La pelota no se mancha

Hernán Charalambopoulos
125
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

125

La Paternal, es un barrio que debe su nombre a una estación de tren. Los andenes de “La Paternal” estaban bajo la órbita geográfica de la compañía de seguros del mismo nombre y tal era su importancia que decidieron bautizar la estación con el nombre de la entonces famosa aseguradora.

Pasaron los años, y más de un siglo después la empresa desapareció, pero su nombre sobrevive en cada uno de esos adoquines cansados que se dejan acariciar al pasar. Evocarlo es como suspirar por la Buenos Aires que todos añoran y que ya pocos tienen oportunidad de vivir.

Dentro de esta frenética y camaleónica ciudad, todavía quedan resquicios para retratar una pelota pinchada pero todavía en uso apuntando al improvisado arco hecho con la osamenta descompuesta de un viejo Fiat 125.

A pesar de todo “La pelota no se mancha”, diría el más célebre de los hijos del barrio.

1 Comentario, RSS

  1. Javier M 07/02/2016 @ 12:13 pm

    Estos porteños son unos desaprensivos mirá!!!
    Un auto casi nuevo, traélo pa`ca que lo chochamus lo arman de vuelta.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*