en Villa Urquiza. No estaba impecable pero sí muy recuperable. De todos modos me quedo mil veces con el anterior. Saludos, Ernesto M. Parodi.

  18. Javier M 31/10/2014 @ 11:21 am

    Don Karmannia: Al menos una medallita de San Cristobal!
    Lo felicito: hay que saber cuidarlos, hay que saber disfrutarlos.

  19. edu403 31/10/2014 @ 1:56 pm

    como bien dice el griego diseñador ….. es raro . muy raro . estuvo guardado en nuestro local los dias previos a autoclasica y observandolo con mi padre , coincidimos en que es muy loigrado y ……muy raro .

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*